Los inesperados usos cosméticos (y caseros) del vinagre de manzana

Del baño relajante de January Jones a la receta del tónico facial doméstico: este ingrediente natural con múltiples propiedades vive su particular momento.

Vinagre de manzana como usar

Foto: @ Getty Images

El vinagre a base de flores o frutas como ingrediente de belleza se remonta al siglo XVIII. En los últimos tiempos el auge por la cosmética natural y, más recientemente, la restricción de estar en casa impuesta debido a la crisis sanitaria, han fomentado un resurgir de los remedios caseros para el cuidado de la piel. Es el caso del vinagre de manzana, que esta misma semana la actriz January Jones revelaba en un comentadísimo vídeo en Instagram como el inesperado toque que añade a su ritual de baño relajante.

Aunque no existe una gran bibliografía científica de este ingrediente aplicado a la cosmética hecha en casa, al vinagre de manzana puro se le atribuyen múltiples beneficios para el tratamiento de los granitos, el control de la caspa o como tónico facial por su contenido en ácidos málico y acético (con propiedades antibacterianas, astringentes, antifúngicas y desinfectantes), en taninos (reguladores del sebo) y en alpha hidroxiácidos (AHAs, que pueden ayudar a eliminar las células muertas de la piel). De hecho, varias marcas tienen entre sus productos más valorados fórmulas centradas en el vinagre de manzana. Es el caso de la francesa Gallinée (creada por Marie Drago, doctora en Farmacia, miembro de la French Society of Cosmetic Science y experta en cosmética e investigaciones en microbiología) y de su venerado tónico The Face Vinegar, o del Aura Mirabilis de Roger & Gallet, vendida en farmacias y parafarmacias.

Los expertos recomiendan que a la hora de utilizar el vinagre de manzana sobre la piel es muy importante diluirlo adecuadamente para evitar irritaciones y se recomienda elegir uno orgánico, crudo y con la llamada “madre” bien visible (esos posos o partículas ricas en enzimas, proteínas y bacterias buenas).

LOS INESPERADOS USOS COSMÉTICOS (Y CASEROS) DEL VINAGRE DE MANZANA

Como desodorante

El vinagre de manzana se conoce como un ácido natural que elimina y previene el crecimiento de bacterias. Disuelto en agua y mezclado con lavanda (en una proporción de una taza de lavanda, una taza de vinagre de sidra de manzana y dos de agua) internet le atribuye una gran eficacia para acabar con la sudoración excesiva y el mal olor.

El propio blog de Perspirex, la marca de antitranspirantes para el exceso de sudoración y que se vende en farmacias y parafarmacias, publica que “el vinagre de sidra de manzana, el vinagre blanco y el agua de hamamelis disminuyen el pH de la piel, con lo que se reduce el mal olor de las axilas”. Algo que, dicen, “tiene lógica, ya que la bacteria responsable del mal olor en las axilas no puede sobrevivir cuando el pH de la piel es bajo”.

Aunque no existe una gran bibliografía dermatológica al respecto, diversos estudios de la Universidad de Virginia en EE.UU. apuntan a que esta disolución no afecta negativamente pero tampoco mejora la integridad de la barrera protectora de la piel.

Como tónico facial

Se dice que el vinagre de sidra de manzana es capaz de ayudar a remediar ciertas afecciones de la piel, que puede reducir el tamaño de los poros y que puede contribuir a mitigar los signos del envejecimiento. La receta casera es una disolución de una parte de vinagre con dos partes de agua (a mayor sensibilidad de la piel, mayor disolución) y se aplica con un disco de algodón impregnado en pequeños toques, evitando siempre la zona de los ojos y los surcos de la nariz.

En la cosmética comercial existen también tónicos con soluciones de vinagre, como el mencionado The Face Vinegar de Gallinée, que contiene Actibiome, un prebiótico que trabaja para calmar la piel estresada y evitar irritaciones, y también postbióticos que permiten que prosperen las bacterias beneficiosas de la piel. Su segundo activo es el vinagre de hibisco, extraído de esta flor nativa de América Central, y conocido por sus propiedades astringentes, exfoliantes y suavizantes. Incorpora también ácido láctico y está formulado para adaptarse al pH de la piel y al microbioma, con lo que funciona bien en pieles sensibles o fácilmente irritables.

The Face Vinegar, el tónico facial de la firma francesa Gallinée.

Como aclarado de brillo para el pelo

Firmas como Klorane o René Furterer cuentan con vinagres de brillo entre sus productos como iluminadores y desenredantes del cabello, aludiendo a su pH ácido. Sin embargo, el truco clásico de añadir vinagre directamente en el aclarado final del cabello podría dañar la cutícula del pelo (esa vaina protectora que recubre el tallo). Así, el remedio casero más seguro parece ser la ingesta oral del vinagre de manzana: numerosas celebridades como Zoe Kravitz o Victoria Beckham han asegurado en distintas ocasiones tomar todas las mañanas diluido en un vaso de agua para tener un pelo más bonito, entre otras cosas, con lo que algunos medios ya se refieren a esta infusión como «el nuevo agua con limón».

Como alternativa al champú seco (y anticaspa)

El prestigioso colorista de las estrellas Christophe Robin (estilista de Catherine Deneuve, entre otras) desveló en una entrevista en The New York Times que “es un maravilloso tónico para el cuero cabelludo”, una solución especialmente válida “para las mujeres muy activas: un par de vaporizaciones de solución de vinagre en las raíces elimina el exceso de grasa”. Según su fórmula, se trata de añadir cinco gotas de vinagre en 150 mililitros de agua y, “a diferencia del champú seco, no deja residuo”.

De hecho, el masaje craneal con vinagre de manzana es conocido como anticaspa y aunque no hay un estudio clínico detrás, la teoría dice que su efectividad se debe a que este vinagre puede ayudar a parar el hongo Malassezia, que contribuye a la aparición de la caspa.

Para quienes prefieren una mezcla más comercial, el estilista su propia línea de productos incluye la loción Purifying Finish With Sage Vinegar, una fórmula antiinflamatoria para eliminar la caspa y la acumulación de residuos en el pelo.

Como tratamiento de los granitos

Se dice que rociar pequeñas cantidades de vinagre de sidra de manzana diluido sobre espinillas y granitos es una buena manera de deshacerse de ellos. La actriz Scarlett Johansson contó en una ocasión que ella misma era partidaria de esta técnica. Sin embargo, es muy importante tener cuidado con esta técnica, ya que el vinagre de sidra de manzana sin diluir es muy ácido y ponerlo directamente sobre la piel puede causar quemaduras, según varios estudios de la Universidad de San Diego y de la Universidad de Yale en EE.UU.

La nutricionista catalana Carla Zaplana, autora de varios libros sobre superalimentos y zumos verdes, publica en su página web su receta de un tónico facial casero elaborado con vinagre de manzana para prevenir el acné y tratar las pieles grasas: dos cucharadas de vinagre de manzana, dos cucharadas de agua y, si queremos que huela mejor, una o dos gotitas de aceite esencial de lavanda”. De este ingrediente natural valora su contenido en “vitaminas A y B, sales minerales, potasio, calcio, hierro, flúor y fósforo”.

Como desmaquillante

Uno de los usos del conocido vinagre de belleza Aura Mirabilis de de Roger & Gallet (a la venta en farmacias y parafarmacias) es como desmaquillante, ya que ayuda a retirar los restos de productos y cosméticos en la piel, así como células muertas. Este cosmético está infusionado, además, con activos de 18 plantas medicinales.

Aura Mirabilis, de Roger & Gallet. Foto: @ Roger & Gallet

Como blanqueador dental

El vinagre de manzana es ácido, por lo que a algunas personas les gusta usarlo para eliminar manchas y blanquear los dientes, frotando una pequeña cantidad con un bastoncillo de algodón. Sin embargo, esta práctica puede dañar el esmalte de los dientes, tal y como apuntan algunos estudios.

Ahora bien, el vinagre de manzana sí tiene propiedades de blanqueamiento naturales. Según publica la aseguradora de salud  Adeslas “usarlo ayuda a eliminar las manchas y blanquear los dientes y, aunque los resultados no son instantáneos, su uso durante varias semanas puede marcar la diferencia. También puede usarse como un enjuague bucal suave junto con un cuidado bucal diario. Sin embargo, el consumo frecuente de vinagre de manzana puede dañar los dientes debido a su alta concentración ácida: al contener ácido málico y ácido acético, el vinagre de manzana tiene un pH medio de entre 2,5 y 3”.

Y añaden: “Si se consume regularmente por sus beneficios para la salud, siempre se debe diluir en agua, ya que sin diluir es lo suficientemente ácido para debilitar el esmalte de los dientes, y un esmalte debilitado aumenta la posibilidad de tener caries. Es importante tener en cuenta que cualquier tipo de blanqueamiento dental debería realizarse de manera segura para mantener la salud de los dientes. La mayoría de los productos blanqueadores que existen en el mercado contienen peróxido de carbamida o peróxido de hidrógeno y, por eso, los productos blanqueadores caseros son soluciones que deben usarse con moderación”.

Como mascarilla para pies

Uno de esos remedios caseros heredados por generaciones es una mezcla de harina (tres cucharadas), miel (una cucharada) y vinagre de manzana (dos o tres gotas) como truco para una piel más suave en los pies. Previamente hay que sumergirlos en agua tibia durante uso 10 minutos, y después dejar que la mezcla actúe otros 10 minutos más antes de aclararlos. La publicación estadounidense New Health Guide cita una larga lista de beneficios del vinagre aplicado a los pies.

Etiquetas: |
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa