Por qué le caían gotas negras por la cara a Rudy Giuliani y cómo podía haberse evitado

Las palabras del abogado de Trump cuando comunicaba la retirada de la denuncia federal por irregularidades en las elecciones en Michigan se han visto eclipsadas por un extraño sudor negro. Los expertos nos explican la razón.

Dos gotas negras le jugaron una mala pasada a Rudy Giuliani durante su intervención en Washington el pasado jueves. Foto: getty

El equipo de campaña de Donald Trump se encuentra en plena campaña legal con la intención de revertir el resultado de las elecciones. En un giro de los acontecimientos, han decidido retirar la denuncia federal presentada en Michigan y que planteaba la supuesta comisión de irregularidades en las elecciones. Lo anunciaba este jueves el abogado del presidente saliente, Rudy Giuliani. En su intervención, aseguró que ya habían conseguido lo que querían e insistía en que el pueblo había votado a Trump.

Pero no han sido sus palabras las que han centrado la atención y se han viralizado. Durante el discurso, que mantiene la teoría del fraude electoral y las elecciones amañadas, unos chorretones de tinta negra se deslizaban por ambas mejillas. Algunos medios han recogido el suceso asegurando que el tinte le jugó una mala pasada al que fuese alcalde de Nueva York entre 1994 y 2001. Pero ¿tiene algo que ver la coloración para el cabello con este suceso?

Rudy Giuliani durante su comparecencia para anunciar la retirada de la denuncia federal en Michigan. Foto: getty

El estilista Alberto Cerdán lo pone en duda. «El tinte tiene que mezclarse con un oxidante, tiene que tener un tiempo de exposición determinado y un aclarado perfecto», explica. «El oxidante abre la cutícula y los pigmentos la introducen. A partir de aquí, si está bien aplicado y tiene tiempo de exposición nunca podrían desteñir».

Descartado este tipo de coloración como responsable, ¿qué otras teorías ganan fuerza? Eduardo Sánchez, con dos salones en Madrid, apunta al henna mal aplicado como una posibilidad. «La henna no penetra, por lo que podría darse. Pero no por el producto en sí, sino por una mala aplicación. Si no se ha aclarado correctamente, queda residuo en el cuero cabelludo que destila en contacto con el sudor, provocando esos goterones. Si se lo aplica un profesional, no sucede».

Carlos Fernández, responsable de formación de la firma Franck Provost, considera el rímel para el cabello. «Podría tratarse de un producto tipo máscara de pestañas, pero para el cabello. Este producto se aplica con un pequeño peine y cuando entra el contacto con el sudor tiende a derretirse y como consecuencia a caerse».

Ana Martínez, responsable de formación de Jean Louis David, añade los sprays para cubrir canas o raíces de forma instantánea. «Es muy posible que en este caso haya podido aplicar un exceso de producto en una zona en la que la sudoración es más propensa».

¿Se podría haber evitado el incidente? Todos opinan que sí. Ana Martínez recomendaría un uso inteligente del cosmético. «Aplicar la cantidad necesaria de producto y fijarlo con un spray de fijación». Carlos Fernández aconseja, por ejemplo, la laca. Eduardo Sánchez y Alberto Cerdán coinciden en buscar productos waterproof, que resistan el agua, en este caso el sudor. Todos, por supuesto, creen que estos consejos sirven para sacarte de un apuro, pero jamás sustituirían la labor de un profesional. Luis Franconetti, estilista senior en Oculto Hair Club, que también opina que ha sido un rímel o spray el culpable, se decanta por trabajar la autoestima. «En este caso, le habría animado a aceptar sus canas y no pasar por este bochorno. Quererse un poco más».

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa