Moreno de quita y pon

El 80% de las mujeres escoge el bronceado en espray o con pistola. ¿El motivo? Su resultado es uniforme y natural y es la alternativa perfecta a las lámparas de rayos UVA.

Marca bronceado bikini

Foto: Corbis Images

01 ¿Qué es?

El ingrediente clave del autobronceado es la caña de azúcar. Este componente cuenta con un compuesto (el DHA) que se oxida al entrar en contacto con la piel. «Es capaz de teñir la capa cutánea más superficial», explican desde la Academia Española de Dermatología. «El DHA no es un tinte, por lo que el resultado final no es anaranjado ni amarillento», tranquiliza Carmen Montalbán, directora del salón homónimo. 

02 ¿Cómo se aplica?

Existen dos métodos en cabina. Uno se conoce como lluvia de sol y consiste en una ducha desde donde cae una loción autobronceadora. El otro es la aplicación con aerosol.

03 ¿Cuál es su origen?

Esta moda aterrizó en España hace unos cinco años. «Supone una alternativa a las lámparas de rayos UVA. La concienciación respecto al cáncer de piel ha aumentado y el público busca otras vías para broncearse», explica Yasmina Meftah, directora de Yass&Co, un salón de Barcelona.

04 ¿Es perjudicial?

«No. Además, la última generación incorpora activos de tratamiento», responden desde la Academia Española de Dermatología.

05 ¿Cantidad justa?

Un 2% de DHA basta para conseguir color, aunque la mayoría de tratamientos añaden del 3% al 6%. «Es fundamental que se pulverice siempre desde la misma distancia», avisan desde Le Petit Salon (Madrid).

06 ¿Cómo prepararse?

«Un día antes del tratamiento es imprescindible exfoliar bien la piel para eliminar todas las células muertas. También se debe hidratar», recomiendan desde el centro Forma y Línea de Ciudad Real. Con estos dos pasos se consigue un bronceado más duradero y uniforme. Otras recomendaciones: el día del bronceado, la piel debe estar limpia y libre de desodorante, jabón o crema. Estos productos pueden actuar como barrera entre la piel y el autobronceado. 

07 ¿Cuánto dura?

Es imprescindible que en el centro escogido se use un aparato de secado para evitar mancharse. «No nos debemos duchar ni exfoliar justo después del bronceado», avisan desde Yass&Co. Hidratar prolonga el resultado. Otro truco consiste en repetir el tratamiento tres días después. ¿Cuánto dura? Entre cuatro y ocho días, dependiendo de la velocidad de regeneración de las células. Un aviso: «El autobronceado no protege del sol», recuerdan desde la Academia Española de Dermatología.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa