Marie Kondo quiere poner orden también en tu trabajo

La gurú del orden más famosa del mundo, que pronto estrenará reality en Netflix, nos propone que apliquemos su método KonMari también en nuestra vida profesional.

marie kondo

Marie Kondo va más allá de tu casa y también nos enseña a mantener en orden nuestro trabajo.

Marie Kondo se ha convertido para millones de personas en la gran profeta del siglo XXI por enseñarnos a hacer algo que, en teoría, todos deberíamos saber sin instrucciones: mantener nuestra casa en orden. Esta japonesa asegura no solo poseer la fórmula para conseguirlo, sino que promete que si aplicamos su método, llamado KonMari, seremos mucho más felices y frenaremos nuestras ansias consumistas. El minimalismo nos hará libres.

Algo de cierto debe haber en su promesa si consideramos el alcance de un fenómeno que empezó hace un par de años y que no ha hecho más que crecer: sus libros (La magia del orden y La felicidad después del orden, que en España edita Aguilar) superan los siete millones de copias vendidas, se han traducido a más de 40 idiomas y están en las listas de bestsellers de la década tanto en España como en el mundo. Time incluyó a Kondo en su lista de las 100 personas más influyentes del planeta y los mesmerizantes videos en los que organiza cajones y dobla camisetas acumulan millones de visitas. Ha creado una app para dispositivos iOS que este año lanzará en Android. Y ha puesto de moda una profesión, la de los organizadores profesionales, con gran demanda incluso dentro de nuestras fronteras. En 2018 la fiebre KonMari también llegará a Netflix.

En este momento, explican a S Moda desde sus oficinas, que Marie Kondo se encuentra grabando los ocho episodios que compondrán la primera temporada de su reality. Al estilo de ‘El encantador de perros’, la japonesa adiestrará en la disciplina del orden a los habitantes de varios hogares desbordados en el área de Los Ángeles, según el anuncio que la propia Kondo ha realizado en Instagram.

Su método se basa en una sola pregunta: “¿Esto me hace feliz”? Si la respuesta es afirmativa, mantendremos ese objeto en nuestra vida. Si no, tendremos que donarlo o tirarlo. Si una estrategia sencilla y efectiva redefine nuestra forma de relacionarnos con lo material, ¿se puede aplicar a otro tipo de desórdenes no materiales, como la carrera profesional o las relaciones? Según escribe la propia empresaria en una columna para The New York Times la respuesta es sí. Simplemente hay que saber cómo.

Tokimeku. El concepto central de todo el trabajo de la gurú es una palabra japonesa que significa ‘aquello que proporciona alegría’. “Comprender y aceptar el Tokimeku en medio de un mundo confuso y desordenado nos permitirá clarificar nuestros ideales y ayudarnos a ganar confianza en nuestra capacidad de llevar una vida productiva y desarrollar un sentido de responsabilidad hacia los que nos rodean”, escribe en su artículo para el diario neoyorquino.

Constancia en el método. Si aplicas el método KonMari para organizar tu hogar, prosigue, “con el tiempo tu habilidad para identificar aquello que merece la pena conservar se extenderá a otras áreas. Evaluar continuamente si las pertenencias en tu vida despiertan alegría te permite perfeccionar su juicio”.

Nada de parches. “Solo hay una manera de escapar de la espiral negativa del desorden: organizando eficientemente todo de una vez, lo más rápido posible, para generar un ambiente perfecto y libre de desorden”, explicaba en el libro ‘La magia del orden’. Esta recomendación también es válida para el trabajo o las relaciones. Se trata, una vez más, de no procrastinar.

Visualizaciones. También en el libro, Kondo sugería: “Empieza por identificar tu objetivo. Date tiempo para pensar en esto con cuidado. Tal cosa implica visualizar tu estilo de vida ideal”. Aunque en su libro se refiere a la limpieza del hogar, las palabras son extrapolables porque, según la gurú, la organización es un diálogo que una persona tiene consigo misma y el significado de ‘aquello que brinda alegría’ depende de cada uno.

Todo a la vista. “Antes de empezar a decidir qué te hace feliz, primero debes tener verdadero conocimiento de los problemas a los que te enfrentas”, asegura la autora nipona. El primer paso del método KonMari de limpieza consiste en poner en un solo lugar y a la vista todo aquello que deseamos ordenar, ya sea toda nuestra ropa o todas nuestras obligaciones. Escribir una lista de todo lo que tenemos que hacer en nuestro trabajo es una idea excelente para tener una visión global. Según Kondo, todos sus clientes se sorprenden de la cantidad de objetos que poseen. Ella lo achaca a a que escondemos el desorden en armarios al igual que escondemos nuestras emociones. “Cada vez que mi mente se nubla y me siento abrumada, inmediatamente saco un cuaderno. Escribo todas las emociones que siento y las posibles razones detrás de ellas en una página en blanco”, cuenta en The New York Times.

Soluciones concretas. Una vez que hayamos identificado los problemas, prosigue, tenemos que apuntar las soluciones específicas. “Para cada problema, asigna una acción concreta como “contactar y consultar a un profesional” o “responder de inmediato con un correo electrónico”. Estas acciones deben ser lo más claras y específicas posible. De hecho, el objetivo final de la organización es remediar el estado de desorden e impedir su repetición”, asegura. Una vez que hayamos terminado esta lista, solo hay “que ejecutar serenamente estas tareas”. La propia Marie Fondo lleva en su agenda una lista de asuntos pendientes. “Cada vez que completo una tarea, pongo una marca de verificación al lado. A medida que voy completando las tareas una por una, me da una alegre sensación de ligereza. Parece simple, pero este es exactamente el momento que a mí me genera alegría”.

Separar por categorías. Una de las novedades en materia de organización de Marie Kondo es su consejo de no ordenar por habitaciones, sino por categorías: primero ropa, después libros y objetos varios y terminar con las pertenencias de valor sentimental. Según sostiene la japonesa, nadie mejor que tú para establecer esas categorías en el trabajo, pero podrías agrupar los correos y llamadas pendientes en un rango horario acotado; programar todas tus reuniones el mismo día; dedicar una sola tarde a la semana a la elaboración de informes…

Desechar. Si hablamos de objetos materiales, el método KonMary lleva a sus seguidores a deshacerse de más de la mitad de sus pertenencias, tras comprobar que no les proporcionan dicha. Aplicarlo en el trabajo y en la vida supone eliminar de nuestras vidas las personas y obligaciones que no nos hacen felices, para estar solo rodeados de las que sí.

Gratitud. Antes de despedirnos de algo o alguien, Marie Kondo aconseja agradecer en silencio el servicio que nos han prestado. En la oficina, esto puede significar decir no a un evento, pero agradeciendo haber sido invitados.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa