6 cosas (raras) que no sabías sobre Shailene Woodley

La protagonista de 'Bajo la misma estrella', inminente taquillazo del verano, presume de comer arcilla y de broncear su vulva. Así es la actriz que ha robado la popularidad a Jennifer Lawrence.

Shailene Woodley

Foto: Getty

Es la nueva chica de moda. La prensa de todo el mundo la equipara y enfrenta con Jennifer Lawrence adjetivándola como su relevo en el star system. Tampoco faltan quienes la encumbran como la nueva novia de América. Aunque la pudimos ver en Los Descendientes y en Divergente su verdadero éxito ha sido encarnar a una adolescente enferma de cáncer en el drama lacrimógeno que está triunfando en Estados Unidos: Bajo la misma estrella.

En España el estreno de esta cinta, adaptación de la novela de John Green, se ha adelantado al 4 de julio debido a las peticiones 'twitteras' de los fans españoles de la historia. Mientras esperamos para ver a Woodley en pantalla, repasamos las 6 'rarezas' que no sabías de ella:

1. Come barro

La actriz confesó en el talkshow de David Letterman que ingiere barro como parte de una dieta de desintoxicación. “La arcilla ayuda al cuerpo a expulsar aquello que no necesita”, afirmó. En una entrevista en Into the gloss entró en detalles: “La primera vez que escuché hablar sobre los beneficios de comer barro fue hablando con un taxista africano. En su país, las mujeres lo comen […] Una amiga mía empezó a ingerirlo y al día siguiente me llamó preocupada porque su caca olía a metal. Ambas investigamos un poco y es algo normal. Cuando empiezas a comer tierra tus deposiciones y orina huelen así porque ayuda a eliminar los metales pesados e isótopos negativos del cuerpo”. Aunque lo mejor será no intentarlo en casa, la actriz aconseja preparar adecuadamente la arcilla para evitar sufrir envenenamiento por ingestión de arsénico o plomo.

BBGafasSol

2. Fabrica su propia pasta de dientes y broncea su vulva

A la actriz le gusta elaborar de forma natural sus propios productos de belleza e higiene. Para lavarse los dientes recurre a su ingrediente estrella (la arcilla) y la mezcla con aceites esenciales y coco. Según afirma, esta pasta dental casera limpia mejor la placa y blanquea la dentadura. Como si de un medicamento se tratase, Woodley se la traga. Respecto al maquillaje, prefiere prescindir de él en su día a día. Cuando lo usa, apuesta por la marca 100% Pure que utiliza ingredientes naturales en una amplia gama de productos que la actriz adora (excepto la máscara de pestañas). Su amor por lo natural hace que reniegue de las extensiones, las pestañas postizas y hasta del champú, ya que confiesa que solo se lava el pelo una vez al mes. Lo que sí acostumbra a hacer es tomar el sol. Aunque no lo hace con los mismos objetivos que el resto de los mortales. Lo que ella busca es que sus partes íntimas obtengan la vitamina D necesaria para prevenir y evitar infecciones y hongos vaginales.

Hair

3. Tiene un gran cacao mental sobre el feminismo

En una entrevista a Time, Woodley fue interpelada sobre si se consideraba o no feminista. “No soy feminista porque me encantan los hombres y porque pienso que situar a las mujeres en el poder, aleja a los hombres del poder. Eso no funcionaría porque es necesario que exista equilibrio […] No sé como nosotras, las mujeres, esperamos que los hombres nos respeten cuando ni siquiera nosotras nos respetamos mutuamente”, contestó la actriz. Su respuesta desató las críticas de numerosos medios de comunicación e inspiró cartas abiertas de personas que la acusaban de identificar de forma incorrecta el movimiento. Así, Woodley se suma a la larga lista de celebrities que se distancian del feminismo a pesar de defender la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

Woodley

4. No tiene casa ni móvil

Tras trabajar con George Clooney en Los Descendientes, el actor es como un padre para ella. Como si fuese inspirada por el personaje que Clooney interpreta en Up in the air, la actriz confiesa que viaja tanto que no tiene casa propia y que podría guardar todas sus pertenencias en una maleta. Después de regalarle su casa de Los Ángeles a su abuela, Woodley tira de amigos para tener un lugar (o un sofá) donde dormir cuando regresa a California.

Su escaso apego por las cosas materiales se extiende a la ropa y la tecnología. Según ha declarado, solo tiene unas pocas prendas de ropa (todas ellas de segunda mano a menos que se vista para algún evento) y está en contra de la tecnología. Para ella, el smarthphone o las redes sociales restan privacidad y libertad. Por eso, ni siquiera tiene móvil.

Woodley

5. Jennifer Lawrence, mentora y consejera

Aunque las comparaciones son odiosas, Woodley ha confesado que se siente orgullosa de que la prensa especializada la erija como la nueva Jennifer Lawrence. De hecho, siente a J. Law como un referente al que seguir y pedir consejo. Antes de protagonizar Divergente, pidió recomendaciones a Lawrence, que también había pasado de la escena indie a protagonizar Los Juegos del Hambre (papel al que, por cierto, también optó Woodley). Su compañera de profesión le recomendó centrarse en la historia y el personaje y no prestar atención a las dimensiones de la película. “No hagas nada estúpido. No tomes drogas ni hagas porno casero”, fueron sus sabias palabras.

Lawence

6. Adora los abrazos y saluda con los pies

Como si de un oso amoroso se tratase, la actriz ha afirmado que le encanta dar abrazos: “Yo soy real, tú eres real, abracémonos. Es mejor que dar la mano y pensar después… a saber dónde habrá estado esa mano antes”, confesó a Jimmy Fallon en The Tonight show.

Aunque sienta reparo en tocar manos ajenas, no le pasa lo mismo con las extremidades inferiores. Woodley ha ido entrenando y perfeccionando los movimientos que es capaz de hacer con los dedos de sus pies y no dudó en demostrarlo públicamente en el programa de televisión estadounidense de Conan O' Brien. Como dato es necesario añadir que acostumbra a andar descalza.

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa