El ABC cosmético: descubre si debes usar una crema AA, BB, CC o DD

Ya forman parte del vocabulario habitual en las rutinas de belleza y, aun así, todavía existen dudas sobre cuál elegir. Los expertos lo aclaran.

crema solar

La calidad de la piel determina la elección de la crema. Foto: imaxtree

Al ritmo que van, las firmas cosméticas acabarán abarcando el abecedario completo con cada nuevo lanzamiento. Empezaron las cremas BB, les siguieron las CC, y ya triunfan las AA y DD. Algunas marcas han intentado llevar la voz cantante y han lanzado sus productos EE (hidratan y exfolian suavemente, aunque no se retiran como los exfoliantes tradicionales), FF (con activos contra los signos de fatiga y con color) y GG (maquilla, broncea y nutre). Sin embargo, estas últimas no han cuajado en la industria y son pocas empresas las que se deciden a sacar su versión.

Cada una de las cremas ha nacido con un objetivo claro, y algunas de ellas son una evolución de las anteriores para tratar otros tipos de pieles. No todas valen para lo mismo, y según la calidad de la piel se debe optar por unas o por otras. Esta es la guía que necesitas para saber por cuál inclinarte la próxima vez que vayas a equipar tu neceser con los básicos de tu cuidado personal.

Las cremas BB, las pioneras

Sus siglas vienen de Blemish Balm, que se traduciría como bálsamo antiimperfecciones. Se crearon en los años 60 en Alemania, y los dermatólogos la utilizaban para curar y disimular las cicatrices y marcas de sus pacientes tras someterse a procedimientos agresivos como un peeling facial intenso. De ahí, dieron el salto a Corea, donde las mujeres la incorporaron a su rutina de cuidado personal diario y la convirtieron en su secreto de belleza. Así se generó el boom mundial del que todavía disfrutan.

“Son, a la vez, un producto de belleza y una base de maquillaje. Con una única aplicación, la piel consigue un efecto cero defectos”, afirma David Rodríguez, formador y makeup artist de Clarins. Se recomiendan para las pieles apagadas y cansadas. Marianna Graziadei, directora ejecutiva comercial para Italia y los países mediterráneos de Avon, explica por qué: “Además de disimular las imperfecciones, las arrugas y eliminar los brillos, ayudan a hidratar, proteger e iluminar la piel”. Así, se consigue una apariencia saludable. Aunque las puede usar cualquier piel, resultan más efectivas en teces hasta los 30 años. “El tratamiento que contienen puede que se quede corto para cubrir todas las necesidades de las pieles a partir de la treintena. Para las pieles maduras funciona como sustituto del fondo del maquillaje”, opina Rodríguez.

 

 

crema bb

BB Skin Detox Fluid SPF 25 de Clarins. Foto: DR

crema hidratante

BB Cream Nutraeffects Radiance de Avon. Foto: DR

Las cremas CC, la evolución natural

Si las bautizadas como BB no convencían a todas las pieles, ya se encargaba la ciencia de solucionarlo. Las dermis maduras reclamaban también su producto dos en uno, que no solo les cubriese (más y mejor), sino que funcionase como tratamiento. Y ahí es donde entran las CC, cuyas siglas pueden venir de Color Control (control de color) o Corrector Cream (crema correctora). “Ofrecen niveles más intensos de ingredientes y antioxidantes para mejorar el tono cutáneo y proporcionar un acabado natural y radiante”, asegura Susana Utrillo, coordinadora del equipo técnico de belleza de Montibello.

Ofrecen mucha más cobertura que las anteriores, por lo que cubren las imperfecciones más acentuadas y, al no contar con aceites en su fórmula, encaja con pieles mixtas y grasas. “Al ser tan cubrientes, el resultado no es tan nude como las BB. Sus beneficios se centran en la mejora del aspecto general de la piel y están orientadas a pieles de más edad”, añade Utrillo.

crema cc

CC-Cream Multi-tone de Montibello. Foto: DR

crema hidratante

CC Cream SPF 50 de IT Cosmetics. Foto: DR

Las cremas DD, contra los daños del exterior

Su nombre da una pista sobre su funcionamiento: Daily Defense (protección diaria) o Dynamic Do All (multiusos). Su función principal: defender de los efectos que los agentes externos causan en el cutis. Incluyen, por ejemplo, factor de protección solar, que si bien ahora lo integran muchas BB, originalmente no lo tenían, por lo que son idóneas para la primavera y el verano. Y no se queda ahí. Como indican desde la plataforma de venta de productos de farmacia online Promofarma, “en algunas ocasiones hasta activa los melanocitos y puede ser autobronceadora. Ayudan a coger color de forma progresiva”. Por supuesto, también integran activos tratantes, lo que las hace idóneas para las pieles maduras y secas.

crema solar

DD Crema SPF 25 Todo En 1 de Galénic. Foto: DR

Las cremas AA, el antiedad más potente

Anti-Aging. Buscan minimizar los signos del envejecimiento cutáneo, por lo que serían las recomendadas para las pieles más deterioradas. “Entre los principios activos más destacados, encontramos el ácido hialurónico, el retinol o la vitamina A”, destacan desde Promofarma. Eso sí, los expertos advierten: nunca puede sustituir a una crema antiedad sin color, pues la cantidad de esos ingredientes es menor en las AA. Se utilizan como complemento a la crema habitual y para cubrir más efectivamente que solo con el maquillaje. Por sus propiedades nutritivas, están especialmente indicadas para las pieles más secas.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa