¿Es posible meditar con niños en casa?

El cofundador de Headspace.com explica las claves para compaginar hijos y mindfulness, la práctica de la que todo el mundo habla.

cover

Cualquier padre con niños pequeños sabe que su cotidianeidad es todo menos zen. Las noches se emplean en cocinar, poner lavadoras o contestar emails. Ese rato muerto que antes dedicaba a dar alegremente al ‘me gusta’ se va negociaciones con un pequeño rey sol, recuperar el móvil de la taza del váter o sacar objetos peligrosos de la boca de su retoño. Uno no se puede descuidar un minuto. Y ya ni hablemos de hacer tiempo para encontrar la paz interior.

En estos tiempos frenéticos que vivimos, la meditación es una de las herramientas más efectivas para mantener la calma. El término mindfulness, práctica que te ancla en el presente, es está tan a la orden del día como selfie, por ejemplo. Headspace.com tiene mucho que ver con su popularidad. Esta aplicación que se define como «gimnasio de la mente» ha masificado y modernizado la meditación bajo el lema «Todos necesitamos un pequeño espacio mental». A aquellos que cuidan niños pequeños les beneficiaría enormemente ese espacio, pero ¿cómo legar a él entre cambios de pañales y rabietas? ¿Qué hacer si no tenemos a mano unas sesiones de meditación con guardería incorporada (que las hay)?

El cofundador de Headspace, el británico Andy Puddicombe, cree que es totalmente factible, y que de hecho aquellos que se estrenan con la paternidad necesitan la meditación más que nunca. Este surfero y exmonje budista ha sido recientemente padre, lo que le animó a publicar el libro The Headspace Guide To A Mindful Pregnancy. Puddicombe ha compartido con S Moda algunos de sus consejos infalibles para compaginar mindfulness y crianza:

– Buenas noticias: sólo necesitas 10 minutos al día

“Pide a tu pareja, a un familiar o a un amigo que cuide a los niños durante 10 minutos ¡y aprovéchalos! Si esta solución no es factible, inténtalo cuando el bebé esté dormido. Por supuesto, es tentador creer que ese es el único momento que tenemos para ponernos al día, pero la meditación te permitirá descansar y te ayudará a ser más productivo”

– Cambia el chip

“El mindfulness no ocupa tiempo. Nos permite vivir a nuestra manera y hacer lo que tengamos que hacer, pero abordándolo de diferente manera. Nos anima a vivir en el presente, menos inmersos en el pasado y en el futuro. Hace que nuestra mente sea menos reactiva, más tranquila, clara y cómoda consigo misma. Por lo tanto, no importa que estemos en lo alto de una montaña, cambiando un pañal, alimentando a nuestros hijos o fregando los platos. Hay que pensar menos en lo que estamos haciendo y más en cómo lo estamos haciendo”

– Entrénate

“Los principios básicos del mindfulness es estar presente, menos distraído, menos crítico y tomarse la vida de manera más amable. Es importante darse cuenta de que es una nueva habilidad para la que es necesario entrenarse. Como sucede con el cuerpo, se consiguen mejores resultados si incorporamos la práctica en nuestro día a día”

– Observa lo que sientes

“La naturaleza de las emociones no es importante, fíjate en tu relación con respecto a ellas”

– No estás solo

“Simplemente plantéate la importancia de tu salud mental para ti y tu familia. Puestos en contexto estos 10 minutos empiezan a tener sentido. Una mente sosegada y feliz probablemente se traducirá en relaciones sosegadas y felices. Imagínate cómo te sentirías sin la cháchara interior, sin que nos desborden las emociones fugaces y con más espacio mental para dedicar a la gente que quieres”

– No seas demasiado autocrítico

“Olvídate de juzgar tu comportamiento respecto a tu hijo. Basta con que tengas la intención de estar más presente. Eso es suficiente”

– Anima a los niños a unirse

“Soy muy partidario de que los niños aprendan estas técnicas. Tuve la suerte de aprender a los 11 años, pero es incluso mejor comenzar más joven, a los 4 o 5 años. Generalmente los pequeños aprenden muy rápido, son menos complicados y con menos equipaje emocional. Acabamos de terminar un estudio piloto en escuelas de EEUU con alumnos de 7 a 9 años y los resultados fueron fantásticos. Estoy deseando lanzar Headspace para niños.”

libro

Según The New York Times, Andy Puddicombe es a la meditación lo que Jamie Oliver a la comida.

Headspace

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa