De Brad Pitt a Harrison Ford: 10 anuncios japoneses delirantes con famosos

Como si de Bill Murray en Lost in Translation se tratase, estos 10 consagrados actores de Hollywood protagonizan los anuncios nipones más surrealistas.

anuncios japoneses brad pitt

Tom Hiddleston ha sido objeto de burla hace unos días por una publicidad de Centrum en la que el actor prepara el desayuno a una mujer invisible, sin olvidarse de recordarle que tome sus vitaminas. Si hablamos de superhéroes, al Loki de Vengadores le ha ido peor que a Matt Bomer, emulando a Superman en un anuncio de Toyota. Y es que los japoneses siguen siendo los mejores a la hora de empujar a las estrellas de Hollywood a que pierdan los papeles presentando sus productos. Si la campaña de un adicto Nicolas Cage a los populares juegos Pachinko es historia televisiva, no se quedan atrás algunas de las campañas más recientes. Antes, los actores se desmelenaban porque estas fantasías no saltaban el charco. Con la llegada de YouTube se ha confirmado que a las estrellas de Hollywood les da igual hacer el ganso con tal de llevarse la pasta.

 

1. Brad Pitt
Lo que no ha conseguido (por el momento) el cine lo ha logrado un anuncio nipón de SoftBank. En 2008, Wes Anderson dirigió a Brad Pitt en un delicioso corto para la compañía de teléfonos móviles. Se inspiró en Las vacaciones del señor Hulot, de Jacques Tati. Cuando acaba ‘Poupée de Cire, Poupée de Son’, de France Gall, se escucha una voz que exclama de forma sarcástica: “Brad Pitt, ponte a trabajar”. El actor tiene otro par de anuncios dirigidos por Spike Jonze y Wong Kar Wai. De su juventud nos quedamos con el que rodó para el café Roots.

2. George Clooney
Nada de café Nespresso: en Japón, George Clooney prefiere la cerveza. En un anuncio de 2014 bastante críptico, el actor pinta una idílica casa en medio del campo y lo hace de verde, como la etiqueta de la cerveza Kiri que anuncia. Cuando un pajarito se le acerca y le mancha su (poco apropiada) camisa blanca, Clooney sonríe complaciente y dice, con una voz grave que recuerda a la de Batman: “Se siente bien”. Con esa misma sonrisa que desarma, anunció en 1984 un móvil para coche XXL (era lo que había) de la marca Pioneer.

3. Johnny Depp
Otra marca de cerveza, Asahi, contó en 2015 con el actor potenciando su faceta más cañera. Le unió al popular cantante y actor Masaharu Fukuyama, con el que se enzarza en una batalla de guitarras. El capitán Sparrow ni se inmuta ante el helicóptero que sobrevuela la azotea. “Una Super Dry, una sola vez”, anuncia la edición limitada. En los 80, a Johnny Depp le gustaban más las burbujas de Pepsi, aunque el look rockero sigue siendo marca de la casa, como con el anuncio dirigido por Jean-Baptiste Mondino de Sauvage, de Dior.

4. Harrison Ford
Para qué llamar al Rubius. En Japón, Harrison Ford es más famoso que en EE UU y Playstation se puede permitir el lujo de hacernos creer que Han Solo es un jugón. La conexión entre el actor y el videojuego Uncharted 3 hay que buscarla en el personaje Nathan Drake, fiel seguidor de las andanzas de Indiana Jones. Tan sorprendidos como el actor, que parece flipar él mismo a los mandos, exclama: “Sugei, wow!” (¡increíble!). A pesar de su cara de pocos amigos, Ford es un cachondo: lo demostró en una sauna para la cerveza Kirin y en la última SuperBowl dudando de Amazon.

5. Hugh Jackman
La primera vez que el actor apareció en una campaña televisiva lo hizo a nivel mundial para Lipton, incluyendo un anuncio japonés en el que baila en un hotel una coreografía que recuerda a la que protagonizó en una de las ediciones más memorables de los Oscar. Siguiendo la estela de otros actores como Sylvester Stallone o Tom Selleck, el actor bebe el té helado y se le van los pies. Ese mismo año protagonizó otro anuncio, más agresivo, al estilo Lobezno, para la cerveza Asahi.

6. Leonardo DiCaprio
Raro, raro ver a Leonardo DiCaprio preparándose un copazo de bourbon Jim Bean. Ya lo anunció en prensa el mismísimo Sean Connery cuando triunfaba como James Bond en los años 60. Con su misma elegancia en la campaña de 2013, el actor de El renacido pica hielo y sonríe a cámara compartiendo una especie de confesión: “Bourbon, genial. ¿Qué más hay que decir?”. Difícil olvidar al actor cuando era un crío mascando chicles Bubble Yum.

7 y 8. Bruce Willis y Arnold Schwarzenegger
Tal para cual. En 2014, los veteranos actores se transformaron en mineros para promocionar el café Kowa, sin importarles afirmar que el líquido era el mejor suplemento energético contra el agotamiento físico. “Poweeer!”, gritan poseídos por la cafeína. Bruce Willis ya le daba al granizado de té verde para anunciar un coche Subaru, pero lo de Suasi se lleva la palma: protagoniza recopilaciones de hasta 30 anuncios nipones: se ha especializado en bebidas energéticas y en comer ramen.

9. Elijah Wood
Seguramente no era su intención, pero con este anuncio de Toyota pasarás miedo. En 2014, el actor aparca su coche familiar y saluda a un conejo animado a lo Peter Rabbit. ¿Qué? Cuando se agacha a la altura del animal, a Frodo solo le falta imitar al Gollum de El señor de los anillos y decir: “Mi tesoroooo”. Sin la misma dentera, pero con similar mala leche implícita, de niño Elijah Wood fue un boy scout vengativo que comía patatas Lay’s.

10. Richard Gere
Después de rompernos el corazón con Hachiko, aquel drama inspirado en el perro nipón que esperaba a su dueño fallecido, al veterano actor le llamaron los de Orangina para homenajear en 2012 a Tora-san, un icónico personaje interpretado por Kiyoshi Atsumi que aparece en casi 50 comedias japonesas. En el anuncio del refresco, el actor cree ser el centro de atención de los coqueteos de una camarera. Gustó tanto, que repitió dos años después. Su relación con el mercado japonés comenzó en los 90 con una campaña para las aerolíneas del país y, ojo con el coqueto actor, para el salón de belleza Dandy House.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa