Siete trucos de maquilladora profesional para trasformar un rostro cansado y apagado en una buena cara natural y luminosa

Hablamos con la maquilladora profesional Amaia Ruiz que nos da las claves para lucir un rostro luminoso y jugoso sin perder la naturalidad.

Getty

El nuevo escenario desatado por el covid-19 y la imposición de la distancia social ha puesto encima de la mesa un tema que llevaba años fraguándose: una estética más relajada y natural ha aterrizado en nuestras vidas (y nuestros hogares) y parece que para quedarse.

A lo largo de estos últimos meses, además de optar por la comodidad a la hora de elegir nuestro vestuario diario, también hemos dado un giro a nuestra rutina de belleza: nos hemos alejado de los tacones imposibles y de los maquillajes más sofisticados (empujados por la imposición de la mascarilla y su jaque mate a los labiales). Vivimos una oda a la naturalidad y la celebración de lo real: bienvenida a la vida sin filtros.

Lucir un rostro fresco, natural y libre de imperfecciones se ha elevado como lo más deseado. Pero seamos realistas, ¿quién se levanta con la piel uniforme, perfectamente hidratada y con un preciso toque de luz en los pómulos? Alcanzar ese efecto cara lavada con un acabado radiante no es tarea fácil y requiere de un balance perfecto entre una correcta hidratación, un ligero bronceado y una mirada despierta.

El maquillaje no make up es todo un arte. Hablamos con la maquilladora Amaia Ruiz que nos explica el paso a paso para lucir un look relajado y presumir de rostro natural:

 1.- Limpieza e hidratación

 La casa no se empieza por el tejado y para alcanzar el deseado look “buena cara” el primer terreno que debemos abordar es el cuidado de nuestra piel. “Es importante que esté limpia, fresca y correctamente hidratada antes de comenzar el maquillaje”, explica Amaia. Así conseguiremos que no se cuartee la base de maquillaje y que la piel luzca uniforme. Si queremos un extra de luz, “podemos optar por un Primer iluminador, siempre después de aplicar la crema hidratante y antes de la base de maquillaje”.

Prebase de maquillaje iluminadora Born to glow! de NYX. Con su fórmula 2 en 1, aclara y prepara la piel asegurando un acabado radiante.

 2.- Adiós esponja, hola brocha

Tras elegir el color de la base (siempre lo más parecido a nuestro tono de piel natural), Amaia explica que el secreto para alcanzar un maquillaje fresco radica en el accesorio por el que nos inclinemos a la hora de aplicar el producto. “Para conseguir un acabado más natural, debemos utilizar una brocha y hacerlo a golpecitos. Si lo hacemos con la esponja, la piel queda con más cantidad de producto y el resultado es más artificial”, resume. Y si la piel es joven y no hay imperfecciones, podemos mezclarla con nuestra crema hidratante: “Si solo queremos unificar el tono de nuestra piel conseguiremos una textura todavía más ligera “, añade.

Base de maquillaje L’Essentiel Natural Glow, de Guerlain. Con un 97% de ingredientes naturales, consigue un acabado natural y luminoso durante 16 horas.

3.- Extra de luz

 Junto con la base, el iluminador es el producto estrella para este tipo de maquillaje”, apunta Ruiz. El secreto para que el resultado sea natural reside en descartar los más iridiscentes y escoger la versión más discreta. Para un maquillaje libre de excesos, la maquilladora apuesta por la textura en crema. “No dan color, pero sí brillo; y una sensación de frescor a la piel que es más difícil de lograr con un iluminador en polvo”, señala.  ¿Su consejo? Aplicarlo sobre la parte superior del pómulo que hemos marcado anteriormente. “Con el polvo de sol lo que haremos será hundir y con el iluminador resaltar”, explica. También en el centro de la nariz, el arco de cupido y en el lagrimal de los ojos: “la combinación perfecta para lucir unos pómulos bonitos, marcados y con luz” sostiene.

Iluminador Terracota Skin Stick, de Guerlain. Con su aplicador en forma de stick, ilumina la piel con reflejos nacarados en cualquier situación.

4º Bye-bye imperfecciones

Uno de los productos favoritos de los maquilladores para mitigar la falta de sueño y lucir buena cara (aún debiéndole horas a Morfeo) es el corrector. Amaia aconseja depositar una gotita en el inicio de la ojera y “extender hacia el exterior del ojo a toquecitos y sin arrastrar”. Pero no todas las opciones son válidas y según el estado de nuestra piel debemos elegir fórmulas más o menos acuosas. “En una piel joven se puede usar corrector de cobertura alta, pero si la piel es mayor, mi consejo es utilizar un corrector con una textura mas ligera para evitar que se marquen las arrugas”, detalla.

Antiojeras Boiing Cakeless de Benefit. Corrector resistente al agua y de cobertura alta que disimula las ojeras y las imperfecciones de la piel.

 5º Sun Kissing

Es la hora de bañar nuestra piel con el bronceado más sutil para lograr un efecto skin minimal . Para esculpir nuestro rostro de una forma natural, “debemos marcar bien el pómulo, justo en el hundimiento del hueso, y después difuminar. Si queremos afilar el rostro, debemos difuminar hacia la barbilla; pero si buscamos redondearlo; lo haremos hacía la nariz. También marcaremos el contorno de la cara incidiendo en la mandíbula, de afuera hacia dentro. Así, queda más luz en la parte del centro de manera muy natural”, apunta Amaia.

Polvos de sol Mineralize blush warm soul, de Mac. Polvos de sol ligeros para alcanzar capa a capa (y sin acartonar la piel) el bronceado deseado.

6.- Labios irresistibles

Los tonos rosas, pasteles y nude se posicionan en primera línea para dar un toque de color a nuestros labios. Y si buscamos un extra de jugosidad, podemos incluir un Primer o un reparador labial. “Nuestros labios estarán más hidratados y el labial durará más tiempo” nos cuenta.

 

7.- Una mirada (naturalmente) irresistible   

En la búsqueda de un maquillaje sin estridencias no puede faltar la máscara de pestañas. “Para despertar y abrir la mirada, debemos aplicarla de raíces a puntas y también en la parte inferior”, señala Amaia. “Si aplicamos alguna sombra, preferiblemente tonalidades beige irisadas. Y si el párpado no está terso, mejor utilizar una sombra con acabado mate para disimular las arrugas”, aconseja. Como brochazo final, Ruiz se inclina por una bruma refrescante. “Mi consejo es espolvorizar el producto a unos 50 cm de nuestro rostro. Fijaremos el maquillaje y daremos una sensación de frescura a nuestra piel”, añade. ¿Lista para el verano 2021?

Máscara de pestañas They’re real!, de Benefit. Máscara de pestañas voluminizadora que alarga, curva y separa las pestañas.

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa