¿Física o química? Todo lo que necesitas saber de los filtros solares

La protección solar puede ser de dos tipos. Aprende a diferenciar para utilizar la que más te conviene.

Bronceadores

Ha costado años conseguirlo pero ya es un hecho: la mayoría de las personas ya están concienciadas con el uso de protección solar no solo cuando toman el sol sino en su vida cotidiana. Ahora solo queda usar las pantallas que más se adapten a cada una. ¿Sabes que no todos los filtros son iguales y que unos están más recomendados para una piel que para otra?

La diferencias entre un producto y otro están, aparte de lo alto de su factor, en si éste es físico o químico. Ambos son beneficiosos porque son una defensa contra los rayos nocivos, pero cada uno tiene sus peculiaridades.

"Los filtros químicos provienen de moléculas de síntesis que actúan cuando son absorbidos por la piel. Por el  contrario, los filtros químicos son minerales que reflejan la radiación solar y ejercen como una auténtica "pantalla", nos cuenta Sandra Costa, Farmacéutica y directora de producto de la marca Avène, nos saca de dudas y rompe falsos mitos.

Uno de los dos filtros tiene que ser más seguro que el otro.

FALSO. Ambos aunque para una mayor eficacia a veces hay que combinarlos. Si hablamos de seguridad respecto a la piel, el mejor será el que produzca menos intolerancia así que en este caso sería más recomendable una pantalla física porque la piel no la absorbe.

Los filtros físicos aportan mayor protección.

FALSO. Una combinación de ambos filtros será la protección más óptima, tanto contra los rayos UVB como los UVA.

Si el filtro físico no es absorbido por la piel porque refleja la luz e impide su paso, ponerse a cubierto, una camiseta o un sombrero también podrían ser considerados uno de estos filtros.

FALSO. En efecto son protecciones físicas pero hemos de tener en cuenta que ciertos tejidos permiten el paso de las radiaciones solares. Además, cuando estamos debajo de una sombrilla no recibimos la radiación solar directa pero sí la que se refleja en el suelo o en la arena.

Si tengo la piel seca me conviene más utilizar filtros físicos dado que son más densos y se quedan sobre la piel sin absorberse? Si por el contrario la tengo grasa me convienen más los químicos.

FALSO. La textura no solo depende de los filtros sino de los componentes de la formulación. Sí que es cierto que los filtros físicos son un poco más densos que serían más indicadas para las pieles más secas pero también los hay en fluido y oil free (sin aceites) para físicos y químicos. Por lo tanto el mercado ofrece distintas opciones para todos los tipos de pieles sin depender del filtro.

Uno de los dos es más resistente al agua.

FALSO. La resistencia al agua también depende de la formulación y no del tipo de filtro.

Los niños y bebés deberán utilizar filtros químicos, que no manchan la piel.

FALSO. Los menores de año y medio deben usar únicamente filtros físicos ya que no se absorben. A partir de esa edad se pueden combinar ambos siempre y cunado el niño no tenga intolerancia a los filtros químicos, dermatitis atópica o cualquier otra patología cutánea. En cualquier caso siempre hay que consultar con el pediatra.

Las pieles sensibles y reactivas deberán aplicarse siempre el factor físico.

FALSO. Pueden utilizar ambos filtros piero siempre con Muy alta protección, con un índice 50+.

Para una protección cuando no se toma el sol serán mejor los filtros químicos, que no se ven.

FALSO. También se pueden usar ambos porque están presentes en hidratantes y maquillajes, de un tipo y de otro. Muchas bases y polvos del mercado los incorporan.

Ambos filtros pueden alterar mi bronceado.

FALSO. El bronceado ni se ralentiza ni se acelera con filtros químicos ni físicos. Simplemente se convierte en seguro y duradero.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa