Spray nasal, el truco de farmacia con el que la modelo con mejores rizos de la moda peina su melena

La top argentina Mica Argañaraz ha confesado que compra la solución salina nasal más barata del mercado para reproducir en su pelo el efecto de un día de playa. ¿De verdad funciona?

La modelo argentina Mica Argañaraz tiene los rizos más deseados de la industria. Foto: Getty

Es muy probable que la modelo argentina Mica Argañaraz posea la melena rizada más icónica y deseada de la industria de la moda. Su corte de pelo alborotado, que apuesta por un flequillo natural alejado de las planchas alisadoras y siempre perfecto, la ha mantenido como uno de los rostros más demandados por las grandes firmas –Prada, Louis Vuitton o Chanel son algunas de las que le han dado su bendición– desde su irrupción en las pasarelas hace siete años.

Además de una cuestión genética, la perfección de su peinado se debe a un truco casero de lo más inesperado. Según confesó a la edición estadounidense de Vogue poco antes de abrir el último desfile de la diseñadora Alberta Ferretti en Milán, la top compra en la farmacia el producto capaz de domar sus rizos. Sin embargo, no se trata de ningún cosmético pensado para el cabello, sino de un spray nasal de agua de mar. Sí, el mismo que cualquier hijo de vecino utiliza para descongestionar su nariz en época de catarros es el que la modelo aplica en su pelo.

El truco de la modelo para mantenerse sus rizos se compra en la farmacia. Foto: Imaxtree

Aunque la top model insiste en que su gran truco consiste en irse a dormir con el pelo húmedo y jamás lavárselo por las mañanas porque se ve «demasiado limpio», utiliza el vaporizador nasal cuando quiere lograr un efecto más trabajado y marcado. «Una vez que me di cuenta de que mi cabello se veía mejor cuando iba a la playa, así que pensé, ‘¿por qué no le pongo un poco de agua salada?’ y realmente funciona. Compro el spray más barato de la farmacia y me lo pongo en el pelo cuando aún está mojado. No hay que echarse demasiado, solo un poco. ¡Le da una textura muy bonita!», confesó Argañaraz.

Si bien es cierto que el consejo de la maniquí resulta sorprendente, aplicarse spray nasal de agua de mar en el cabello tiene más sentido de lo que podría parecer. Hace dos décadas la firma Bumble and bumble revolucionaba la cosmética capilar lanzando su famoso Surf Spray, una combinación de sal, minerales y extractos marinos pensado para replicar el efecto ondulado y texturizado que deja el agua del mar en el pelo. No solo arrasó en ventas sino que inició una nueva categoría de productos para el pelo que, desde entonces, cuenta con una auténtica legión de fans y ha sido incorporada por la mayoría de marcas de belleza capilar.

El resultado de aplicar este spray es conseguir unas ondas surferas, justo el objetivo con el que la modelo utiliza la versión nasal. Ambos productos comparten composición: aunque algunos vaporizadores nasales incorporan otros ingredientes como extracto de menta o ácido hialurónico, los más naturales son 100% Agua de mar hipertónica y estéril (el caso de los de Rhinomer, por ejemplo). De ahí que el efecto en el pelo sea muy similar al que produce bañarse en la playa, aunque los cosméticos suelan estar enriquecidos con minerales y nutrientes para mantener el cabello saludable y algunos apuestan por parabenos o sulfatos en su formulación. Una de las principales diferencias –además de la especificidad de cada uno– es el precio. Mientras que los sprays de sal pensados para el cabello superan los diez euros (el de Bumble and Bumble, por ejemplo, ronda los quince), el producto nasal parte de los tres o cuatro euros, dependiendo de la marca.

Tal y como recomienda la propia Argañaraz, los expertos aconsejan aplicar los sprays salinos con el pelo aún mojado, poner poca cantidad y dejar secar al aire. En el caso de cabellos lisos es recomendable enrollar mechones con los dedos o incluso recoger el cabello en pequeños moños o trenzas para potenciar la textura ondulada que provoca el agua de mar. Algunos peluqueros incluso han confesado guardar durante sus vacaciones un poco de agua de mar para utilizarla después sobre el pelo. Ahora quizá deban contemplar una visita a la farmacia para lograr el ansiado ‘efecto Argañaraz’.

Etiquetas: |
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa