Negras, famosas y poderosas: las ‘celebrities’ lideran la diversidad en cosmética

La irrupción de Fenty Beauty de Rihanna o la reciente incorporación de Venus Williams a Asutra modelan la industria hacia la inclusión de todos los cuerpos y pieles tanto en los productos que lanzan como en la creación de referentes afrodescendientes para jóvenes y adolescentes.

cosmetica negras

Rihanna con Fenty Beauty o la reciente incorporación de Venus Williams a Asutra sirven como referentes en la cosmética para las mujeres negras.

En Adivina quién viene esta noche (1967), el ama de llaves de la familia protagonista, Tillie (Isabel Sanford), deja caer durante un momento a John (Sidney Poitier), el prometido de Joanna (Katharine Houghton), que ella, a diferencia de él, sabe dónde está su lugar. Ese breve intercambio de palabras está cargado de simbolismo: muestra la aceptación y normalización entonces de la parte oprimida de la sociedad (las personas negras) frente a una situación de desventaja, impuesta por la otra parte (el hombre caucásico). Pero algo destaca en especial: él, el hombre, responde con ironía: queda patente que se ha emancipado de esta sociedad racista; mientras ella, la mujer, sigue relegada. En un personaje secundario, el guion concentra la doble opresión a la que se ha visto sometida, y en la que ha sido educada: por negra y por mujer.

Desde la perspectiva actual, se perfila imposible esta reacción, cuando las luchas de activistas como Rosa Parks o Angela Davis han triunfado frente al miedo y la ignorancia. Pero no era así entonces, y todavía queda mucho camino por recorrer. Entre ellos, el de la industria cosmética, que muchas mujeres negras han encontrado excluyente hasta ahora. Así lo aseguraba la periodista Siham Ali, que a través de una encuesta descubrió que la mayoría de mujeres de color se sentían ignoradas por el sector. «Además de la base de maquillaje y el corrector, resulta igual de importante que podamos acceder a pintalabios y coloretes diseñados para cada subtono», señalaba en su artículo.

Más escandalosas resultaron las campañas erróneamente dirigidas de firmas como Becca. El verano pasado, publicaban un post en Instagram con diferentes brazos para mostrar su variedad de colores y la adaptabilidad a todas las pieles. ¿El problema? Habían usado el brazo de una mujer blanca y virado su tonalidad hacia tonos más oscuros. Un hecho que se evidenciaba por el color de la palma de la mano, uniforme con el resto. La marca, rápidamente, se apresuró a disculparse y retomó la fotografía, con un enfoque más cercano y menos editorial, con los distintos brazos de miembros de su equipo. No era la primera vez que ocurría, e incluso una cuenta de Instagram, Cocoa Swatches, se dedicaba a denunciar la falta de representación de otras razas en las firmas cosméticas (ahora, con la diversidad en el centro de las compañías, se centra más en lanzar sus propios productos y en promocionar los de varias marcas). «El mundo de la belleza siempre ha estado enfocado a los cuerpos blancos», comienza Yania Concepción, representante de Afroféminas. «Con el paso de los años, el activismo en terrenos como la moda y los cambios en la sociedad han invitado a repensar los productos para incluir otras figuras».

¿Qué más ha hecho falta para que esto cambie? La respuesta parece clara: más mujeres negras en puestos decisivos. En su publicación, Ali destaca la relevancia de Fenty Beauty, la empresa cosmética de Rihanna (que a partir de mañana lanza mundialmente línea de moda). «Gracias a ella, las mujeres negras se niegan a ser vistas como un añadido, son una parte fundamental de la industria», consideraba Ali. Tal fue su importancia que la revista Time la nombró entre los mejores 25 inventos de 2017. Concepción coincide: «Rihanna está ejerciendo presión, junto a los movimientos feministas, para plantearnos el enfoque de la moda y la belleza».

cosmetica

Rihanna celebró por todo lo alto el primer año de Fenty Beauty en octubre de 2018. Foto: getty images

La reconocida makeup artist Pat McGrath hizo lo propio en 2016, y su éxito fue tan grande que en 2018 un grupo inversor inyectó 54 millones de euros en Pat McGrath Lab, valorada entonces en 1.000 millones. Otra mujer negra y conocida ha sido recientemente nombrada jefa de la marca cosmética Asutra: Venus Williams. Para el estilista Kley Kafe, el liderazgo de estas mujeres le parece fundamental. «Si hay personas con más poder identificadas con esta burbuja, puede que nos ayuden a ser más visibles ahí donde somos minoría», apunta, después de revelar la dificultad para encontrar productos adecuados para los pelos afro en España: «Exite una gran variedad de cabellos afro: los hay más rizados, más finos, más ásperos, más secos… No vale un producto único».

Pero no solo en los primeros puestos, sino en toda la estructura se necesita la presencia de diferentes razas. Queda patente en una anécdota de Lancôme. Uno de los responsables de cosméticos de la firma se acercó a Balanda Atis, jefa del Laboratorio Multicultural de L’Oréal, y otras mujeres de color para anunciar el lanzamiento de una nueva línea y les espetó: «Siempre habéis dicho que no podéis encontrar vuestros tonos; ahora seguro que sí». Pero ellas, recuerda Atis, miraron a los productos y negaron. Así que le propusieron encargarse de la investigación, y llegaron al pigmento azul para abarcar el mayor número de subtonos posibles. Su línea Teint Idole Ultra Wear Nude suma ahora 45 tonalidades, las mismas con las que se presentó al público Fenty Beauty.

«Es fundamental que otros tipos de piel estén dentro de la industria porque así se amplia la gama de productos y la oferta. Es una necesidad imperante», considera Concepción. En la actualidad, otras firmas de lujo amplían su abanico de colores, como Givenchy (su cobertura Teint Couture Everwear cubre los subtonos rosa y amarillo con sus 20 tonalidades), Tom Ford (el eyeliner Emotionproof cuenta con 22 tonos) o L’Oréal.

Concepción también destaca la importancia de que estas mujeres sirvan de referente a niñas y adolescentes. «A mí me habría encantado ver modelos de mi color de piel para ver qué tonalidades me quedan bien o qué productos de belleza puedo usar. Antes no se maquillaba a las modelos negras con la excusa de que se veían bellas sin él, que al final resulta en otra forma de discriminación». Y pone de relieve de nuevo a Rihanna: «Empodera, inspira, es un referente para mujeres como yo: te plantea que puedes crear proyectos novedosos, que tienes alternativas laborales, que existen muchas formas de transgredir. Pone sobre la mesa nuestra existencia».

En un presente en el que la inclusión se impone, Concepción reclama otras actuaciones para hacer esta diversidad realmente efectiva, como que más firmas amplíen sus bases o la formación de los profesionales: «Se les debe capacitar para que puedan trabajar con diferentes tonalidades de piel», concluye.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa