Clémence Poésy: «Para vestirme sigo mi instinto; la ropa es tu segunda piel»

Con 29 años disfruta de las posibilidades de viajar que le brinda su trabajo y se cuela con la misma frescura en la moda, el cine o la televisión.

Clemence Poesy

Puro sabor francés. Su belleza es tan suave como su acento, y su inocencia coexiste con su inteligencia. No hay nada fingido en la naturalidad de Clémence Poésy, de 29 años, cuyos ojos brillan con tal intensidad que parece mentira que acaba de llegar del otro lado del charco. París, Londres, Nueva York, Los Ángeles. Cine, moda, música o fotografía. Está acostumbrada al movimiento. Cualquier expresión artística es buena para esta mujer ávida de cultura que adora a Rimbaud, es bilingüe e idolatra a Catherine Deneuve y a Jeanne Moreau, además de a todo lo que lleva el nombre de Chanel. Es a la vez musa de Karl Lagerfeld y Nicolas Ghesquière, el rostro fotografiado en más de una ocasión por Inez van Lamsweerde & Vinoodh Matadin o simplemente la Fleur Delacour, que encandiló al amigo de Harry Potter. Pero hoy viene en vaqueros, rodeada de jeans, como el nuevo rostro de G-Star Raw para presentar en Beverly Hills su última colección.

¿Cómo es Clémence fuera de la luz pública?

Recientemente Kirsten Dunst comentaba que ella es incapaz de vestirse sola. ¡Mentirosa! La conozco y todo lo que lleva le luce maravillosamente. Yo no trabajo con ningún estilista. No sé si soy buena a la hora de vestir, pero sé que soy yo. Es importante seguir tu instinto a la hora de elegir la ropa. Es tu segunda piel. Sería más fácil contar con alguien profesional, pero perdería mi contacto y la relación que me une a las casas de moda. Además, siempre trato de contar una historia con lo que me pongo, incluso si soy la única que la entiende.

¿Qué intenta contar hoy?

Una historia de rock & roll, rompedora. Llevo ropa que nunca pensé que vestiría.

¿Era este su sueño cuando se sentía como el patito feo de la escuela?

No sé cuál era mi sueño, pero desde luego nunca pensé en esto. No me imaginé que viviría lo que estoy viviendo, aunque lo que sí sé es que me hizo más fuerte. Me hizo una persona más creativa. Quiero ser yo en lugar de ser como el resto piensa que debo de ser.

Dado su amor por la moda, parece demasiado banal preguntar por su carrera cinematográfica: Harry Potter y el cáliz de fuego, su paso por 127 horas y Escondidos en Brujas.

Mi interés es el mismo! Amo la interpretación y eso es lo que quiero hacer, pero mi forma de trabajar en cine consiste en alimentarme de otras muchas fuentes. Para una sesión fotográfica de moda la preparación es diferente, y de algún modo más difícil, porque todo ocurre muy rápido. En un set tienes semanas para confiar en el director. O no. Para una sesión fotográfica me monto en el avión e intento dormir. Esa es toda mi preparación.

¿Se siente como un pez fuera del agua en Hollywood?

Mi casa está entre París y Londres, porque es donde paso más tiempo. Pero no tengo ningún problema con Hollywood. Cuando leo una entrevista con Brad Pitt me identifico con él porque tampoco parece descansar, está lleno de mis mismas inquietudes. Y no se puede ser más Hollywood que él.

¿A qué se debe esa vida itinerante que lleva?

A mi trabajo. Pero me encanta la posibilidad de viajar que me ofrece. Es una experiencia que te abre al mundo, te hace pensar en quién eres y aviva tu curiosidad. Me gusta vivir en un mundo donde todo se siente tan cerca. Pero si no tengo nada que hacer también disfruto estar en casa y vaguear.

¿Cuál es su lugar preferido de París?

Hay una librería llamada Shakespeare & Company. Un sitio maravilloso y lleno de inspiración, que desafía las reglas del mundo contemporáneo. Si no me siento bien, pasarme por allí me hace sentir mejor.

Confiese, los vaqueros tienen un espacio preferente en su armario.

¿A quién no le gusta un vaquero? El que diga lo contrario no tiene sangre en las venas. Está probado que con un vaquero puedes hacer lo que quieras y a mí me gustan las prendas que puedes usar todo el día, las que te valen para cualquier ocasión.

¿Y en una alfombra roja?

¡Touché! (risas). No es lo mismo que llevar un vaquero (risas). Pero tengo el privilegio de estar en contacto con firmas como Chanel que me hacen cosas muy cómodas para esas ocasiones.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa