¿Está justificado el furor que despiertan las cremas Cien de Lidl?

Se venden por cientos al día. La Organización de Consumidores y Usuarios las puso de moda vanagloriando sus resultados. Usuarias y expertos opinan.

crema cien

Las cremas hidratante, antiarrugas y solar de Lidl han sido elogiadas por los informes de la OCU.

Un informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en 2016 disparó la fama (y las ventas) de una crema de Lidl: la hidratante Aqua, de su línea cosmética Cien. Como relatan diferentes blogs de aficionadas a la belleza, las colas en los cajeros del supermercado se multiplicaron, las cestas se llenaban de productos para el rostro y no de alimentos, las estanterías del pasillo de cuidado personal se vaciaban y algunas clientas estuvieron a punto de llegar a las manos por hacerse con el último bote de apenas tres euros de la famosa crema.

La fiebre bajó, y ahora no cuelgan el cartel de agotadas a diario, pero su buena salud en el mercado se mantiene, hasta el punto de que Lidl renovó este año la línea con productos que etiquetan como premium y prometen un efecto lifting inmediato, una hidratación profunda y aumento de la luminosidad. La presentación estuvo a rebosar de periodistas especializados y profesionales del sector. Pero ¿de verdad merece tanta atención la línea del supermercado?

Desde ese primer informe de la OCU, la organización ha encumbrado el catálogo de la empresa alemana en más ocasiones. En un listado de cremas antiarrugas, ocupó el primer puesto una de la marca blanca: la crema de día Q10. Para la OCU, es la que presenta la mejor relación calidad-precio. Este 2019, en su análisis de 35 protectores solares se coló el spray solar infantil Sun factor 50 en el top 10. Contaba con la tercera mejor puntuación, empatada con otras nueve cremas.

Los informes, en tela de juicio

Estos estudios se han visto envueltos por la polémica. En el último, la OCU calificaba como malos el fotoprotector Pediatrics Transparent Spray SPF 50+ de Isdin y el Solar Infantil Spray Protección de Babaria. Tanto las firmas como la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa, con más de 400 empresas del sector) se apresuraron a cuestionar el informe. Presentaron todas las pruebas por las que habían pasado sus productos (con decenas de laboratorios a sus espaldas) y comentaron la falta de transparencia de la organización, que no facilita su método de análisis. El pasado octubre, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios dio razón a la OCU. La agencia mandó las cremas a un tercer laboratorio que confirmó que el FPS de ambos productos es inferior a su etiquetado, y las dos firmas procedieron, de forma voluntaria y como medida de precaución, a retirarlos del mercado.

El que colocaba Aqua en primera posición también se encontró con dificultades. El diario Economía Digital publicó una serie de artículos en los que acusaba a la organización, entre otras cosas, de favorecer unas marcas en detrimento de otras con parámetros poco fiables. La OCU se querelló contra el medio. En 2018, en sede judicial, el laboratorio alemán Institute Doctor Schareder, encargado del estudio, negó que los resultados destacasen ninguna crema en especial por encima de otro, y colocaban la de Lidl en el puesto 16. Y sus filiales pusieron diferentes notas a los mismos productos. Así, como recoge el medio, el producto de La Roche-Posay obtuvo 62 puntos en Bélgica y 63 en España. La crema Estée Lauder obtuvo 61 puntos en Bélgica y 60 en España y la crema de Lidl obtuvo 66 puntos en Portugal, 65 en Italia y España y fue expulsada del estudio en Bélgica, a pesar de que Lidl tiene presencia en ese país.

Las usuarias, fundamentales en el listado

Si en laboratorio no ganaba, ¿por qué entonces la organización la aupaba hasta encabezar la lista? La mezcla de otros parámetros. Por ejemplo, la opinión de usuarias a las que pidieron probar a ciegas los productos y dar su opinión sobre los mismos. Muchas destacaron su textura ultraligera y su aroma. Aunque, como indican muchos profesionales, esto no determina la eficacia a largo plazo.

La bloguera Susana García, de beautyblog.es, encarna a esta consumidora satisfecha. De Aqua destaca que es muy fresca. A ella, que la marca decidió mandársela a casa para probarla, le sorprendió desde el primer uso el buen estado de su piel durante todo el día, pero, sobre todo, en la zona del contorno de los ojos. «En esa zona parecía que se habían borrado las arruguitas. Durante varios días he notado la cara hidratada y en bastante buen estado. Tanto que incluso me he maquillado menos». Sobre la otra crema en discordia, Q10, García guarda una opinión diferente, pues no le gustó la textura y no le convencieron los resultados.

Otra usuaria, en Twitter, contestó a la última publicación de la cuenta del supermercado en España con una opinión contundente: «Son malísimos estos productos». Lo hacía en respuesta a la promoción de la gama de sérums concentrados ADN de Cien. Epítome de las dos Españas, también en el universo cosmético.

Otros factores que la OCU tuvo en cuenta para modificar el listado original del laboratorio, como las promesas de su etiquetado.

Los profesionales, en el punto intermedio

Los expertos se alejan de los extremos en cuanto a su opinión sobre el producto. Ni lo demonizan, ni lo vanaglorian. La página Cosmética a Prueba, que analiza productos a través de los ingredientes de su etiquetado, lo tiene claro respecto a la antiarrugas Q10. «Hay que decir que estamos frente a una crema hidratante normal», señalan en la publicación donde desgranan el contenido de la crema. Ni la Q10, ni la cantidad de ácido hialurónico que lleva le otorga, según la publicación, propiedades antiedad. De su factor de protección solar, fundamental en el listado de la OCU para subirle la nota, critica que es muy bajo, pues los expertos siempre recomiendan de 30 para arriba, frente a los 15 que ofrece esta crema.

El doctor Leo Cerrud, experto en medicina estética, comparte la opinión. «Si cumple con la normativa, y han pasado unas pruebas, seguramente tenga eficacia». Aunque indica que seguramente, por los activos que lleva, sea más hidratante que tratante. «Los activos que encarecen una crema y la hacen realmente efectiva son el ácido retinoico, la vitamina C… Bien introducidos en la fórmula y que apuntan al problema en concreto para revertirlo». Cerrud recomienda la línea de Lidl para pieles sin problemas, normales, que solo requieran de hidratación. «En caso de necesidades especiales como el exceso de grasa, el acné, las manchas, etc. sería preferible apostar por cremas específicas como las de La Roche-Posay o Avène».

La doctora Paloma Cornejo, con clínica propia en Madrid, las considera básicas porque los ingredientes activos los tienen en concentraciones muy bajas. «Además, muchas de ellas no están exentas de perfume, por lo que puede ser irritante para pieles sensibles». Eso sí, si la economía no permite rascar más el bolsillo, aconseja que se decanten por ellas. «Mejor ponerse una de 3 euros que no ponerse nada».

Etiquetas: ,
0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa