Mascarillas higiénicas infantiles seguras y bonitas para convencer a los niños de llevarlas puestas todo el día

Con la vuelta al colegio recordamos qué es lo importante a la hora de elegir una.

Hacer de la mascarilla un juego, he ahí la cuestión. Foto: @ Bobo Choses

Llevar mascarilla higiénica es, como bien decía la niña que ha dado la vuelta a Twitter , más necesario que incómodo: “Un poquito peor porque no puedes respirar del todo pero no pasa nada, es mejor eso que morirse”. La pequeña regresaba al colegio como tantos niños en nuestro país tras medio año sin pisar las aulas en un curso que, desde luego, será diferente. Todos los niños mayores de seis años llevarán mascarilla en clase, aunque estén en un grupo burbuja. De tres a seis años su uso es recomendado y en menores de tres no está recomendada. Cómo conseguir que la lleven, qué es lo importante a la hora de comprar una y dónde encontrar mascarillas seguras y bonitas son las preguntas más habituales estos días entre los padres.

Qué es lo importante en una mascarilla

Tanto la OMS como el Consejo General de Colegios Farmacéuticos (CGCOF) insisten en ciertas pautas sobre el uso de la mascarilla en la vuelta al colegio.

Lo primero, que la mascarilla sea cómoda y se ajuste bien a la cara del niño, tapando nariz y boca: “Si no se ajusta correctamente, no tendrá la eficacia adecuada”, advierten los farmacéuticos. “Lo que quieres es una mascarilla hecha de un material cómodo que cubra desde arriba de la nariz hasta la barbilla y se extienda a lo largo de las líneas de los pómulos del niño”, coincide la American Academy of Pediatrics. Es importante saber que las mascarillas higiénicas infantiles (reutilizables y no reutilizables) están diseñadas en 3 tallas: pequeña, para niños de 3 a 5 años, con unas dimensiones de 5,5x13cm.; mediana, de 6 a 9, y medidas de 6,5 x15cm.; y, grande, de 10 a 12, y un tamaño de 8,5x17cm.

Ponerla y quitarla debe realizarse “siempre bajo la supervisión de un adulto” y hay que enseñarles a usarla sin que se toquen la cara: “puede resultar útil practicar delante de un espejo o con un peluche grande”, recomiendan. Y tal y como insiste el CGCOF es importante explicarles que su uso es personal e intransferible: “Para que los niños puedan identificar su mascarilla se pueden usar pegatinas o marcar con un rotulador en un extremo de la mascarilla. Pero no se debe coser, agujerear o escribir directamente en la zona filtrante de la mascarilla ya que puede alterar su eficacia”, recuerdan.

¿Cuántas horas las pueden llevar?

Ni en adultos, ni en niños, es recomendable utilizar más de cuatro horas ni mascarillas higiénicas ni las quirúrgicas, por lo que una buena recomendación (más aún si el pequeño lleva una de este tipo al colegio) es que lleve en la mochila una mascarilla de repuesto guardada en una funda o bolsa de tela. Las mascarillas reutilizables, de tejidos como el algodón, son una buena opción siempre que lleven filtro y que estén testadas y homologadas, y duran hasta unos 40 lavados. Para lavar y secar las mascarillas higiénicas reutilizables es recomendable seguir las instrucciones de cada fabricante, que habitualmente indican realizar un ciclo completo de lavado con el detergente habitual, a una temperatura de 60°C. “Después de cada lavado, se debe realizar una inspección visual y si se detecta algún daño en la mascarilla se debe desechar y es importante renovar la mascarilla una vez sobrepasado el número máximo de lavados”, recuerdan los farmacéuticos.

¿Cómo convencerles de que la lleven?

Cualquiera que tenga niños sabe que es difícil conseguir que lleven la mascarilla muchas horas y sin tocarla. “A la mitad no le gusta que les molesten en la cara y la otra mitad las odia”, decía hace unos días el pediatra Harvey Karp, autor de varios libros sobre educación en positivo (El bebé más feliz del barrio y El niño más feliz del barrio). Desde su experiencia, hay ciertos trucos sencillos que pueden facilitar las cosas para el niño: sugiere hacerles partícipes de la customización de su mascarilla (siempre teniendo cuidado de no alterar el filtro) para que la sientan más suya, como colocar su nombre, sus iniciales o alguna pegatina que la distinga de las demás. También propone el llamado método del chisme, que consiste en reforzar los buenos comportamientos cuando el niño no está mirando directamente, comentando como para sí mismo la conducta deseable: “Me encanta que los niños lleven la mascarilla puesta todo el tiempo”.

Pero quizá lo más importante sea recordar que los niños se comportan por imitación. Así que quizá el mejor consejo sea que los padres utilicen sus mascarillas en todo momento y con agrado. “Los niños leen nuestras emociones. Por lo tanto, deseas mantener tu propia ansiedad al mínimo. Todos saldremos de esto y no queremos ninguna cicatriz emocional a largo plazo”, dice este médico en una entrevista con Vogue USA.

¿Dónde comprar mascarillas infantiles seguras y bonitas?

DE MUSEO:
Hace unos días publicaba The New York Times que las mascarillas de tela son el nuevo souvenir de museo. También, parece, en nuestro país. En la tienda del Museo Sorolla hay modelos tanto de adulto como de niño, inspirados en las pinturas del artista valenciano, como Paseo a orillas del mar (1909). Con un precio de 7,95€ son reutilizables, impermeables y lavables, están fabricadas en poliéster y poliuretano y el tejido interior es antibacteriano. Cuentan con la certificación oficial AITEX UNE-EN 14683:2019+AC:2019. Se recomienda lavarlas cada cinco usos con jabón y agua a 60º y no se deben utilizar más de 70 usos.

Inspirada en las pinturas de Sorolla. Foto: @ Museo Sorolla

HECHAS EN BARCELONA:
Bobo Choses, fundada en 2008 en Barcelona, es una marca de ropa infantil de estética bohemia y algodones orgánicos. Ahora fabrica también mascarillas infantiles reutilizables de doble capa de algodón con filtro (que cumple con la normativa UNE 0065, con el número de certificado CE11385 y equivale a una protección FFP2) para distintos grupos de edad, con estampados geométricos, de coches o animales, y con una política solidaria. Aseguran una protección antibacteriana del 91%, parámetros de transpirabilidad del 36% y prueba de líquidos del 100%. Es necesario lavar el filtro a 60ºC cada cuatro horas y este resiste más de 40 ciclos de lavado. Cuestan 9€. Bajo el lema “Compra uno, regala uno”, por cada máscara vendida a través de su tienda online, donarán otra para ayudar a familias vulnerables tanto en la Fundació Germina (ubicada en Santa Coloma de Gramenet que ofrece apoyo, programas sociales y oportunidades a niños, adolescentes y familias) y al servicio APC – A Partir del Carrer del Ayuntamiento de Barcelona.

Con estampado bohemio y fin solidario. Foto: @ Bobo Choses

DE DISEÑO:
Smallable, el concept store multimarca y online del universo infantil, ha diseñado sus propias mascarillas de protección. Cuentan con un pack de tres unidades por 15€. Son lavables, reutilizables hasta 30 veces, hechas 100% de algodón y están desarrolladas en colaboración con un proveedor francés, fabricadas de acuerdo con las especificaciones de la AFNOR y están certificadas por la DGA (filtración garantizada, prueba de 30 lavados, impermeables, antibacterianas y transpirables). Tienen una talla única infantil, de cinco a 11 años, con medidas de 16,50×7,5cm.

Además, por cada compra de un paquete de 3 mascarillas, Smallable dona 3 euros a una asociación que se dedica a ayudar al personal sanitario, financiar proyectos de investigación y ayudar a las personas más necesitadas.

De diseño y en pack de tres. Foto: @ Smallable

BAJO PEDIDO:
StweetBaby es un taller de diseño y confección fundado en Carcaixent (Valencia) a principios de 2019 y confeccionan sus productos en su taller utilizando únicamente materias primas españolas. Bajo pedido, y con un plazo de entrega de entre siete y 15 días laborables, elaboran su mascarilla higiénica reutilizable homologada, tanto para niños como para adultos. El tejido interior y exterior es 100% algodón y cuenta con una hendidura para añadir un filtro TNT (incluido). Recomiendan las directrices de lavado y desinfección del Ministerio de Sanidad con detergente normal y agua a temperatura entre 60º-90º (ciclo normal de lavadora). Las infantiles tienen un precio de 10,95€.

Bajo pedidoy con estampado de zorros. Foto: @ Sweetbaby

LAS DE CADENA:
Mango fue una de las primeras marcas de fast-fashion que se lanzó al diseño de mascarillas higiénicas al comienzo del confinamiento. Hoy cuentan con varios modelos, también infantiles, homologados (según la normativa UNE 0065:2020 por AITEX) y reutilizables. Permiten hasta 10 lavados, cuentan con tres tallas para niños y aseguran una eficacia de filtración del 90% y una respirabilidad del 60%. Su precio es de 7,99€.

Mango fue la primera cadena en lanzar mascarillas higiénicas. Foto: @ Mango

LAS DE INSTAGRAM:
La Petite Blossom es una marca que fabrica en España y que ha ganado cierta notoriedad en Instagram (donde tiene más de 10.000 seguidores). Cuentan con una mascarilla hidrófuga (repelente al agua), antibacteriana (con biocida) y transpirable, de algodón orgánico 100% certificado G.O.T.S, un tejido certificado según la normativa UNE 0065. Aguantan con sus propiedades intactas hasta 25 lavados, se recomiendan lavar a 60º en un ciclo corto con un detergente neutro y sin lejía, y también es aconsejable planchadas después de cada lavado para mantener las propiedades hidrófugas y antibacterianas. Cuestan 7,50€.

La Petite Blossom es una marca que vende a través de Instagram. Foto: @ La Petite Blossom

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa