Estos son los productos de limpieza e higiene personal que no pueden faltar en una cuarentena

El jabón, la lejía y las toallitas de papel se convierten en artículos de primera necesidad durante el periodo de aislamiento.

Estos son los productos de limpieza e higiene personal que no pueden faltar en una cuarentena

Habituales en los hogares, son en caso de cuarentena indispensables. Foto: getty

Hasta 15 días más de lo previsto inicialmente se alargará el estado de alarma decretado por el Gobierno. Traducción: 15 días más de cuarentena preventiva para frenar la curva de contagios por coronavirus. Comprar productos de primera necesidad, desplazarse al lugar de trabajo y acudir a centros sanitarios son de las pocas razones que permiten romperlo.

Con las compras online de las grandes superficies reservadas a personas que no pueden acudir al centro, se vuelve indispensable hacer acopio de la mayor cantidad de productos posible para intentar romper el aislamiento el menor número de veces. La colaboración y solidaridad ciudadana se vuelve prioritaria en estos casos. Además de alimentos para subsistir, los bienes de limpieza e higiene personal envuelven suma importancia. Estos son los más necesarios.

Higiene personal

Para el lavado de manos, tanto organizaciones como expertos coinciden: agua y jabón como elementos fundamentales. «De esta forma, eliminamos el virus de nuestra piel completamente», dice la doctora Enriqueta Alomar, directora médica del grupo Creu Blanca. Y lo ejemplifica: «Los cirujanos, antes de operar, utilizan jabón de manos para una limpieza más profunda». Como se insta a lavar con frecuencia y durante mínimo 20 segundos (aunque los expertos se inclinan por entre 40 y 60), mejor que los productos sean sensibles con la piel. «Deben ser de pH neutro, con un número cercano al 5,5», apunta la experta. Y como toda prevención es poca, para el secado posterior, la profesional se decanta por los pañuelos desechables. «Guarda la toalla de manos en el armario durante el periodo de cuarentena».

Se debe tener a mano también soluciones hidroalcohólicas por si se encuentra la situación de no disponer de jabón (porque se haya agotado, por ejemplo, y esperemos que llegue el pedido). «Su uso ha de limitarse a las situaciones en las que no se puede tener acceso al lavado con agua y jabón», advierte la farmacéutica Gema Herrerías. «De hecho, no se debe abusar de la higiene con productos con base en alcohol porque pueden secar en exceso y afectar al manto protector de la piel y alterar nuestra flora cutánea protectora». Y, por supuesto, no se debe hacer en casa por los riesgos que entraña.

Este lavado continuo de las manos provoca sequedad, irritaciones y, en caso de epidermis sensibles, podría derivar en problemas más graves. El doctor Ramírez Bellver, dermatólogo de la Clínica Dermatológica Internacional, aconseja abastecerse con «alguna crema con corticoide y algún antibiótico tópico, para tratar las eventuales lesiones que se produzcan». Después del lavado, se debe hidratar. Las cremas hidratantes se recomiendan, en especial, después de la ducha por todo el cuerpo, que también se lavará con productos sensibles.

Otros productos, de uso cotidiano en cualquier momento, no pueden faltar en el armario. Herrerías los enumera: «El champú para tu tipo de cabello, los geles de higiene íntima o, en caso de las personas que se maquillan, artículos desmaquillantes de base oleosa».

Limpieza del hogar

Según datos de la compañía Henkel sobre la lejía, «8,5 de cada 10 familias de nuestro país confían en sus propiedades. Su alta efectividad y precio asequible la convierten en un producto imprescindible en más de 14 millones de hogares españoles». Denostada por sus posibles efectos adversos en la salud, recobra importancia durante la pandemia. Herrerías apunta a la necesidad de limpiar con ella. «Es necesaria la desinfección con lejía de uso doméstico del baño así como de las superficies de uso frecuente».

Para limpiar, en lugar de lejía, la química Laura Bey propone como alternativa el etanol al 75%. Eso sí, para que consiga el efecto deseado apunta: «Debe mantenerse durante un tiempo de exposición de mínimo un minuto».

La doctora Enriqueta Alomar recuerda que precisamente el servicio es uno de los rincones donde más bacterias encontramos. Y se permite indicar algunas partes por donde a veces no se pasa la bayeta. «Debemos limpiar grifos, pomos, interruptores y azulejos».

Sobre los trapos que se utilicen para realizar la limpieza, la doctora prefiere que sean de papel. «Posteriormente se desecharán en un cubo. También podemos utilizar los de tela si son lavados a alta temperatura después de su uso».

Para el lavado de la ropa, el detergente, ya de por sí indispensable en el día a día, cobra relevancia. Y se permite el uso de añadidos que ayuden a combatir patógenos. «Podemos usar productos antibacterianos de forma extraordinaria en nuestros lavados», destaca la doctora Alomar.

Con estos productos, ya estaríamos preparados para resistir. La doctora Alomar se permite un último consejo. «Asegúrate de que tienes los productos idóneos de limpieza suficientes para toda tu cuarentena. Guárdalos en un sitio ventilado y fuera del alcance de los niños». Los recursos para aguantar entretenido durante tantos días de aislamiento ya dependen de los gustos personales.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa