Siete promesas estéticas (del fin de la celulitis a la depilación definitiva) que nunca son verdad

La promoción de cosmética y tratamientos garantiza resultados que se alejan de la realidad. Frenar las expectativas de los clientes resulta fundamental para que no acaben decepcionados.

Siete promesas estéticas (del fin de la celulitis a la depilación definitiva) que nunca son verdad

Muchas pacientes acuden al centro con información engañosa. Foto: getty

«¿Ahora una advertencia?», exclama Meryl Streep en La muerte os sienta tan bien tras beberse la pócima que le ofrece Isabella Rosellini y que promete la inmortalidad. La película, una parodia sobre la obsesión por la juventud y el aspecto físico, denunciaba precisamente las consecuencias de la cirugía estética sin control.

Esa misma frase podrían repetir muchos pacientes que, tras someterse a un tratamiento, no consiguen los resultados que esperaban. «Cuando yo entré en la disciplina hace 15 años, se vendían muchas promesas poco realistas», explica el doctor Leo Cerrud, con clínica con su nombre en Madrid. «Se debe tener mucho cuidado con las palabras que se eligen para no llevar a engaño». Carmen Mérida, directora técnica de los madrileños centros Cristina Álvarez, recomienda ser realista con el paciente. «No se deben crear falsas expectativas en el cliente sobre hasta dónde se puede llegar». También, la personalización. «Es de suma importancia el diagnóstico previo y adecuar el tratamiento a las necesidades».

Con todo, la promoción de cosmética y centros no deja de instaurar esperanzas inalcanzables en los usuarios. Estas son algunas de las más comunes.

Eliminar la celulitis

«Este concepto se equivoca porque, aunque los tratamientos pueden ser muy eficaces, se trata de un problema crónico estáticamente coexistencial con la condición estrogénica de la mujer», aclara la doctora Josefina Royo, directora del Instituto Médico Láser. Esto es, si la paciente sufre tendencia a padecerla, volverá a menos que siga unos tratamientos de mantenimiento y siga un estilo de vida saludable. La doctora explica cómo funciona esta alteración para que se entienda por qué no se puede acabar con ella. «Se produce una alteración del tejido celular subcutáneo. Bajo el influjo de los estrógenos, se altera la microcirculación y se ralentiza el intercambio de grasas. Los adipocitos se cargan de ella, el tejido se intoxica y aparece la piel de naranja». Una vez tratada, si no se sigue una dieta adecuada, reaparece. «Se puede controlar, pero no eliminar», zanja la experta.

Pérdida de peso

Si bien los diferentes protocolos que se ofrecen pueden acabar con la grasa y reducir el contorno, la responsabilidad final para que los resultados sean eficaces depende del paciente. «En general, el éxito de un tratamiento depende en un 50% del profesional y en un 50% del cliente», señala el doctor Cerrud. «Si hablamos de eliminar quilos de más, yo diría que un 20% depende del centro y el 80% restante de la persona. Si no sigues las pautas que se te indican en casa, recuperarás peso o no perderás más. El problema es que a veces estas indicaciones son casi imposibles de cumplir».

Depilación láser definitiva

En este caso, las condiciones de cada paciente resultan más que fundamentales para determinar si se alcanzará la eliminación completa del pelo. «La edad, el sexo, el momento hormonal y la localización anatómica condicionan las expectativas reales», dice la doctora Royo. Así, por ejemplo, una mujer que se depila piernas, ingles y axilas tras el desarrollo puberal, con un correcto seguimiento, puede esperar que sea permanente. «En la cara, sin embargo, tenemos más folículos pilosos en estado potencial que pueden activarse con cambios hormonales como un embarazo o la aparición de la menopausia». Los hombres, debido al influjo de los andrógenos, lo tienen más complicado. «El paciente varón que se hace hombros y espalda debe saber que, a medida que cumple años, le crecerá pelo en las regiones dorsal y lumbar. Se puede reducir mucho la cantidad y necesitar solo pequeños repasos, pero no asegurar su desaparición».

Acabar con las manchas

«Su tratamiento depende de la capa en la que se encuentren y de si se han producido por factores hormonales, la toma excesiva de medicamentos fotosensibles o una excesiva exposición solar», indica Carmen Mérida. El tratamiento las quita, pero cualquiera de las tres causas puede motivar su reaparición, un hecho que no se puede prever. Eso sí, también en este caso pesa sobre el paciente cierta responsabilidad. «Para obtener el resultado deseado, se deben usar a posteriori cremas despigmentantes y fotoprotectores a diario».

Adiós a la papada

Sin cirugía, el doble mentón se podrá reducir según la localización de la grasa en función del platisma, un músculo que envuelve toda la estructura del cuello. La doctora Royo da las diferencias. «Si se encuentra en la zona preplatismal, fuera del músculo, se puede acceder a ella mediante lipoláser (disuelve las células grasas) o Renuvion (elimina los cúmulos grasos y define los músculos)». En caso posplatismal, resultará imposible su eliminación. «Ocurre lo mismo con la grasa abdominal: si se deposita detrás del músculo, no la alcanzamos. Por eso realizamos una ecografía, para determinar la causa».

Piel sin varices

Esta hinchazón de las venas se da cuando se acumula un exceso de sangre por una malfunción en las paredes o válvulas. Como sucede con las manchas, los tratamientos pueden acabar con ellas, pero pueden volver. «El paciente tiene un problema circulatorio y por tanto sufre tendencia a que salgan. Por mucho que acabemos con unas, existe una alta probabilidad de que vuelvan a salir en otras zonas», advierte Mérida.

Desaparición de las estrías

A diferencia de las varices, las estrías salen por la rotura de las fibras elásticas de la piel. «Se trata de fracturas cutáneas que se reflejan como pseudocicatrices», cuenta la doctora Royo. «Se puede mejorar su aspecto estimulando la síntesis de colágeno y elastina, pues induces a una reparación de la piel muy intensa, pero no desaparecen. Si el paciente decide buscarlas, con la luz apropiada podrá apreciarlas levemente». Tienen solución, aunque drástica. «Eliminar la piel donde se encuentren mediante cirugía, porque existe un exceso, es la única forma de acabar al 100% con ellas».

Piel lisa sin pinchazos ni bisturí

Las expectativas del paciente al enfrentarse a sus arrugas determinan la satisfacción del mismo. «Con cosmética o radiofrecuencia se estimula la producción de colágeno y elastina, por lo que el rostro recobra textura y se atenúan las arrugas, se redefine el óvalo…», enumera Mérida. «Si se desea borrar por completo la arruga, habrá que recurrir a tratamientos médico-estéticos como infiltraciones de ácido hialurónico o bótox, hilos tensores… El resultado es mayor y más rápido».

Blanqueamiento genital

Convertido en tendencia gracias a celebridades como Kourtney Kardashian o Paris Hilton, este tratamiento también presenta sus limitaciones. «Si bien se va a blanquear eficazmente, en personas con fototipos de piel alto, a partir de IV, en dos o tres meses se va a volver a repigmentar», previene la doctora Royo. «Ocurre lo mismo en las axilas».

Etiquetas:
0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa