Cómo cuidar y preparar tus labios para el Día Internacional del Beso

Cualquier excusa es buena para repartir besos, y los beneficios que aportan. Si nos marcan un día en el calendario, todavía más. Un grupo de expertos nos cuentan cómo mantenerlos perfectos durante todo el año.

dia internacional beso

Foto: getty images

Aumentan de forma saludable el ritmo cardíaco, disminuyen la presión sanguínea, ejercitan decenas de músculos en la cara, tienen un efecto analgésico y relajante e, incluso, ayudan a identificar si esa persona es tu pareja ideal. Estos son algunos de los beneficios que profesionales y estudios han demostrado a lo largo del tiempo sobre los besos. Andréa Demirjian, autora del libro Besos: Todo lo que usted siempre quiso saber acerca de uno de los placeres más dulces de la vida, reconoce que “dilatan los vasos sanguíneos, la sangre fluye mejor, y llega a todos tus órganos vitales”. Katia Muñoz, fit setter de Royal Hideaway Sancti Petri, apunta que “con un beso intenso se pueden llegar a ejercitar los 43 músculos de la cara y cuello, algo parecido a lo que se consigue con una sesión de yoga facial, y quemar hasta 26 calorías”. El estudio La psicobiología del beso romántico, publicado en la revista Scientific American Mind, asegura que con este acto se desencadenan numerosas reacciones químicas que pueden determinar la compatibilidad entre dos personas, un mecanismo que relacionan con la idoneidad genética y reproductiva.

Tan importante es el beso en nuestra cultura que este 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso. Puede que no hagan falta excusas para lanzarse a este ritual hedonista, pero ya que nos la dan, toca aprovecharlo. Los labios son la parte fundamental para besarse, y una de las más olvidadas a la hora de cuidarla, especialmente, como reconocen todos los expertos consultados, cuando toca aplicarse protección solar. Estos son los consejos que nos han dado.

Hidratación y factor solar, dos rutinas indispensables

El doctor Fernando de la Hoz, del Instituto de Benito en Barcelona, recomienda seguir una pautas sencilla para lucir unos labios saludables día tras día: “Es muy importante mantenerse hidratado con agua y zumos; la hidratación favorece el funcionamiento de los órganos y, cómo no, de la piel”. Y unas costumbres de las que huir: “Se debe evitar aplicar sustancias irritantes, como la cosmética invasiva; morderse los labios, pues produce pequeñas microlesiones que con el tiempo hacen que pierda su textura natural; y no fumar, que además de aumentar el código de barras (las arrugas del labio superior), afecta a la mucosa del labio y a la oral debido a la combustión producida al inspirar el humo”. La doctora Virginia Sánchez, dermatóloga y directora médica estética de Clínicas Dorsia, añade otro efecto negativo sobre los labios a la adicción al tabaco: “El efecto catabólico que producen las inhalaciones de humo promueve que las enzimas afecten más rápido al ácido hialurónico, tanto al natural como la que hayamos podido inyectar, y por tanto dure menos”.

Si con la alimentación no vale para retener el agua, siempre se puede recurrir a la cosmética para evitar la sequedad. Bálsamos hidratantes, cacaos o vaselina se perfilan como los aliados perfectos. “Cuando haya exceso de pieles, lo ideal sería exfoliarlos”, indica Helena Reyes, Grand Manager de My.Organics. Para casos extremos, existen protocolos eficaces en las clínicas estéticas. “Recomendamos una hidratación profunda con ácido hialurónico no reticulado que no aporta volumen. Para mantenerlos en buen estado, se tendrían que hacer primero tres sesiones durante tres meses, y después una de mantenimiento cada dos o tres meses”, explica la doctora Petra Vega, directora de la Clínica Vega.

Otro de los hábitos que los profesionales coinciden en que debemos incorporar en nuestra rutina es la protección solar, una costumbre que no ven extendida. “La piel de los labios es más fina que la del resto del cuerpo: mientras la cara cuenta con 16 capas de células, los labios solo tienen cinco”, desvela Alba Moneo, responsable de Desarrollo de Marca de la firma española Camaleon Cosmetics. “Tampoco poseen melanina, un pigmento que se encuentra en el resto de la piel y que actúa como defensa natural frente a los rayos UV”. Por ello, todos insisten en su uso diario, y demandan que la protección oscile entre un factor 30 y 50. “Existen productos de alta cosmética con este factor muy agradables al labio”, comienza la doctora Sánchez, que reconoce que muchos pueden resultar pesados y dejar mancha blanca. “Algunos pacientes se quejan de la textura de estos labiales; en estos casos, si no encuentran ninguno que se acomode a sus gustos, prefiero recomendar un factor 15, que sé que van a utilizar y reponer más a menudo, para que al menos lleven algo de protección. Pero lo ideal es siempre ir al 50”. “Hay que aplicárselo, especialmente, cuando se practican deportes en el exterior”, aconseja Patricia Castro, formadora técnica de Babé, que disponen en su catálogo del Stick Labial SPF20. “Más allá del conocido impacto del sol en la piel, la exposición desencadena herpes labial y ampollas febriles en aquellas personas susceptibles a padecerlas”, dice Alejandro Lugo, Brand Manager de Blistex, cuyos productos se refuerzan con factor, como Ultra SPF50+ (3,50 € en Amazon).

Naturales y seductores, la tendencia actual

Con el paso de la edad, los labios pierden en volumen, hidratación, coloración… “Como consecuencia, se pueden disparar hacia dentro, aumentando la distancia entre la base de la nariz y el bermellón del labio”, explica el doctor de la Hoz. El médico estético, como sus compañeros de profesión, coincide en que la demanda de las pacientes (y de ellos) pasa ahora por un perfil discreto a la par que atractivo. “Ya no se llevan las bocas de pato”, sentencia. “Hemos avanzado mucho en técnicas de tratamiento y materiales, por lo que el abordaje de remodelación labial suele ser sutil y con muy buenos resultados”. Para el borde del bermellón y el arco de cupido, ácido hialurónico denso con Contouring Lips (desde 225 €) da más consistencia y definición al contorno labial mediante cánulas cuyas molestias se minimizan. Si lo que se desea es conseguir volumen, proyección y eversión en las zonas mas móviles, y rejuvenecer en su globalidad, se inyectan diferentes ácidos reticulados con Shaping Lips (desde 225 €).

En Dorsia, la doctora Sánchez también confía en el ácido hialurónico. Con la técnica Infinity Lips (210 €), infiltra la sustancia para dar volumen y proyectar la boca. “En este caso, se aplica en la zona interior, donde el labio se apoya con la mandíbula. Hay que analizar los rasgos de la paciente, el perfil del rostro, tanto en reposo como cuando sonríe, y llegar a un acuerdo entre sus expectativas y nuestra opinión como profesionales sobre qué le puede ir mejor”, cuenta la médica estética. Y advierte: “No se debe usar bótox en esta zona”.

Si se desea que el resultado se prolongue en el tiempo, la paciente dispone de prótesis como Permalip (1.750 € un labio y 3.200 € para los dos), de silicona blanda y sólida, que puede retirarse en cualquier momento sin necesidad de cirugía; o el relleno con grasa propia mediante lipotransferencia. “Está disponible en diferentes diámetros y longitudes para acomodarse y adaptarse a las características específicas de los labios de cada persona”, aclara la doctora Vega.

Etiquetas: ,
0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa