Flequillo

De la A a la Z: cabello a la última

De la coleta hiperlisa al rapado en las sienes; de los aceites naturales a las planchas con tecnología de la NASA; de los tratamientos anticaída con plaquetas a las extensiones aplicadas con queratina sintética. Esta temporada se llevan los extremos.

  • Foto: Cortesía de MAC

    1 de 28

    Agua: El efecto mojado funciona bien tanto en jornadas playeras como en fiestas nocturnas. El truco está en usar un peine de púas separadas. Cristina Cebado, de Salones Cebado, recomienda productos humectantes que aporten brillo sin engrasar, como Aqua Gloss Tecni-Art de L’Oréal Professionnel (15,60 €).

  • Foto: Cordon Press

    2 de 28

    Balayage: Las californianas ceden el pódium de la coloración a esta técnica francesa que se realiza al aire: «Se trata de un aclarado progresivo hasta llegar a las puntas, pero sin que se vea ninguna marca», explica Carlos Fernández, de Franck Provost.

  • Foto: Imaxtree

    3 de 28

    Coleta: Baja, tirante y pulida, así es la de esta temporada. «Este recogido minimalista compensa los looks más atrevidos», comenta el estilista Juan Pedro Atienza, quien recomienda utilizar siempre un mechón en torno a la goma para ocultarla. Eso sí, no favorece en absoluto a los rostros alargados.

  • Foto: D.R.

    4 de 28

    Diademas: Continúa la fiebre de los accesorios joya. Para el día, «los pañuelos de colores vivos también son un acierto. Dan un toque chic, de Riviera francesa», afirma el estilista Álex Sestelo, de Dessange.

  • Foto: Cordon Press

    5 de 28

    Degradado: Oscar de la Renta subió las mechas de colores a la pasarela y famosas e it girls elevaron esta tendencia de reminiscencias punk a los altares de la moda. «Se obtiene realizando un dégradé con decoloración y añadiendo pigmentos semitemporales», dice Carlos Fernández, que aconseja adaptarlas siempre al estilo de cada clienta.

  • Foto: Cordon Press

    6 de 28

    Entremedias: Sacar partido a ese (difícil) periodo entre cortes, tintes o dejarse crecer el flequillo es posible: el pelo desarreglado, con raíz marcada y el flequillo largo están de moda. Una suerte.

  • Foto: Imaxtree

    7 de 28

    Futurista: La diseñadora belga Ann Demeulemeester mezcla la estética distópica de Blade Runner con el look medieval de los Vulturis de la saga Crepúsculo: divide la melena en tres grandes mechones trabajados con plancha y sujeta el central, plano, en la parte posterior.

  • Foto: Imaxtree

    8 de 28

    Grunge: Kurt Cobain sigue vivo. La corriente estética derivada del sonido de Seattle invade (aún más) el mainstream con melenas algo desaliñadas y con peso. «Marcar las puntas ayuda a conseguir el look», propone Chema Martínez, de Carche Peluqueros.

  • Foto: D.R.

    9 de 28

    Herramientas: Esta primavera se impone echar mano de ellas y atreverse a construir diferentes peinados. Una buena opción son los semirrecogidos: «Son cómodos y fáciles de realizar en casa», subraya Cristina Cebado, de Salones Cebado. Un look sencillo y versátil es hacer medias ondas y sujetarlas con horquillas.

  • Foto: Imaxtree

    10 de 28

    Interior: Dejar la melena por dentro de la ropa no tiene por qué ser un descuido sino toda una declaración de intenciones para las entendidas. El pelo atrapado ya se vio en las propuestas de otoño-invierno, y para esta temporada mantienen este detalle Burberry, Cavalli, Proenza Schouler y Dries Van Noten.

  • Foto: Imaxtree

    11 de 28

    Jedi: Mechones unidos, trenzas enlazadas en moños… «Mantener limpias las particiones al peinar es primordial para conseguir frescura y un efecto rodeete», apunta Óscar Gutierrez, de Tön Vangard (Barcelona). La inspiración retroespacial es un plus.

  • Foto: Imaxtree

    12 de 28

    Kilométrico: «Las extensiones permiten obtener largura, cantidad, hacer recogidos o conseguir un cambio de imagen temporal sin dañar el cabello», subraya Carlos Oliveras, de Salón Mota. Ahora se aplican sin anudado ni pegamento, con polímeros similares a los del cabello.

  • Foto: D.R.

    13 de 28

    Lacio: El encrespamiento sigue siendo la bestia negra del peinado. Nuevos serums (con extractos naturales, omega 3 y 6) y espráis protectores lo combaten.

  • Foto: Imaxtree

    14 de 28

    Moño bajo: En clave de bibliotecaria sexy (como los de Givenchy o Gucci) o más desenfadado (como los de Marni o Galliano), el recogido total sigue reinando. La primera versión es fácil: se trabaja con gel, se peina bien tirante y se enrosca la coleta en la nuca.

  • Foto: D.R.

    15 de 28

    Natural: No era una moda pasajera. La pasión por lo eco es una filosofía que llegó para quedarse, en forma de productos con aceites vegetales y libres de amoniaco y sulfatos, entre otros. El de moringa calma las hebras encrespadas y el de argán nutre y protege.

  • Foto: Imaxtree

    16 de 28

    Ñoñería: Los lazos y otros tocados de abierta intención cursi se llevan en melenas sueltas, semirrecogidos y sofisticados moños retro. «Este tipo de complemento favorece más en colores crudos y un tamaño medio –asegura Alex Sestelo, de Dessange–, y preferiblemente en cabellos ondulados.

  • Foto: Imaxtree

    17 de 28

    Ochentero: Parecía imposible que los peinados de Madonna en sus inicios, las trencitas de Milli Vanilli y los tintes a lo Cyndi Lauper regresaran… pero a la vista está que todo vuelve. La década más prodigiosa y excesiva ha revivido en las pasarelas de Jean Paul Gaultier y Dsquared2, entre otros.

  • Foto: Imaxtree

    18 de 28

    Prerrafaelita: Como la Ofelia casi ahogada de Millais o como una de las damas artúricas ideada por Waterhouse, Viktor & Rolf rescata las melenas con un rizo pequeño de medias a puntas, larguísimas y de cuento. Crearlas es fácil: se hacen pequeñas trencitas, se humedecen un poco… y la naturaleza hace el resto.

  • Foto: D.R.

    19 de 28

    Queratina: «Este componente existe de forma natural en el cabello humano y le da cuerpo y forma», explica Alberto Gorrochategui, especialista en Dermatología Médico-Quirúrgica. ¿Lo último? La nanoqueratina, que penetra con más facilidad, y la proqueratina, para reforzar las defensas naturales.

  • Foto: Imaxtree

    20 de 28

    Rectitud: Decidir dónde peinamos la raya es uno de los clásicos dilemas a la hora de coger el peine. Este año podemos decantarnos por cualquiera de estas dos opciones, ambas de plena actualidad: a un lado, como las de estilo college vistas en Lanvin o DKNY, siempre llevadas al extremo de la cabeza; o en el medio, como las más setenteras de Isabel Marant o Givenchy. La duda está servida.

  • Foto: Cordon Press

    21 de 28

    Salvaje: Para lucir un corte así hay que tener en cuenta la superficie que vamos a rapar: «La medida perfecta va desde la sien hasta la punta de la oreja, formando un triángulo», asegura Óscar Gutierrez, de Tön Vangard. Además el sidecut exige un cuero cabelludo impecable, hidratado y sin residuos.

  • Foto: Imaxtree

    22 de 28

    Trenzas: Ya sean el centro del peinado –recogiendo todo el cabello en una clásica, de raíz o de espiga– o parte de una estructura mayor –como un moño o un semirrecogido–, los entretejidos son los protagonistas. «Se lleva la mezcla de zonas lisas y tirantes con diseños dibujados alrededor de la cabeza, pero sin grandes volúmenes», asegura Cristina Cebado.

  • Foto: D.R.

    23 de 28

    Útiles: Las planchas de nueva generación tienen sensores inteligentes ultrarrápidos que mantienen una temperatura constante de 185º, lo cual ayuda a retener la hidratación del cabello y evita el encrespamiento. Además, el aislamiento de aerogel (empleado en la industria aeroespacial) permite apoyarlas en la raíz sin dañar el cuero cabelludo.

  • Foto: Imaxtree

    24 de 28

    Vampiras: El PRP (plasma rico en plaquetas) es un procedimiento novedoso –e indoloro– para frenar la caída y favorecer el crecimiento de nuevos cabellos. ¿Cómo? Se realiza una extracción de sangre del paciente y se separan las plaquetas del resto de componentes mediante centrifugación. «Luego se aplica en la zona deseada con microinyecciones de mesoterapia», resume Ignacio Ventura, director general de IMD (Instituto Médico Dermatológico). No requiere hospitalización y el coste por sesión es de 225 euros.

  • Foto: Imaxtree

    25 de 28

    Wang: Estos peinados tan opuestos de los diseñadores de apellido homónimo resumen el espíritu de esta temporada. «En el primero se consigue el efecto húmedo con gel o espray», señala Eduardo Sánchez, director artístico de Dessange International. Respecto al segundo, explica: «Me gusta el aire retro y algo grunge, con el pelo cardado».

  • Foto: Imaxtree

    26 de 28

    XXL (flequillo): El flequillo ha vuelto y hay versiones para todos los gustos: ladeado, recto, mini… Pero el vencedor es el extralargo con volumen. Espumas, espráis y complementos alimenticios con taurina lo refuerzan y le dan cuerpo.

  • Foto: Imaxtree

    27 de 28

    Yeyé: Los semirrecogidos con ondas inspirados en los 60 nos retrotraen a los años de Françoise Hardy, los de la incipiente liberación femenina combinada con la sofisticación propia de entonces. «Sigue triunfando el vintage chic. La clave para hacerse con este estilo es centrarse en dar volumen en la coronilla», comenta el estilista Juan Pedro Atienza.

  • Foto: D.R.

    28 de 28

    Zen_ Barro con oligoelementos, agua termal, aromaterapia o masajes drenantes ya no se utilizan únicamente en el cuerpo. Los nuevos hair spa, como el de Tön Vangard en Barcelona (desde 19 € / tonvangard.com) combinan la terapia y el relax.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa