Guía definitiva para tener unas pestañas largas, tupidas y sanas

Su cuidado requiere cierto esfuerzo pero el resultado merece la pena.

pestañas

Unas pestañas largas y tupidas, esa gran aspiración 'beauty'. Foto: Imaxtree

En el altar de las utopías de belleza, hay varias candidatas a la más complicada. Una piel perfecta, unos labios carnosos, una melena envidiable… Pero, entre todos estos objetivos aparentemente inalcanzables, hay un Santo Grial del empeño. El que más esfuerzo demanda y el que menos resultados consigue: unas pestañas kilométricas.

¿Tan difícil es de conseguir? El camino no es el más sencillo, e implica muchos cuidados, pero la recompensa merece la pena.

1. Hidratadas y fuertes, el primer paso. Si hay un requisito fundamental para que las pestañas estén sanas, tupidas y largas hasta el infinito, ese es, sin duda, la hidratación. Se puede optar por la vía tradicional, la que recurre a la sabiduría imperecedera de nuestras abuelas. En ese caso, los aceites son la respuesta. ¿Por cuál decantarse? Sin duda, por el de ricino –unas gotas antes de acostarse son suficientes– que gracias a su contenido en ácido ricinoleico, un ácido graso omega 9, fomenta su crecimiento, las hidrata y acondiciona. Y de paso, se puede usar también para las cejas y el pelo –lo llenará de brillo y combatirá la caspa–. Triple uso y resultados inmediatos.

Sin embargo, hay otras vías más sofisticadas para mantenerlas impecables. Como Revitalash Advanced 3.5ml., que contiene una combinación patentada de ingredientes formulados por primera vez en los laboratorios de Athena Cosmetics Inc. en California EEUU, a base de “péptidos poderosos e infusiones botánicas”, que según explica Sara Díez, Training Manager de Revitalash, “ayuda a protegerlas de posibles roturas, mejora su flexibilidad, humedad y brillo, las defiende de los agentes diarios dándoles fortaleza, suavidad, grosor y longitud, gracias a su contenido en complejo BioPeptin Complex”. Además, la firma cuenta con un producto para aplicar justo antes del rímel, el Volumizing Primer 3 ml. Su fuerte es proteger las pestañas de las agresiones del maquillaje mientras potencia la duración de la máscara (evitando también la formación de grumos, manchas y descamaciones) y alisa y acondiciona las pestañas rebeldes.

pestañas largas

Revistalsh Advanced y Volumizing Primer de Revitalash.

2. El universo de las máscaras de pestañas. En este aspecto, hay que tener en cuenta que, en realidad, no es tan importante la máscara elegida como la técnica de aplicación. Aunque existen algunos best sellers que cosechan unanimidad en cuanto a sus excelentes resultados, como la Better Than Sex de Too Faced o la Great Lash de Maybelline, entre otras, el secreto reside más bien en el giro de muñeca. Aplicar una primera capa haciendo movimientos en zigzag es básico. Después, la clave está en presionar la base y empujar hasta el final de las pestañas con precisión para separar y curvar.

pestañas largas

Better Than Sex de Too Faced y Great Lash de Maybelline.

3. Un paso más allá: las extensiones de pestañas. Esta práctica aumenta cada año, y se está posicionando como una de las preferidas a la hora de sumar volumen y longitud. Realmente, hay todo un mundo de posibilidades. Tal y como explican los expertos del centro Lovely Lashes: “Están hechas a base de fibra de seda y se aplican sobre cada pestaña natural y permiten obtener unas pestañas más largas, más voluminosas, más curvadas y ahorrar tiempo en maquillarte. Las extensiones de pestañas se aplican una por una y han sido creadas para que parezcan naturales por lo que nadie notará que llevas postizas, su resultado es muy natural e ideal para personas que no están conformes con sus pestañas naturales o quieren lucir unas pestañas perfectas todo el tiempo”.

Ahora viene la duda más extendida: ¿Dañarán mis pestañas? En Lovely Lashes lo tienen claro: “El adhesivo de las extensiones de pestañas ha sido formulado para crear una adherencia polypeptida, específica para pestañas humanas, que permite que las extensiones sean flexibles y llenas de vitalidad, como sus propias pestañas”. Es decir, que el resultado es natural y el proceso, totalmente seguro. Y la otra gran pregunta es: ¿Cuánto duran? “Si han sido aplicadas de manera adecuada y por un profesional, durarán hasta 2 meses, a su vez dependerá del cuidado que se les dé y del ciclo de vida de sus propias pestañas. Las pestañas naturales caen cada 60-90 días y se reemplazan naturalmente con una nueva. Debido a este ciclo se aconsejan retoques entre la tercera y cuarta semana de la aplicación, para rellenar las áreas vacías”.

pestañas

Con las extensiones se van alargando las pestañas una a una. Foto: Getty

4. Y cuando todo lo demás falla, las pestañas postizas llegan al rescate. Puede que el hecho de llevar extensiones de pestañas resulte demasiado definitivo. Para todas aquellas que se encuentren en ese caso, la solución es sencilla: un buen par de pestañas postizas, y a correr. Pero eso sí, eligiendo de manera minuciosa un juego que se adapte a nuestras necesidades. No es lo mismo seleccionar unas para ser fotografiada que para acudir a una cena informal. Pero, si hasta la mismísima Reina Letizia les rinde pleitesía, algo tendrán. Si no se está familiarizada con ellas, la primera toma de contacto puede ser algo chocante. Digamos que el efecto no es especialmente natural, por eso es mejor iniciarse con unas que se coloquen por dúos o tríos en lugar de una fila entera -aunque son más tediosas de colocar y se pierde más tiempo-. De este modo, se logra una mirada menos artificial, donde únicamente se rellenan las zonas en las que se desee más espesor y volumen. Prueba con las de Eylure, que cuenta con varias opciones, de más discretas a más dramáticas. O con las Lashes to Impress de Essence, que son lo que se conoce como ‘medias pestañas’ y se aplican sólo en la parte exterior del ojo.
Y si quieres lanzarte a las de fila completa, debes saber que hay diferentes tipos de largo, así como unas más tupidas que otras. Busca en la firma Ardell –que tiene una gran variedad a precios muy asequibles– las que te hagan sentir más cómoda.

Sobre los pasos a seguir, son simples: primero se rizan las pestañas y se aplica máscara de la manera habitual, después se pintan las pestañas postizas con un pegamento específico, se espera unos segundos y se colocan –aplicándolas siempre con unas pinzas mejor que con los dedos–. Por último, se fijan bien si no han quedado en el sitio exacto, se dejan secar y se vuelve a aplicar una capa de máscara para unificarlas con las naturales. Et voilà! La próxima vez que te mires al espejo, te devolverá un reflejo espectacular.

pestañas

‘Lashes to impress’ de Essence.

Etiquetas: |
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa