Cronología de la vida sentimental de Taylor Swift: cómo se convirtió en la voz de una generación

Taylor Swift ha decidido qué mostrar y qué esconder obligando a todo el mundo a escuchar y a hablar de sus discos. Con sus relaciones más famosas ha construido una potente narrativa que tiene pendiente a los medios, pero que solo recompensa a sus mayores fans.

Cronología de la vida sentimental de Taylor Swift: cómo se convirtió en la voz de una generación

Taylor Swift. Foto: Getty

Lover es el título del último disco de Taylor Swift y de una de las canciones más potentes que se incluyen en él. Un canto al amor dulce e íntimo que, con toda probabilidad, se convertirá en himno de baile nupcial, donde la compositora establece las reglas compartidas de su relación desde la primera estrofa («Podemos dejar las luces de Navidad hasta enero / Es nuestro sitio, nosotros hacemos las normas»). Lover está dedicada a su actual pareja, el actor británico Joe Alwyn, y no es la única del disco que habla sobre él: I Think He Knows, Paper Rings y London Boy son también flashes de momentos de su relación que se inició en el año 2016.

El momento exacto en que se conocieron no estaba claro hasta que Taylor lanzó la canción Dress, incluida en su álbum Reputation, que trata sobre dos personas que tienen que llevar una relación en secreto, oculta a los ojos de todo el mundo («Nuestros momentos secretos en una habitación llena de gente / No tienen ni idea de ti y de mí»). En la canción, Taylor detalla el momento en el que se conocieron («Tú con el pelo rapado / Yo de rubia platino«). Como Taylor Swift siempre ha sido más de rubio dorado y no había coincidido con Alwyn en ningún evento público, las teorías pronto apuntaron a que la pareja se conoció en la Gala Met de 2016, cuando Taylor todavía salía con el DJ Calvin Harris. Y de ahí el secretismo.

Un mes más tarde, Taylor Swift y Calvin Harris terminaron su relación, y la cantante fue fotografiada besando al actor Tom Hiddleston con el que mantuvo una breve relación de junio a septiembre de ese mismo año.

En Reputation y en Lover, Taylor Swift ha cantado sobre Tom Hiddleston, sobre Calvin Harris pero, sobre todo, ha cantando sobre Joe Alwyn. Con Taylor Swift se hace difícil separar a la persona del personaje. En parte, porque es la propia Swift quien se encarga de ello: letrista y compositora de sus propios temas, no solo canta abiertamente sobre momentos clave de su vida que meses antes han inundado los tabloides y las columnas de cotilleo, sino que confirma o desmiente las teorías sobre ‘de qué va en realidad esta canción’ marcando como favoritos los posts que aciertan sobre sus intenciones a través de Tumblr.

Taylor Swift es la artista millennial por excelencia, que ignora los comentarios de la prensa pero se vale de las redes sociales para mantener una relación con sus fans a través de premios en forma de ‘Me gusta’ para aquellos que escarban entre sus letras y comprenden lo que quería decir. Con ello, consigue que la principal fuente sobre Taylor Swift sea la propia Taylor Swift. La cantante también hace marketing directo: antes de lanzar un nuevo álbum, organiza una sesión privada de escucha de su disco en el salón de su casa con sus fans más acérrimos … que luego se encargan de verificar teorías sobre lo que Taylor Swift les ha contado a través de redes sociales. Y, gracias a ello, podemos elaborar una cronología de su vida sentimental a través de sus discos hasta llegar a Lover, su álbum de amor definitivo.

2008: Taylor Swift y Joe Jonas

Taylor Swift Foto: Getty Images

Taylor Swift salió con Joe Jonas, de Los Jonas Brothers, cuando ambos tenían 18 años. La relación duró de julio a octubre de 2008 y la cosa no terminó bien. En noviembre, Taylor sacó su segundo disco, titulado Fearless donde incluía una canción añadida en el último minuto llamada Forever & Always, que trata sobre la ruptura con Joe Jonas. Como la propia cantante confirmó en el programa de Ellen Degeneres, Joe Jonas dejó a Taylor Swift a través de una llamada telefónica de 25 segundos («Cuando encuentre a la persona adecuada será maravilloso y cuando mire a esa persona no recordaré al chico que me dejó por teléfono en 25 segundos cuando tenía 18», cantaba en Fearless).

La canción resume la historia de muchos amores adolescentes que comienzan con fuegos artificiales sobre una montaña rusa pero pronto viene la caída. En ella, Taylor Swift cuenta cómo Joe Jonas empezó con fuerza, declarándole su amor por todo lo alto, para luego dejar de llamarla de la noche a la mañana y cómo ella se pregunta qué pudo hacer mal: «¿Hice algo fuera de lugar? ¿Dije algo demasiado honesto? ¿Te hice correr y esconderte? / Parecías un niño asustado, te miré a los ojos / Pensé que te conocía, ahora no estoy tan segura«.

Forever & Always fue probablemente la canción que provocó que la carrera de Taylor Swift se encaminase hacia lo que es ahora: un diario emocional y sentimental en el que la cantante ni confirma ni desmiente, pero todo aquel que quiera saber la verdad tiene que escuchar sus discos. «Mi primer álbum es el diario de cuando tenía 14, 15 y 16 años. Mi segundo álbum, Fearless, fue de los 16 a los 18, y así sucesivamente», declaró Swift en una entrevista, «así que mi vida está registrada en entradas de diario desde que tenía 16 años. Me gusta escribir sobre el amor y el amor perdido porque siento que hay muchas subcategorías distintas de emociones en las que luego se puede profundizar. Nunca he echado de menos a dos personas de la misma manera, siempre es diferente para mí. Nunca, cuando me he enamorado de alguien, tuve el mismo sentimiento. Así que creo que existen todas estas diferentes mezclas de emociones que se relacionan con los sentimientos individuales que tienes por las personas individuales».

2009: Taylor Swift y Taylor Lautner

Taylor Swift

La cantante y el actor de la saga Crepúsculo se conocieron en el set de rodaje de Historias de San Valentín, donde interpretaban a una pareja de instituto, y salieron de agosto a noviembre / diciembre de 2009. En 2010, Taylor Swift publicó su tercer álbum, Speak Now, que incluía una balada de disculpa titulada Back To December. La canción trata sobre una relación en la que ella, por no estar en el mejor momento de su vida, no valora a la persona que tiene al lado como debería y, un tiempo más tarde, se da cuenta de su error: «Así que esta soy yo tragándome mi orgullo/ Parada frente a ti diciendo que lo siento por esa noche / Y vuelvo a diciembre todo el tiempo / Resulta que la libertad no es más que extrañarte«. Cuando le preguntaron sobre la inspiración de la canción, la cantante respondió: «Trata sobre una persona que era increíble para mí, simplemente perfecta para mí en una relación, pero yo fui descuidada con él. Es es una canción llena de palabras que le diría, que merece escuchar».

Según los rumores, la canción está inspirada en el día que Swift dejó a Lautner.

Taylor Swift continúa siendo, en este punto, una adolescente que canta sobre sentimientos adolescentes. Una chica a la que un día dejaron y más adelante, ella dejó a otro chico. Una chica que un día se quedó sin explicación y sin cierre y, cuando es ella la que termina, siente necesidad de explicar y pedir disculpas. Es probable que parte del éxito de Swift se deba a su forma de cantar sobre los problemas, dudas e incertidumbres de cualquier otra mujer de su edad.

2009-2010 Taylor Swift y John Meyer

Taylor Swift

La cosa se pone seria: Taylor Swift tenía 19 años, John Mayer tenía 32. La historia empezó como muchas historias del siglo XXI: por Twitter. John Mayer tuiteó que acababa de escribir una canción y esperaba que Taylor Swift hiciese un dúo con él. Por supuesto, Taylor Swift dijo que sí. La canción se titulaba Half Of My Heart y salió unos meses más tarde, pero antes, Taylor y John cantaron juntos en varios conciertos.

La historia duró de diciembre de 2009 a febrero de 2010. Y tampoco terminó bien. John Mayer tenía fama de ligón: había salido con Minka Kelly, Jennifer Love Hewitt, Jessica Simpson y Jennifer Aniston. Después del breve romance con Taylor Swift, se rumoreó un affair con Kim Kardashian. Mayer salió más adelante con Katy Perry, íntima de Taylor Swift hasta la fecha pero que, desde aquel momento, desarrollaron una enemistad histórica. Todo parece apuntar a que Taylor Swift fue una más en su larga lista, para la que utilizó un modus operandi de conquista (mandarle un mensaje privado) que más adelante utilizaría con otras famosas. Se rumoreó que ni la madre de Taylor ni sus amigos aprobaban la relación (o lo que tuviera) con Mayer. Y cuando todo pasó, Taylor escribió una canción al respecto.

Sin sutilezas, el tema se titulaba Dear John y se incluía en Speak Now. Taylor Swift la definió como uno de esos emails postruptura que no llegas a enviar pero necesitas escribir. La letra, tan cruda como directa, acusaba a un hombre mayor de haber jugado con los sentimientos de una chica más joven: «Querido John, lo veo todo ahora que te has ido / ¿No crees que era demasiado joven para jugar conmigo? / La chica del vestido que lloró todo el camino a casa, debería haberlo sabido«. Y continuaba: «Y agregarás mi nombre a tu larga lista de traidoras que no te entendieron / Y miraré hacia atrás y lamentaré cómo ignoré cuando dijeron ‘corre tan rápido como puedas‘». En el puente de la canción, Taylor pensaba en todas aquellas que estuvieron antes que ella: «Todas las chicas a las que has secado / Tienen los ojos cansados y sin vida / Porque tú las quemaste«.

John Mayer comentó en una entrevista en la revista Rolling Stone de 2012 que sintió que Taylor Swift le había humillado con aquella canción: «No merecía algo así. Ahora soy bastante bueno asumiendo la responsabilidad de mis actos, y nunca hice nada para merecer eso. Fue algo horrible por su parte. No me llamó ni me envió un email. Me pilló desprevenido, y me humilló en un momento en que me retrataban de una mala manera. Quiero decir, ¿cómo te sentirías si, en tu momento más bajo, alguien te diese una patada?». Cuando el periodista le preguntó qué tenía que responder sobre el hecho de que Taylor tuviese 19 años y hubiese sentido que jugaba con ella él dijo que no le apetecía comentar. Mayer también aprovechó para decir que, como compositor, la canción de Dear John le parecía «de baratillo».

Pero esta no es la historia de otro hombre que se acuesta con una mujer más joven y no es capaz de gestionar las consecuencias de sus acciones, es la historia de Taylor Swift.

2010-2011: Taylor Swift y Jake Gyllenhaal

Taylor Swift

Los paparazzi pillaron a Taylor Swift y a Jake Gyllenhaal paseando por Brooklyn. Era diciembre de 2010 y la relación no pasó de enero de 2011. Aun así, la pareja tuvo tiempo de hacer viajes de fin de semana y de pasar Acción de Gracias juntos, en casa de la familia de Gyllenhaal. Los rumores sobre la ruptura apuntaban a que Jake Gyllenhaal no se sentía cómodo con la atención mediática que de pronto recibieron, ni con la diferencia de edad entre ambos (él tenía 29 y ella 21).

En 2012, Taylor Swift publicó Red, el álbum con el que se alejaría de su imagen de princesa del country para intentar ponerse la corona del pop. La que después se bautizaría como la Era Roja de Taylor Swift nacía con un disco inspirado en los sentimientos provocados por las relaciones que había tenido recientemente, según explicó la propia artista a través de un webchat: «Todas las emociones sobre las que escribo en este álbum tratan sobre el tipo de relaciones tumultuosas, locas, intensas y semi-tóxicas que he experimentado en los últimos dos años. Todas esas emociones –que abarcan desde el amor intenso, la frustración intensa, los celos, la confusión, todo eso– en mi mente son rojas. Ya sabes, no hay nada en el medio. No hay nada beige en ninguno de esos sentimientos«.

All Too Well era una de las canciones de Red presuntamente dedicada a Gyllenhaal. No era el peor parado de aquel disco. Las especulaciones sobre la canción tienen que ver con una bufanda que Taylor Swift olvidó supuestamente en casa de Maggie Gyllenhaal, hermana de Jake, cuando todo iba bien y que ella menciona casualmente en la canción. Dado el gusto de Taylor por dejar píldoras para sus fans, resultaba curioso que la única vez que mencionase a la hermana de alguien, fuese una hermana de sobra conocida. La canción también relataba escapadas y viajes que coincidían con las escapadas que la pareja realizó. El asunto de la bufanda trajo cola por el siguiente verso de Swift: «Ahora me has mandado mis cosas y yo regreso sola a casa / Pero guardas mi vieja bufanda desde entonces / Porque te recuerda a la inocencia y todavía huele a mí«.

The Last Time es otra de las canciones de Red que supuestamente está dedicada a Gyllenhaal. En una entrevista para NPR, Taylor explicó la inspiración para la canción: «Trata sobre la experiencia que tuve con un chico que no era del todo de fiar. Nunca se sabe cuándo se va a ir, nunca se sabe cuándo volverá, pero siempre regresa», apuntó. La canción trata sobre la promesa que una mujer se hace a sí misma de no escuchar las mismas excusas nunca más.

A pesar de su sonido pop dulce y bailable, las letras de Red representaban el tormento de las relaciones que salen mal: I Knew You Were Trouble, la canción que trata sobre una persona que, a pesar de ver todas las alertas rojas, decide lanzarse a una relación que irremediablemente termina saliendo mal, se rumoreó que trataba sobre John Mayer, pero después quedó claro que trataba sobre Harry Styles (descuida, en breve llegaremos a él). We Are Never Ever Getting Back Together, una magnífica oda al dulce sentimiento de venganza que puede sentir una persona cuando alguien que le ha hecho daño le pide regresar, se rumoreó que también iba sobre Gyllenhaal o Styles. Taylor Swift permitió que los fans y la prensa especulasen. El disco, sin embargo, lograba su cometido: resumir la vida amorosa de cualquier joven de menos de 25 años.

2012: Taylor Swift y Harry Styles

Taylor Swift

Cuando los fotógrafos les pillaron paseando por Central Park seguro que se frotaron las manos: una de las cantantes del momento junto con el líder de la boy band del momento. Taylor Swift y Harry Styles (Haylor) tuvieron un romance breve pero intenso. La pareja comenzó a salir en algún momento de otoño de ese año, quizás antes, y los rumores comenzaron porque ambos fueron vistos portando dos collares idénticos con aviones de plata. Este detalle tendrá su importancia. La pareja lo dejó en enero de 2013 y, durante ese tiempo, debido a los horarios apretados de ambas estrellas, la cosa no fue fácil: hacer coincidir agendas era complicado. Mientras estuvieron juntos, la pareja estuvo supuestamente involucrada en un accidente con una moto de nieve. Este detalle también tendrá importancia.

«Supongo que a ti todo te daba igual / Y supongo que a mí eso me gustaba«, decía la letra de I Knew You Were Trouble, «Porque sabía que eras un problema cuando entraste / Así que la culpa es mía ahora / Me hiciste volar a lugares desconocidos / Y entonces me bajaste«. Pero las cuentas no cuadran a sus fans: si Red salió en octubre de 2012, ¿escribió la canción sobre Harry mientras estaba con Harry? ¿Añadió uno de sus mayores hits en el último momento, durante uno de sus baches? Poco importaba ya: la reina de la narrativa sentimental zanjó cualquier duda sobre la canción en la ceremonia de los BRIT Awards, un evento al que fue Harry con One Direction, y cantó la canción delante de él engalanada en un vestido de novia. Después de la actuación, le dijo a la prensa: «No es nada difícil interpretar esa emoción cuando la persona a la que está dirigida está justo delante del escenario, mirando».

2013-2014: Taylor Swift y Taylor Swift

Taylor Swift

En una entrevista para Rolling Stone en 2014, Taylor Swift reconoció que no había vuelto a salir con nadie desde Harry Styles porque «no tenía energías»: «Siento que ver mi vida amorosa se ha convertido en un pasatiempo nacional. Y ya no me siento cómoda ofreciendo ese tipo de entretenimiento… así que ya no salgo con nadie. Tengo amigos a mi alrededor todo el tiempo. He empezado a pintar. He estado trabajando mucho. He comenzado a sentirme orgullosa de ser fuerte. En términos de felicidad, nunca he estado más cerca».

En octubre de ese mismo año, Taylor Swift lanzó su quinto álbum, el ya emblemático 1989. Durante el tiempo acontecido entre Red y 1989 pasaron muchas cosas: Taylor Swift se había convertido en una estrella pop internacional con la prensa siguiendo cada uno de sus pasos. Su vida sentimental, siempre destacada por encima de su música, le había valido el odio irracional de muchos detractores y un sinfín de comentarios jocosos en los medios: la burla habitual era que Swift salía con demasiada gente y que nadie la aguantaba más de unos meses. Taylor se había convertido en un meme y entonces hizo lo que mejor sabía hacer: responder a través de la música.

El primer single de 1989 fue Shake It Off, donde la artista se reía de todos los comentarios maliciosos que se hacían sobre ella y argumentaba que, en realidad, la gente no sabe nada sobre su vida: «Me quedo hasta muy tarde / Tengo la cabeza hueca / O eso dice la gente: sí, sí / Eso dice la gente: sí, sí / Tengo un montón de citas / Pero no consigo que ninguno se quede / O eso dice la gente: sí, sí / Eso dice la gente: sí, sí».

Blank Space era otra canción dirigida directamente a los medios cuya intención era exagerar el retrato que los medios hacían sobre cómo era su vida amorosa: «Cada pocos años, los medios de comunicación encuentran algo que acuerdan por unanimidad que es lo que yo soy. En 2012-2013 pensaron que estaba saliendo con demasiados, porque salí con dos personas en un año y medio. ‘Oh, es una adicta a las citas. Solo escribe canciones para vengarse emocionalmente de los chicos. Odia a los hombres, no la dejes cerca de tu novio’. Fue un poco excesivo y al principio fue doloroso, pero luego encontré un poco de comedia», declaró en una entrevista. Para el videoclip, creó un personaje inspirado en lo que había leído sobre ella: «Si entras en webs de cotilleos, describen como soy de una manera que es totalmente opuesta a lo que realmente soy: según ellos soy necesitada y horrible y lanzo cosas por el aire y hay un montón de drama. Un desastre emocionalmente frágil e impredecible. Así que construí ese personaje: vive en una mansión con suelos de mármol, viste de Dolce & Gabbana y lleva animal print de manera no irónica. La mitad de las personas entendieron la broma, la otra mitad pensó que estaba saliendo del armario como la psicópata que realmente soy. Las dos cosas me parecen bien. Fui número uno por ocho o nueve semanas consecutivas, así que no tengo ninguna queja». Blank Space tiene frases como «Tengo una larga lista de ex novios / Que te dirán que estoy loca / Porque sabes que a mí me gustan los jugadores / Y a ellos les gusta el juego».

1989 también fue catalogado por algunos medios como el disco dedicado a Harry Styles. Si previamente se había ahorrado cualquier sutileza titulando Dear John a una canción, en 1989 tituló a otra Style. La cantante confesó que la canción iba sobre la relación que tuvo con él y la inspiración vino al ver unas fotografías juntas y pensar que eran una de esas parejas «que nunca pasan de moda» («Tú tienes esa mirada a lo James Dean / Y yo llevo los labios rojos, un clásico, como te gusta a ti»). Pero Style no es una canción de venganza, sino de madurez. En una entrevista con Ryan Seacrest para iHeartRadio, la cantante lo explicó: «En mis álbumes anteriores tenía canciones que eran un poco como ‘yo tenía razón, tú estabas equivocado, hiciste esto, me hizo sentir así ‘. En un sentido muy recto de lo correcto y lo incorrecto en una relación. Lo que sucede cuando maduras es que te das cuenta de que las reglas en una relación no están tan claras y que se vuelven complicadas rápidamente, y no hay un caso claro de quién tenía razón o quién estaba equivocado«. En Style, Taylor Swift cantaba: «Y yo digo: ‘he oído que has estado por ahí con una chica, con otra chica’ / Y él dice: ‘Lo que has oído es verdad, pero no dejo de pensar en ti’ / Y yo digo: ‘Ya me ha pasado más veces'».

Aunque Taylor Swift nunca lo ha reconocido, Out of the Woods es otra de las canciones de 1989 que trata sobre Harry Styles. Dos detalles de la letra lo dejaron claro para sus fans: el primero, la frase «Decidimos mover todos los muebles para poder bailar / Como si tuviéramos una oportunidad / Dos aviones de papel volando, volando, volando» que se asumió que hacía una referencia a aquellos colgantes con un avión que la pareja llevó a juego que Taylor menciona en la misma estrofa («Tu collar colgando de mi cuello»). El segundo, una referencia a un accidente, presumiblemente a aquel accidente en la nieve, que Taylor y Harry vivieron juntos.

Out of the Woods, según explicó la cantante, trata sobre las relaciones frágiles: «Conjuga toda esa sensación de ansiedad que tuve en una relación que estaba a la vista de todo el mundo y que todo el mundo estaba comentado. Te sientes todo el rato como: ‘¿Hemos salido ya del bosque? ¿Hemos llegado al claro? ¿Qué va a pasar después? ¿Duraremos una semana más?’. Fue interesante escribir sobre una relación en la que en todo momento estás pensando: ‘Seguramente no vaya a durar pero, ¿cuánto durará?'».

Dentro de la serie de pistas y detalles que Taylor Swift le regala a sus fans hay una norma: la canción número 5 de todos sus discos es siempre una balada emocionalmente vulnerable. En 1989, la canción número 5 era All You Had To Do Was Stay. La canción trata de la indecisión de un chico que va y viene, mientras que la chica lo único que necesita es que se quede. Taylor Swift no ha contado sobre quién iba esta balada, pero sí reconoció que se le ocurrió después de soñar que un ex volvía.

I Wish You Would también trata sobre Harry Styles, según publicó uno de sus fans que asistió a una de sus sesiones secretas: «Taylor dijo que escribió I Wish You Would un par de meses después de que ella y Harry rompieran y decidieran volver a ser amigos. Taylor dijo que era la primera vez que se hacía amiga de un ex hasta el punto de que se sintieron lo suficientemente cómodos para hablar sobre por qué la relación no funcionó. Ella dijo que él le confesó que, después de que se separaran, compró una casa literalmente una calle adyacente a la suya. Todos los días conducía a su casa y accidentalmente giraba hacia su calle porque solo quería detenerse en su casa y verla, pero nunca lo hizo. Ella dijo que esta canción trata sobre cuando él estaba en el coche tomando la decisión de ir a verla mientras ella estaba sentada en su habitación. Ella lo comparó con una película clásica de John Hughes donde ambas partes quieren lo mismo pero ninguna tiene las agallas para decir nada».

Clean es otra canción que parecía dirigida a Harry Styles: trata de una persona que recuerda una relación pasada con cariño, le desea lo mejor a su ex y se siente completamente limpia. Taylor Swift escribió la canción en Londres: «Estaba en la misma ciudad que una persona con la que salí un tiempo y hasta después de dos semanas no me vino a la cabeza. Cuando de repente me di cuenta pensé ‘Espero que esté bien’. Y nada más».

2015-2016: Taylor Swift y Calvin Harris (y Tom Hiddleston)

Taylor Swift Foto: Getty Images

El 20 de febrero de 2015, Taylor Swift y Calvin Harris se conocen en los Elle Style Awards. Al día siguiente vuelven a coincidir en los BRIT Awards, donde un fotógrafo les toma una instantánea mientras charlaban con Mick Jagger. En marzo de 2015, ya hacían la compra juntos y en abril, la cosa parecía ir muy en serio: Taylor Swift le presentó a sus gatos. En mayo acudieron juntos a una entrega de premios y, por si cabía alguna duda, en junio Taylor subió la primera fotografía juntos a Instagram. En marzo de 2016 celebraron un año juntos y en abril, Taylor le mencionó al recibir un premio: «Por primera vez tengo a la persona más increíble con la que volver a casa cuando los focos ya no me apuntan y la gente se ha marchado». En mayo de 2016, Taylor Swift baila con Tom Hiddleston en la Gala MET. El 2 de junio aparecen los rumores de ruptura y el 3 de junio, Calvin Harris confirma esos rumores a través de un tuit: «La única verdad es que nuestra relación ha llegado a su fin y lo que queda es muchísimo amor y respeto». Taylor retuitea a Calvin. Parece una ruptura amistosa.

Pero no. El 15 de junio el diario The Sun publica una fotografía de Taylor Swift besando al actor Tom Hiddleston –sí, el del baile–. Después de eso, Calvin Harris deja de seguir a Taylor Swift en todas las redes sociales y borra todas las fotografías en las que aparecían juntos. Como respuesta, Taylor Swift hace lo mismo. A partir de entonces, Calvin Harris empieza a lanzar mensajes encriptados en redes sociales: cuando Hiddleston apareció sin camiseta en la revista W Magazine, Harris publicó en Instagram una foto sin camiseta. En comentarios ahora eliminados de su Instagram, Harris publicó sentirse «libre, no celoso», acusó a Taylor de «controlar su imagen y su reputación» lo que lo hacía «peor a sus ojos», dando a entender que la ruptura había sido una liberación para el DJ.

Mientras tanto, Taylor y Tom vivían su verano del amor: estuvieron en Nashville, en casa de la cantante junto a su familia, y también de vacaciones en Roma. Como respuesta, Harris publicó fotos en un barco rodeado de mujeres con la frase «Yo escribo canciones». Taylor Swift fue fotografiada bañándose con Tom Hiddleston mientras este llevaba una camiseta que ponía «I Love T.S», y después hicieron juntos un viaje a Australia.

En julio, Calvin Harris sacó un tema llamado Olé junto con John Newman cuya letra decía: «He visto online que te has convertido en una chica buena y viajas con tu novio, siendo atenta / Sigue fingiendo». Y se abrió la polémica sobre otro tema This Is What You Came For, la canción que Harris hizo con Rihanna y que era un trabajo que Taylor Swift había realizado para Harris bajo seudónimo. Aparentemente, aunque ella no quería que se supiera que era su canción, se sintió dolida cuando Harris dijo en una entrevista que «no se veía colaborando con Taylor en el futuro», cuando todavía eran pareja y su representante terminó revelando a un medio que Swift había hecho esa canción. Cuando saltó la noticia, Harris dijo que Taylor Swift «lo había estropeado todo, como siempre» y publicó una serie de tuits donde decía «Imagino que ahora estás muy feliz en tu nueva relación así que mejor céntrate en eso en lugar de intentar arrastrarme». Estos comentarios avivaron el fuego de la vieja polémica que Taylor Swift tenía con Kanye West y llevaron a Kim Kardashian a publicar una llamada en la que, supuestamente, Taylor Swift aprobaba las letras de la canción Famous («Creo que Taylor y yo nos acostamos / Hice famosa a esa z***«). Pero en la llamada Kanye West revelaba solo parte de la canción. Kim, Kanye y Harris se convirtieron en aliados y Taylor Swift desapareció de redes sociales en noviembre de 2016. También terminó su relación con Tom Hiddleston.

2016: Taylor Swift y Joe Alwyn

Taylor Swift

Después de la sucia ruptura con Harris, la polémica con los Kardashian-West y la mala prensa tras su verano de amor con Hiddleston, Taylor Swift se mudó a Londres y desapareció de redes sociales para alejarse de la sobrexposición de la prensa. En Londres comenzó a salir con Joe Alwyn.

Tras pasar casi un año escondida, Taylor Swift publicó en agosto de 2017 Look What You Made Me Do, el primer single de su nuevo álbum Reputation. La Era Reputation se conoce como la más oscura de Taylor Swift y este, el disco que ella considera el más catártico. Trata sobre su relación con la fama, los rumores y la imagen que se proyecta son ella. Trata, indudablemente, sobre la reputación, y sobre el lado oscuro de ser una estrella del pop. Incluso la apariencia de Taylor Swift cambió por completo, adoptando colores más oscuros para vestir, el cabello tirando a platino, y un maquillaje cargado inusual en la artista, además de, por supuesto, las serpientes. Tras el drama Harris/Kardashian/West, los comentarios de las redes sociales de Taylor Swift se llenaron de serpientes a modo de insulto, por considerar a Swift una persona poco de fiar. Taylor Swift se apropió del insulto, y Reputation está lleno de serpientes por todas partes.

El único lado luminoso de Reputation es el que le dedica a Joe Alwyn y al amor. Taylor Swift reconoció que todas las canciones positivas del disco trataban sobre su relación con Alwyn. La canción número 5 del disco (es decir, la balada vulnerable) se titula Delicate y trata sobre las dudas de Taylor antes de confesarle sus sentimientos a Joe, como ella misma aclaró en iHeartRadio: «La idea de la reputación es algo en lo que toco durante todo el álbum, pero cuando el álbum comienza es mucho más rimbombante. Es más como, ‘Oh, no me importa lo que digas de mí, no me importa lo que digas sobre mi reputación, no importa’. Pero luego llega a este punto, en la pista cinco, donde es como lo que sucede cuando conoces a alguien que realmente quieres en tu vida y luego empiezas a preocuparte por lo que habrá podido escuchar sobre ti antes de conocerte. Y comienzas a preguntarte: ‘¿podría algo falso, como tu reputación, afectar algo real, como esto?’. Y este es el primer punto de vulnerabilidad en el disco». En la letra, Taylor Swift canta: «Mi reputación nunca ha sido peor / Así que espero gustarte por lo que soy / No podemos hacer una promesa ahora, ¿verdad? / Pero podemos hacernos una copa».

Es en este disco donde también se encuentra Dress, la canción donde revela cuándo conoció a Joe Alwyn y cuya letra trata del momento en que dos personas descubren que quieren estar juntos: «Di mi nombre y se parará todo / No te quiero como a un mejor amigo / Solo me puse este vestido para que me lo puedas quitar».

2019: Taylor Swift, Joe Alwyn y Lover

Taylor Swift Foto: Getty Images

En los primeros segundos del videoclip de ME!, el primer single de Lover, observamos a una serpiente arrastrándose sobre un suelo de baldosas de colores. Taylor había vuelto. La serpiente se lanza dos veces hacia la cámara, intentando morder al espectador, pero la tercera vez que intenta morder, la serpiente explota convirtiéndose en mariposas. Taylor Swift utiliza los primeros tres segundos de presentación de su nuevo álbum para cerrar una etapa y abrir otra: si Reputation había surgido del momento más oscuro y bajo de toda su carrera, en Lover volvía la Taylor luminosa de otras épocas.

Pero para abrir nuevas etapas es siempre recomendable cerrar otras y, salvo algún pequeño guiño en Look What You Made Me Do, es cierto que Taylor Swift no se había pronunciado sobre su relación más duradera y quizás más fatídica hasta la fecha: la de Calvin Harris. Lover, el disco del amor, abre con una canción titulada I Forgot That You Existed, dedicada presumiblemente a Harris. 2Me olvidé de tu existencia / Pensé que aquello me mataría, pero no lo hizo / Y me sentí tan bien / Tan en paz y tan tranquila / Me olvidé de tu existencia / No es amor, no es odio, es indiferencia». Taylor hace referencia a los tuits publicados por Harris en 2016: «Me olvidé de que tú hiciste palomitas mientras mi reputación caía en picado«. La canción trata de la sensación de paz que una persona alcanza cuando descubre que alguien de su pasado ya no tiene importancia, aunque en aquel momento pensara que sería el fin.

La segunda canción del álbum se titula Cruel Summer, y aparentemente, está inspirada en el verano de 2016 que pasó junto a Tom Hiddleston y recibió duras críticas llegando a afectar a su salud mental. Taylor canta sobre el «verano cruel» en el que «tú me dejaste sola».

La tercera canción del álbum, sin embargo, cambia totalmente de tercio. Se trata de Lover, el romántico tema dedicado a Joe Alwyn mencionado al inicio de este artículo. El resto del álbum incluye otras canciones dedicadas a Alwyn, entremezcladas con canciones más comprometidas como The Man, donde Taylor Swift imagina cómo hubiese sido su vida si hubiese sido un hombre, haciendo un análisis sobre los dobles estándares para medir a hombres y a mujeres, o You Need To Calm Down, una canción en contra de la homofobia y a favor de la libertad.

Taylor Swift fue descrita por el periodista Rob Sheffield de Rolling Stone como «una de las grandes mentes maestras del pop de todos los tiempos». Su poder de reinvención, incluso en la etapa más oscura que culminó en Reputation, no va solo de un look, un cambio de sonido o una colaboración con el DJ del momento, sino sobre sí misma. Su reinvención es la evolución natural de su persona, seguida por la de su personaje. Y parte de su éxito se basa en eso: en haber sabido leer, entender y empatizar con sus fans, a los que ha acompañado desde los 18 hasta los 30 años. Parte de las críticas vertidas sobre ella tienen un evidente sesgo de género: en una sociedad a la que no le gusta hablar de sentimientos y se encarga de silenciar las voces de muchas mujeres, que Swift los cante a todo volumen en todas las emisoras de radio debe ser demoledor. Swift nunca se ha avergonzado de tener sentimientos y el intento de la prensa por ridiculizarla o reirse de su vida sentimental solo ha echado gasolina a su máquina de inspiración. Taylor Swift cantaba sobre rupturas y relaciones adolescentes porque era adolescente, sobre relaciones tóxicas y hombres tóxicos cuando era una joven veinteañera, sobre creer haber encontrado el amor y haberlo perdido, sobre levantarse y perdonar y dejar atrás el pasado y afrontar el futuro con la madurez que aporta la treintena. El diario emocional de Taylor Swift, vertido al público a través de sus canciones, es el diario emocional de toda una generación de millennials como ella. Y la narrativa amorosa que la cantante ha establecido no suena impostada porque la prensa se ha encargado de verificar que todo era verdad. Pero es que al final los fans de Taylor Swift no se identificarían con ella si no fuese por las letras de sus canciones, que no hablan de Jonas o de Styles o de Harris, hablan de todos ellos.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa