Si solo vas a comprar un cosmético que sea esta crema

Lo dicen los expertos: una buena crema hidratante, bien utilizada, es el mejor tratamiento antiedad que existe.

Crema hidratante

Una piel que siempre está hidratada será más bonita y luminosa con el paso de los años. Foto: Getty

Existen casi infinitas cremas para cuidar la piel del rostro, pero algo parece estar cambiando en el universo de la belleza. Sea porque hayamos alcanzado cierto nivel de saturación ante la hiperespecialización de los productos, sea porque la conciencia de consumo ha llegado a la cosmética, lo cierto es que queremos volver a los básicos. Menos cremas, mejores cremas. Así lo atestigua el creciente interés por la cosmética de farmacia, pero también el renovado protagonismo que están teniendo productos multifunción que ya usaban nuestras abuelas: el tónico facial, por ejemplo. Así que nos hemos preguntado: ¿Cuál es la crema más básica, la más fundamental, esa sin la que farmacéuticos, dermatólogos y expertos no podrían pasar? ¿Cuál es aquella que, independientemente de la edad o las necesidades específicas de cada piel, cumple con lo más importante a la hora de tener una piel bonita y envejecer mejor? Exacto. La crema hidratante.

La propia Clínica Dermatológica Internacional recomienda a través de uno de sus blogs reducir la cantidad de productos que aplicamos a diario sobre nuestra piel y centrarnos en lo esencial, en una filosofía que denominan “menos es más”. Según explican, cada producto cosmético suele contener entre 10 y 15 principios activos. Si todos los días aplicamos unos 10 productos distintos (hasta 12,9 en el caso de las mujeres, según el último informe de Stanpa, la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética) y cada uno de ellos contiene tal cantidad de principios activos, podemos aumentar el riesgo de sensibilización y alergias de nuestra piel. “Utilizar algunos productos o abusar de ellos puede perjudicar el estado de nuestra piel, por lo tanto hay que elegir pocos, pero muy efectivos”, dice la doctora al frente de Cómo cuidar mi piel. Si efectivamente cada uno de nosotros vamos a gastar 150 euros este año en cosmética, como indica el estudio de Stanpa, convendría que elegir una buena hidratante estuviera en la cima de las prioridades.

Esto opina también Marta Barrero, farmacéutica, experta en dermocosmética y cofundadora de The Secret Lab,  un centro de belleza en Madrid.

¿Por qué la hidratación es la clave de una buena piel?
“Siempre después de una adecuada higiene, es el paso fundamental en cualquier rutina de cuidado facial. Si buscamos una piel saludable, luminosa, rejuvenecida… trabajar la hidratación resulta imprescindible. Gracias a ella nuestros niveles de agua se mantienen equilibrados favoreciendo la flexibilidad de la piel, garantizando el correcto funcionamiento celular y manteniendo la barrera protectora frente a las agresiones externas”, explica. Por ello, la crema hidratante es la base innegociable en el cuidado de la piel.

Una piel hidratada envejece mejor…
“El primer paso del envejecimiento es la deshidratación, por lo que, al hidratar la piel, no solo conseguimos mantenerla jugosa sino también evitar la aparición precoz de arrugas y prevenir la pérdida de firmeza”. Hidratar a conciencia desde los 20 hará que a los 50 tengamos una piel más bonita.

… y también envejece más tarde
Es un hecho: si a la [crema] hidratante le añadimos tratamiento antiarrugas a partir de los 25-30 años, las arrugas llegarán más tarde. La explicación es sencilla: “Si las células de la piel no se mantienen correctamente hidratadas pierden elasticidad -colágeno- y los folículos pilosos pueden acumular residuos, bacterias, impurezas… La piel deshidratada presenta un aspecto apagado, tirante o con rojeces, y ofrece peor protección ante los agentes externos. Pierde color, se vuelve seca y sin brillo, de manera que las arrugas se forman con mucha más facilidad”.

La clave de una buena crema hidratante
“Para que una crema sea efectiva debe tener una buena formulación, con buenos principios activos en concentraciones elevadas y que estos tengan una excelente vehiculización hasta la dermis”, añade Barrero. El principio activo hidratante por excelencia es el ácido hialurónico, ya que absorbe el agua de la piel y la mantiene. “En cualquier caso, más que la concentración, lo importante es la manera en la que esté formulada, es decir, que garantice que ese activo penetre bien en nuestra piel. Existen también otros principios activos que crean oclusión en la piel, para evitar que el agua se evapore, como la glicerina. El ácido lactobiónico es un alfahidroxiácido con elevado poder hidratante y suavemente exfoliante que también recomendamos en una buena crema hidratante”. Eso sí: no es necesario que una misma crema contenga todos estos principios.

Nunca compres una crema que…
«Busca siempre hidratantes con la menor cantidad de ingredientes posibles y procura que el ingrediente activo se encuentre en las primeras posiciones del INCI (Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos, la lista que detalla los ingredientes de un cosmético). Debemos evitar la presencia de ácidos o retinol si queremos utilizarla por el día, ya que son fotosensibilizantes. Personalmente, por un cosmético no pagaría menos de 25-30 euros, pues desconfiaría de la formulación. Al final, el valor económico de una crema (más allá de la inversión en marketing que lleva detrás) viene marcado por un trabajo científico y de investigación», apunta esta farmacéutica.

Crema hidratante

La crema hidratante es imprescindible en el cuidado de la piel. Foto: Getty

Si solo vas a comprar una, fíjate que lleve…
Para hidratar de verdad la piel deberíamos optar siempre por cremas que contengan ácido hialurónico. Eso no significa que una crema que no contenga este activo no vaya a ser efectiva, pero se considera un principio activo básico para mantener los niveles de agua. Además, si queremos utilizarla durante el día, debería contar con factor de protección solar SPF, el otro antiarrugas favorito de los dermatólogos.

Y póntela así para potenciar su efecto
«Aplica las cremas, todas, no solo las hidratantes, con un masaje ascendente, enérgico pero sin frotar demasiado», recomienda Barrero. «Limpia siempre la piel antes de utilizar la crema. Puedes aplicarla sin haber utilizado tónico previamente, es beneficioso pero no imprescindible, lo fundamental es que esté limpia. Nunca apliques el maquillaje sin ponerte primero una crema de base. Si notas la piel deshidratada a lo largo del día, puedes recurrir a brumas hidratantes que puedas aplicar sobre el maquillaje».

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa