Por qué las expertas en belleza guardan los contornos de ojos en la nevera

Nuestras abuelas ya lo hacían y las expertas lo confirman. Meter las cremas de ojos en la nevera es la clave para reducir las bolsas y ojeras que delatan el estrés en la mirada.

Contorno de ojos nevera

Un buen contorno de ojos puede equivaler a 8 horas de sueño. Pero hay que usarlo bien. Foto: Getty

Los ojos son los nuevos labios. Al menos, mientras las mascarillas protectoras sean imprescindibles en la calle. Esta nueva realidad que nos ha traído el Covid-19 en 2020 ha hecho que prestemos más atención a la parte superior del rostro, la que dejamos ver cuando estamos fuera de casa. Ahora, más que nunca, tenemos que cuidar la piel del contorno de los ojos, una de las más delicadas de la cara, y poner nuestro empeño en mitigar ojeras. El estrés que ha provocado el coronavirus, jornadas laborales que se alargan delante del ordenador, dormir menos horas de las necesarias por estar enganchada a alguna serie o la relajación en las rutinas de belleza pueden reflejar un cansancio en la mirada que queremos evitar a toda costa.

Un poco de maquillaje es capaz de cubrir los tonos oscuros de las ojeras y para las bolsas también hay productos específicos que ayudan a despertar la mirada. Se dice que un buen contorno de ojos puede equivaler a ocho horas de sueño. Por eso es importante usarlo bien. En este sentido, la experiencia popular puede ayudar: ¿por qué no recurrir al truco old school de las abuelas que se ponían frío para tensar la piel? Aplicado a los contornos, se convierte en un remedio infalible a la hora de reducir cualquier hinchazón o inflamación. Así que con la llegada de las altas temperaturas, haz un hueco en tu nevera para mantener este cosmético. Así lo explica Ana Gallego, farmacéutica y creadora de Sileä: “El frío ayuda a combatir las bolsas y además el efecto vasoconstrictor hace que la piel se vea más luminosa y clara”. Lo corrobora Rocío Escalante, experta en dermocosmética y titular de Arbosana Farmacia: “Al guardar los contornos de ojos en el frigorífico, no se busca tanto potenciar la eficacia del principio activo que lleven, sino añadir el efecto vasoconstrictor y descongestivo que produce el frío, especialmente indicado para bolsas. Eso se consigue más con aquellos productos que tienen un aplicador metálico o son de textura gel y tienen una base más acuosa. La explicación es sencilla: tanto el metal como el agua se enfrían con más rapidez que otros materiales”.

También comparte este truco Silvia Oliete, directora del centro de belleza Blauceldona: “Guardar las cremas en la nevera puede alargar su vida útil, ya que se mantiene siempre a la misma temperatura y lo recomiendo sobre todo para los cosméticos que no lleven conservantes tradicionales”, puntualiza la facialista. Cuando surja la duda de guardar o no en frío un producto específico, la farmacéutica Escalante recomienda seguir las indicaciones del fabricante o consultar al especialista que lo dispensa. “En principio no existen ingredientes que no puedan conservarse en el frigorífico. Además, lo realmente importante no se centra tanto en las bajas temperaturas, sino que la cosmética se guarde en ambientes estables, frescos y secos, algo que puede proporcionar una nevera con una temperatura media que no exceda los 23º C”, indica Rocío y advierte que “hay que tener cuidado, porque una pared húmeda de una nevera puede dañar el producto”.

En la búsqueda de reducir las bolsas y refrescar la mirada, también ayuda hacer un hueco en la nevera para que los contornos de ojos compartan espacio con parches y mascarillas formuladas con el propósito de reducir la inflamación. “Se pueden guardar en frío sobre todo los productos que son para desinflamar, como las cremas con efecto refrescante y las mascarillas hidratantes y descongestivas”, dice Silvia Oliete, en cuyas privilegiadas manos confían las actrices Nora Navas y Macarena Gómez. Eso sí, la especialista desaconseja guardar brumas y tónicos en el frigorífico y advierte que al aplicarlos en frío pueden minimizar el tamaño de los poros”.

Pero, ¿qué pasa cuando se olvida o no se quiere guardar de forma regular la cosmética en la nevera? Funciona meter una cuchara al congelador y antes de aplicar el producto, poner la parte convexa del cubierto en la piel de debajo del ojo durante un minuto para reducir la hinchazón y después “usar la cuchara de metal para dar masajes descongestivos y reafirmantes”, explica la creadora de la firma cosmética Sileä.

También funciona el truco de poner el producto en el congelador unos minutos antes de usarse. “A mí me gusta hacerlo con las mascarillas de ojos tipo velo de colágeno, ya que si hay ojeras y bolsas, deshincha la zona”, aconseja Oliete. Este remedio resulta útil cuando se busca refrescar la piel. “Si lo que se quiere es refrescarla con una ampolla flash, por ejemplo, el resultado de enfriarla antes de usarla puede resultar muy agradable y ayuda a desinflamar el rostro”, comparte Sonia Marina, maquilladora habitual de celebridades españolas como Ariadne Artiles, Paula Echevarría o Eugenia Silva. Aunque esta make up artist con su propia firma cosmética no es partidaria de utilizar ningún electrodoméstico para conservar para los productos de belleza. “Salvo excepciones, como los geles fríos para desinflamar o ciertos productos que requieran alguna temperatura más fría, soy de las que piensa que los cosméticos han de tener una temperatura media, ni frío ni calor, igual que el buen vino”.

Clarins. El aplicador metálico de Multi-Active Yeux refresca y activa la zona, que se prepara para recibir las propiedades del tratamiento que quita de inmediato los signos de fatiga. Su textura activa, rellena y borra ópticamente las arrugas y sus pigmentos iluminan la mirada.

   

Clinique. Con su textura de gel, Moisture Surge Eye 96-Hour Hydro-Filler Concentrate, es un refrescante contorno que, en cada aplicación, es capaz de aportar 96 horas de hidratación intensa, al mismo tiempo que aporta luminosidad, rellena y ayuda a reconstruir la piel fina y seca.

 

Dior. El frescor de este gel despierta el contorno gracias a su aplicador en cerámica que estimula la microcirculación del contorno. El agua de aciano antiinflamatoria descongestiona los párpados y la hinchazón; los polvos minerales micronizados iluminan y corrigen las ojeras y el aceite de abisinia nutre la zona.

 

Guerlain. Gold Eyetech es un sérum escultor de la mirada cuya formulación se centra en los productos reparadores de la abeja. Además, el ergonómico aplicador se fusiona con el dedo para poner el producto con una técnica de masaje diseñada la firma. El contorno queda descongestionado, suave y luminoso y como toda la línea Abeille Royale,aprovecha el potencial de los extractos de las abejas.

  

HO Karan. El contorno de ojos Morning Miracle lleva cannaflavinas, las vitaminas del cannabis, para iluminar y revitalizar la mirada.

  

Laboratorios + Farma Dorsch. Reduce y trata las arrugas del contorno de ojos y favorece la microcirculación atenuando las ojeras crónicas o severas. Entre el 99% de los ingredientes clean de su fórmula, Eye Care Cream contiene factor de crecimiento epitelial que favorece la renovación celular y actúa directamente sobre las arrugas.

  

Natura Bissé. La fórmula de Diamond Extreme Eye proporciona energía a la piel, la hidrata y combate las arrugas, a la vez que aporta elasticidad y firmeza. También puede usarse como mascarilla.

 

 

Sileä. Advanced Eye Care Night reafirma y refuerza el contorno de ojos mientras trata y previene: ojeras, bolsas y arrugas.

Sisley. Con su fórmula de aceites esenciales, Fluide Contour des Yeux à la Rose Noire está perfumado de forma natural gracias al agua de rosa de mayo y tiene una textura emulsionada que al contacto con la piel se transforma en un gel fresco y fundente. Energiza, suaviza, revitaliza e ilumina.

Yves Rocher. Lifting Ojos Anti-bolsas es un gel de textura fresca que hidrata, ilumina, reduce las bolsas y rejuvenece la mirada al instante.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa