Pero, ¿qué es esto del baking y del strobing?

Si todavía no te habías enterado de cómo va lo del 'contouring', llegan sus sucesoras para reclamar su trono en técnicas de maquillaje.

cover

Todas “contorneadas”

El contouring es la técnica del maquillaje que se ha hecho archifamosa en los últimos meses para practicar en casa, cada una con su pericia (porque los maquilladores ya la utilizaban desde hacía décadas). De repente, parecía que todas aprendíamos de golpe que con las brochas y los colores podemos modificar la estructura ósea del rostro, desde una nariz torcida a unos pómulos planos, pasando por una frente prominente. “Para ello se usa un polvo oscuro que profundiza y "hunde" ópticamente, y un polvo claro que ilumina y "proyecta" hacia fuera”, explica Gato, maquillador oficial de Maybelline NY, quien recomienda usar un producto específico como Master Sculpt.

Aunque la hiciera popular Kim Kardashian, el contouring se empezó a aplicar de modo extendido entre maquilladores a partir de los años 60. En esta época las mujeres abandonaron los labios rojos y las cejas marcadas, tan características de los cuarenta y los cincuenta y optaron por ojos con pestañas postizas (look Twiggy) y labios nude. “Estos rostros resultaban más inocentes e infantiles, por lo que el contouring ayudaba a crear relieves y dar fuerza al rostro”, detalla Gato, maquillador oficial de Maybelline NY.


 

Y ahora el 'baking'

Pero la nueva técnica de la que todo el mundo habla se llama baking (horneado) y consiste en aplicar una generosa capa de polvos sueltos translúcidos durante unos minutos sobre el maquillaje en las zonas donde tiende a acumularse en las líneas de expresión, para conseguir una superficie lisa con apariencia de poros invisibles y fijación inalterable. El área principal donde se aplica este método es en la zona debajo de los ojos en forma de triángulo invertido, para iluminar el rostro. Esta técnica proviene de la comunidad drag queen, donde se ha utilizado de toda la vida, y últimamente ha sido popularizada por el maquillador de Kim Kardashian (de nuevo) en Instagram.

“El inconveniente es que sólo es recomendable en chicas muy jóvenes. En una piel más madura se marcarán más intensamente las arrugas”, advierte Gato.

Cómo se hace el baking

Lo explica Kley Kafe, make up artist colaborador de firmas como YSL Beauté, MAC o Loewe, y que ha maquillado a celebrities como Jean Paul Gaultier, Christian Louboutin, Eva Longoria o Blanca Suárez. El paso a paso es el siguiente:

1 Aplicar la base de maquillaje, el corrector de ojeras y el iluminador.

2 Aplicar una fina capa de polvos translúcidos con un pincel sobre la zona.

3 Humedecer ligeramente una esponja de maquillaje con un spray de fijación, sumergir la esponja en los polvos sueltos translúcidos y aplicar una generosa capa sobre la zona. Dejar reposar los polvos de 5 a 10 minutos.

4 Finalmente, retirar el exceso de polvos sueltos con un pincel aplicando polvos compactos para devolver pigmentos a la piel y unificar todo el rostro.

Strobing

La técnica de moda strobing consiste en aplicar iluminadores altamente reflectantes en puntos estratégicos del rostro, tales como la parte alta de los pómulos, sienes, punta de la nariz y barbilla, para conseguir un rostro multidimensional y resplandeciente. “Ha surgido como continuación de la técnica tan popular en estos últimos años del contorneado e iluminación, que en manos poco expertas puede producir resultados poco naturales. El strobing es la misma técnica, saltando el contorneado en tonos oscuros y solamente aplicando los pasos con el iluminador”, detalla Kley Kafe.

Los iluminadores pueden ser en polvo o en crema y permite distintos métodos de aplicación, con pincel, esponja o incluso los dedos para un acabado más natural, fundiendo el producto con el calor de la piel.

 

 

Taina Barbosa linda maravilhosa

Una foto publicada por @mariburitymua el


Clown contouring

Y si aún no nos habíamos aclarado entre el contouring, el strobing y el baking, llegó la famosa bloguera Bella de Lune y lanzó lo que se conoce como clown contouring, que se volvió viral. “Es una especie de maquillaje de payaso donde se dibuja el rostro con diferentes colores para que aparezca radiante y con volúmenes perfectos”, explica Eva Escolano, colaboradora de las más importantes revistas de moda, de firmas como YSL Beauté y maquilladora de celebrities. Se utilizan colores estridentes, exagerando ojos, boca y cejas, y aplicando producto en exceso, para jugar con tonos oscuros en la zonas que se quieren hundir y los claros en las zonas que se quieren resaltar, y utilizando colores para dar ese tono de rubor que la piel necesita para estar bonita. Todo se difumina con una esponja o con pincel hasta casi hacerlo desaparecer. “No lo he puesto en práctica y confieso que me gustaría ver a esta bloguera en persona para poder valorar los resultados, aunque a mi parecer lo veo muy excesivo y nada necesario para conseguir estar guapa”, añade la experta.

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa