La hidratante de 4 euros favorita de Meghan Markle o cómo elegir una crema buena y barata

El secreto no está en el precio, sino en ingredientes activos de alta eficacia, como la glicerina, el aceite de almendras y los antioxidantes. Y las 'celebrities' lo saben.

Crema Nivea Meghan Markle

Meghan Markle llegando a un evento al castillo de Windsor. Foto: Getty

Una cosa es ser rica y famosa, y otra despilfarrar a lo tonto. Por eso, en contra de lo que podríamos imaginar, muchas veces las celebrities se decantan por productos de belleza muy asequibles e incluso hacen sus propias mezclas caseras como cualquiera de nosotras después de ver un par de tutoriales en Youtube. Si les funciona, siguen usándola y recomendándola, aunque nadie les pague por ello.

Cuando aún trabajaba como actriz en Suits, Megan Markle confesaba a Beauty Banter ser fiel a la Loción Reafirmante de Nivea, la misma que cualquiera puede comprar en la droguería de la esquina por menos de cinco euros. ¿Dónde está el secreto? En la vitamina Q10, un antioxidante que da un empujón a la regeneración cutánea y deja la piel tersa y jugosa. “Sinceramente, es mi favorita del mercado. Es barata y me deja la piel increíble”, confesaba. Olivia Wilde tampoco es amiga de dilapidar. “Uso la crema más barata posible, y no porque sea barata, sino porque es la mejor”, contaba a Popsugar acerca de la hidratante corporal de CeraVe. “Los dermatólogos llevaban años recomendándola, pero hasta hace poco no le había prestado atención”. Su precio: 4,40 euros. ¿Qué lleva? Ceramidas, ácido hialurónico y nada de perfume. Perfecta para las pieles secas, con picor o atópicas. Cuenta con las bendiciones de la Asociación Nacional del Eczema estadounidense. Nicole Kidman reconocía a Allure que usaba la Pomada Reparadora Aquaphor de Eucerin porque “no cuesta nada y es una pasada para la piel seca como la mía”. Una explicación similar daban Charlize Theron, Lucy Liu y hasta la mismísima Beyoncé, que se embadurna cara y cuerpo con ese bálsamo antes de meterse en la cama. “Me meto en la cama totalmente grasienta. Pero mantiene mi piel fresca”. Y todo por menos de lo que pagas por una copa un sábado por la noche: 7,75 euros. El secreto de la fórmula de este elixir al alcance de todos los bolsillos son ingredientes oclusivos, como la glicerina, que crean una película que impide que la piel se deshidrate.

Más aún, incluso una magnate de la belleza, como Kylie Jenner confesaba a su hermana Khloe que fabrica su propio mejunje hidratante a base de aceites orgánicos que compra en Amazon: de almendras dulces, jojoba y aceite de oliva son sus favoritos. Raro es que pasen de los 15 euros cada bote.

¿Dónde está el truco? En los ingredientes. Es hora de empezar a olvidarse del tarro bonito y la fragancia a flores y prestar más atención al INCI (el listado de ingredientes). Te contamos algunos de los activos que sí o sí deben estar en tu crema corporal y qué función cumplen.

1. Reestablece la fase grasa

Imagina la capa superficial de piel como una alianza entre agua y grasa. Es lo que se conoce como manto o barrera hidrolipídica. La grasa crea una película impermeable que impide que el agua se evapore. Las bajas temperaturas, los jabones demasiado agresivos, el cloro de la piscina o el exceso de sol deterioran los niveles de grasa. Entonces, el agua se evapora y la piel se ve reseca, cuarteada o, directamente, se pela. Así que cuando hablamos de ‘piel deshidratada’ en realidad lo que faltan son lípidos. Una buena hidratante corporal, como bien sabe la pequeña de las Jenner, debe ser rica en aceites para restaurar esa fase oleosa y proporcionar elasticidad a la piel. Busca escualano (un lípido procedente del aceite de oliva que se asemeja mucho a los de la piel), aceite de rosa mosqueta, aceite de almendras dulces, aceite de argán, borraja y, en general, cualquier otro aceite rico en ácidos grasos esenciales Omega 3 y 6.

2. Impiden que se reseque

No basta con restaurar la barrera. Hay que asegurarse de que permanece inalterable durante horas para que no se deshidrate a mitad de la jornada. “Hace falta una capa oclusiva que mantenga la humedad e impida que el agua se evapore”, declara la química, Cristina Carvajal, autora del libro Inteligencia Cosmética. La cera de abejas, la manteca de cacao, la de karité o la glicerina son perfectas para esta misión. Aprende de Beyoncé. Queen B no puede estar equivoca.

3. Cuida el microbioma

No solo tenemos microorganismos en el intestino o en la vagina. Toda la piel está formada por una enorme variedad de ellos. Los hay beneficiosos y otros patógenos o con ganas de incordiar. Mientras están en equilibrio, la barrera de la piel funciona sin problemas. Cuando se desequilibra y las bacterias patógenas se hacen con el control, surgen problemas. “Por eso mantener el microbioma es la nueva diana terapéutica en cuanto a la hidratación de la piel sana”, explica la dermatóloga Ana María Molina Ruiz, del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz. “Se habla mucho del biofilm y es precisamente esa agrupación de microorganismos patógenos que va a favorecer las infecciones, por ejemplo, si hay una herida, y que agrava otras dolencias crónicas, como la dermatitis atópica”. Para reequilibrar el microbioma se añaden bacterias probióticas o postbióticos. “En el caso del nuevo Lipikar AP+M lleva Aqua Posae Filiformis, un lisado bacteriano que reducen la colonización de microorganismos enemigos. También Microresyl y manosa, dos activos que detienen la proliferación del microfilm y favorecen el crecimiento de los microorganismos beneficiosos”.

4. Lleva antioxidantes

Aunque esté menos expuesta que la del rostro, también le afecta el daño por la oxidación celular. El açai, la vitamina E, el té matcha o la Q10 de Meghan Markle mantendrán tus piernas como nuevas.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa