vestidos

18 veces que un vestido fue motivo de escándalo

Recopilamos los modelos que han pasado a la historia de la moda por polémicos y sorprendentes.

Más fotos
  • 1 de 18

    Rihanna recogió el premio CFDA al icono de moda en 2014 de la manera más sugerente posible. La cantante quiso hacer historia con este vestido de rejilla y 230.000 cristales de Swarovski de Adam Selman. Cuando un periodista le preguntó si se arrepentía de su elección contestó: "De lo único que me arrepiento es de no haber llevado un tanga más pequeño".

  • 2 de 18

    Cuando juntas a Elizabeth Hurley y la creatividad más desenfadada de Gianni Versace se produce una imagen que ya forma parte de la historia de la moda. "No fue para tanto", dijo la actriz cuando se cumplieron 20 años de la instantánea. Una réplica del mismo vestido fue vendida en Harrods por más de 10.000 libras. Lady Gaga lo rescató y se lo puso en el año 2012.

  • 3 de 18

    Ahora parece un inocente vestido blanco, pero Marilyn Monroe escandalizó a Hollywood con este modelo de cuello halter creado por William Travilla y que se popularizó gracias a la La tentación vive arriba. Era el año 1955.

  • 4 de 18

    El Versace verde con pronunciadísimo escote y transparencias que lució Jennifer Lopez en la gala de los premios Grammy del año 2000 fue uno de los primeros vestidos virales de la era digital. Tal fue la obsesión de los internautas por descargar la fotografía del posado que, años más tarde, el presidente ejecutivo de Google afirmó que supuso la inspiración para la creación de Google Imágenes.

  • 5 de 18

    Este vestido hecho con filetes probablemente sea el más polémico que se haya puesto jamás Lady Gaga. El modelo, con el que la cantante quería reivindicar que no era un trozo de carne, fue confeccionado en una cámara frigorífica por Franc Fernández a instancias de su entonces estilista, Nicola Formichetti, dos días antes de la edición de 2010 de los premios MTV. Imposible de superar.

  • 6 de 18

    En 1962 Ursula Andress dejó boquiabierto a más de uno en el cine con este biquini que lució en Agente 007 contra el doctor No. Una imagen que ya es parte de la historia del celuloide.

  • 7 de 18

    En 1988 Cher recibió una carta con el dress code para acudir a los Oscar. La misiva no le sentó nada bien, calificándola de atentado contra su libertad, así que decidió recoger su premio con un vestido que no era exactamente lo que se esperaba de un atuendo elegante. Con él se convirtió en el centro de atención de aquella edición.    

  • 8 de 18

    No son necesarias las transparencias ni los grandes escotes para acaparar todos los flashes de la alfombra roja de los Oscar. Björk lo hizo en el año 2000 con este vestido diseñado por Marjan Pejoski y que simulaba un cisne. Pura historia de los premios de la Academia.

  • 9 de 18

    Pocos atuendos vistos en alfombra roja ha sido tan atrevidos como el de Rose McGowan en los Video Music Awards de MTV en el 94. Acompañada de Marilyn Manson, su pareja de entonces, la actriz se paseó con un vestido muy escaso en tejido.

  • 10 de 18

    Nada nuevo bajo el sol. La modelo Kendall Jenner se inspiró en el look de Rose McGowan y también dejó poco a la imaginación en la Gala Met de 2017. El vestido está firmado por La Perla.

  • 11 de 18

    Con este modelo Diana de Gales creó lo que se ha bautizado como 'el vestido venganza'. El príncipe Carlos acababa de confesar en la televisión su affaire con Camila Parker Bowles, y Diana, lejos de quedarse en casa llorando y buscar cualquier excusa para no acudir a la cita, eligió un vestido de Christina Stambolian, en seda negra, que dejaba al descubierto los hombros. Este modelo fue su salvoconducto a una nueva vida, aunque los tabloides británicos lo criticaran por ser "irrespetuoso y demasiado sexy".

  • 12 de 18

    Nos podemos imaginar el nivel de provocación que causó la bailarina Joséphine Baker en los años veinte con este atuendo compuesto por una falda-cinturón  y un sujetador armado bajo una pila de collares de perlas. Con el tiempo se convirtió en la reina de la revista en Francia y Estados Unidos.

  • 13 de 18

    Bella Hadid. Año 2016. La modelo llega al Festival de Cannes luciendo un vestido de raso rojo, con una abertura lateral kilométrica. Tan exagerada era la abertura que la modelo tuvo verdaderos problemas para subir las escaleras. Aunque no ha sido su elección más cómoda, logró acaparar todas las miradas de la Croisette.

  • 14 de 18

    Jean Paul Gaultier diseñó el famoso corsé de conos que Madonna lució en su gira de 1990. Estaba inspirado en los sujetadores puntiagudos de Marilyn Monroe. Gaultier y Madonna buscaban provocar con el vestuario del show y no solo consiguieron su objetivo principal sino que el bustier pasó a ser un icono de los 90. Fue subastado en 2012 en Christie’s y su dueño pagó por él 52.000 dólares.

  • 15 de 18

    Carme Chacón era ministra de Defensa cuando desafió a los cimientos más rancios de la sociedad española acudiendo a la Pascual Militar con un elegante esmoquin de Purificación García. Hasta entonces ninguna mujer se había atrevido a ir en pantalones. El gesto es uno de los grandes recuerdos que tenemos de la socialista y fue interpretado por muchos como un acto feminista.

  • 16 de 18

    En plena época free the nipple esto nos parece una ridiculez, pero en la final de la Super Bowl de 2004, cuando Justin Timberlake cantaba junto a Janet Jackson Rock your body, el exmiembro de NSYNC arrancó una parte del vestido de la cantante dejándola con el pecho al descubierto. El vestido de cuero de inspiración medieval de Janet dio la vuelta al mundo. Y con él llegó uno de los grandes escándalos de la historia del evento deportivo.

  • 17 de 18

    En la modalidad de vestido protesta destaca la cantante M.I.A., que decidió ir así vestida a la entrega de premios Spike Tv's Scream de 2010. La razón: solidarizarse con las mujeres obligadas a vestir con burka.

  • 18 de 18

    Un simple vestido blanco de verano con estampado de flores azules, que la exministra socialista francesa de Vivienda, Cécile Duflot, llevó en 2012 durante una intervención en la Asamblea Nacional de Francia provocó las risas y los silbidos de los diputados de la derecha. Hasta el presidente de la Cámara Baja tuvo que pedir silencio. “Quizá se ha puesto este vestido para que no escuchásemos lo que tenía que decir”, dijo uno de los hombres de confianza de Sarkozy a la salida del pleno. Años después, cuando el museo de Artes Decorativas parisino pidió a Duflot su vestido para una exposición, la exministra declaró que la prenda pasaba ya a representar “el sexismo en política”.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa