¿Qué es lo que hace el retinol en nuestra piel?

Es uno de los activos más completos y eficaces. Los retinoides son polivalentes: iluminan, luchan contra las arrugas y matizan las manchas. Pero sus fórmulas y estereotipos son infinitos.

Retinol

Foto: Mirta Rojo

Todos los retinoides son iguales

FALSO: El retinol pertenece a la familia de los retinoides; los derivados de la vitamina A. Estas sustancias son polivalentes: son antiarrugas, antimanchas e iluminan. Sin embargo, hay que distinguir entre las de venta al público (los cosméticos) y las que prescribe el dermatólogo (de farmacia). Entre las primeras, está el retinol (menos estable) y el retinaldehído (más estable). El médico suele recetar la más efectiva: el ácido retinoico (vitamina A pura).

Este activo es un ‘comodín’

VERDADERO: Los retinoides son también muy efectivos contra las manchas. «Además de difuminar líneas de expresión, inhiben la tirosinasa (enzima que cataliza la producción de la melanina), con lo que disminuye las marcas. Asimismo, favorece la eliminación del pigmento ya existente. Por último, potencia el recambio epidérmico: elimina células muertas, mejora la textura de la superficie cutánea y disminuye los poros», dice un portavoz del equipo de dermatología de Hospitales San Roque en Gran Canaria.

Pieles sensibles abstenerse 

FALSO: Es apto para todas, siempre que se use adecuadamente. En España la concentración más baja de ácido retinoico es al 0,025%; la más alta, al 0,1%. Para el retinol, la UE permite hasta un 0,3%. Además, las pieles reactivas se habitúan rápidamente. Se puede usar todo el año «Esta molécula es perfecta para minimizar los daños del sol, porque lucha contra la oxidación provocada por los radicales libres», explica la dermatóloga Carolina Medina. ¿Entonces por qué se piensa lo contrario? «En verano, es mejor optar por concentraciones más bajas. La razón: el retinol afina el estrato córneo, por lo que podemos quemarnos más fácilmente. Por eso, se debe combinar con un protector solar alto, un SPF 50», añade la experta.

Funciona las 24 horas

VERDADERO: Eso sí, actúa mejor de noche porque es cuando la piel está en reposo y combate la glicación, un proceso natural que acaba por producir flacidez, revela Dana Sachs, profesora de Dermatología de la Universidad de Michigan. «La luz descompone su formulación, pero los envases opacos la protegen», añade.

Jamás en el contorno del ojo

FALSO: Al contrario. Los mejores resultados en esta zona se obtienen gracias al retinol: matiza las arrugas y los léntigos solares. Aún así, Isabel Aldanondo, dermatóloga del Grupo de Pedro Jaén, aconseja incorporarlo poco a poco al ritual de belleza (una vez cada tres días), pues es un activo muy potente para aplicarlo de golpe. La piel del contorno es más fina, por eso es mejor optar por un cosmético específico. Si se introduce un poco en el ojo, basta con lavar con agua.

Tomarse un respiro

FALSO: ¿Por qué dejar de hacer algo que funciona? Existen estudios recientes, como el de Johnson&Johnson, que demuestran la efectividad del uso de retinoides de forma continuada durante dos años. De hecho, si se suspende el tratamiento, parte de los resultados pueden desaparecer. Así, si las manchas se matizan y las arrugas se mantienen a raya, mejor no prescindir de los retinoides. Si se quiere descansar una temporada, se puede aplicar en concentraciones más bajas.

Retinol

Ultralift de Garnier (12,99 €) y TimeWise Repair Volu-FirmNoche de Mary Kay (50 €).

Mirta Rojo

MIL Y UNA VENTAJAS

Escudo antirradiación. El ácido retinoico es el único tratamiento tópico aprobado por la agencia sanitaria estadounidense (Food and Drug Administration, FDA en inglés) para el fotoenvejecimiento. Existen numerosos estudios científicos desde los años 70 que demuestran que revierte los daños de la radiación ultravioleta.

Alma todoterreno. Los retinoides son capaces de actuar sobre la estructura dérmica y, además, estimular la producción de colágeno, promover la regeneración celular y combatir la oxidación producida por los radicales libres.

MANIPULAR CON PRECAUCIÓN

01. Pasito a pasito. Es como empezar con el deporte: mejor, poco a poco. «Lo suyo es optar por concentraciones bajas y por cosméticos con té verde y jengibre, capaces de contrarrestar los posibles efectos secundarios del retinol: sequedad, irritación y pérdida de la función barrera» explica Aldanondo. Cuando la dermis se habitúa, lo suyo es pasarse al ácido retinoico de prescripción, más efectivo.

02. Para no deshidratarse. Las fórmulas retinoides con humectantes, como el ácido hialurónico, contribuyen a retener la humedad de la piel. Otra recomendación: no se debe aplicar una medida mayor al tamaño de un guisante. «Si nos pasamos con la cantidad, la dermis puede irritarse y enrojecerse», avisa Carolina Medina, dermatóloga de Hospitales San Roque en Gran Canaria.

03. Optar por una limpieza suave. Mejor apostar por un limpiador delicado cuando se emplean retinoides. No deben contener detergentes (muy útiles para disolver la grasa y quitar brillos, pero agresivos). El gesto evita posibles irritaciones y sequedad. Los mejores: aquellos que incluyen agentes hidratantes y calmantes como la avena. La textura: optar por leche, aceite o crema que los jabones o espumas.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en App

    App S Moda

    También en App

    S Moda en Apple Store S Moda en Google Play S Moda en Kiosko y Más
  • Este mes en

    S Moda

    Último número de la revista

    Revista S Moda