¿Embarazada? Estos son los ingredientes cosméticos que debes evitar

El retinol, el exceso de vitaminas o la hidroquinina son aliados perfectos para la piel… excepto durante la gestación. Estos son los productos que debes guardar en el armario hasta que tengas tu bebé.

cosmeticos embarazadas

Imagen de la segunda temporada de 'The Crown'. Foto: cordon press

El embarazo provoca cambios en el cuerpo, en la piel… y en la rutina cosmética. Durante los meses de gestación, se deben eliminar muchos alimentos de la dieta, y lo mismo sucede con algunos cosméticos: es preferible encerrarlos bajo llave hasta que llegue el bebé. ¿La razón? La piel (tanto en el cuerpo como en el rostro) los absorbe y los reparte, pudiendo atravesar la placenta y llegar al feto, que podría verse afectado de diferentes maneras. Pero ¿cuáles son estos ingredientes prohibidos, y por qué?

Los expertos consultados coinciden en un enemigo principal: el retinol y sus derivados (ácido retinoico, retinaldehido, tretinoina…). Aliado infalible contra los signos de la edad, se debe huir de él durante todo el embarazo. “Está probado que su consumo por vía oral causa malformaciones en el feto”, desvela la ginecóloga Fulvia Mancini, directora médica de Clínicas Eva. “Aunque no está clara cuánta cantidad resulta excesiva por vía tópica, lo idóneo es evitarlo”, recomienda.

“Otros activos no recomendados son los alfahidroxiácidos (salicílico, glicólico), betahidroxiácidos y la vitamina C pura“, continúan Marta Barrero y Elena Ramos, expertas en dermocosmética y fundadoras de The Secret Lab. “Al ser muy potentes, pueden irritar la piel de la mujer, que suele estar más sensible durante esta etapa”, explican. “De muchos de los ácidos, se desconocen sus posibles efectos en el feto, y otros tantos pueden afectar al crecimiento del bebé”, añade Paola Gulgiotta, fundadora de Sepai.

La hidroquinina, un despigmentante común en los cosméticos antimanchas, también debe desaparecer del listado de ingredientes. “Es una sustancia teratógena, es decir, puede provocar malformaciones congénitas en el bebé si llega a atravesar la placenta”, asegura la doctora Paula Rosso, del Centro Médico Lajo Plaza.

Muy presente en cremas anticelulíticas y quemagrasas, la cafeína (cuyo consumo también se recomienda reducir por vía oral durante el embarazo) se debe tachar durante la gestación y unos meses después. “Conviene evitarla durante la lactancia”, afirma Gulgiotta, y amplía: “Hay evidencias científicas de que penetra vía transdérmica, atravesando la placenta y pudiendo alterar el sistema nervioso del bebé”. Junto a ella, en los suplementos reductores también aparece la hormona tiroidea. “Aunque ninguna de las dos son muy agresivas, no se controla cuánto consume tu cuerpo a través de la piel, y pueden alterar la vascularización uterina”, incide Mancini. Barrero y Ramos, además, no encuentran sentido a seguir utilizando este tipo de cosmética durante el embarazo. “Se produce un cierto acúmulo graso en determinadas zonas de manera fisiológica y no tiene sentido luchar contra ello”.

cosmeticos embarazadas

Seguro que Meghan Markle ha evitado todos estos cosméticos durante su embarazo. Foto: getty images

“A pesar de las clásicas recomendaciones de que los aceites esenciales deben evitarse las 12 primeras semanas de embarazo y nunca aplicarse de manera directa sobre la piel, mi consejo es evitarlos de manera total durante todo el embarazo e incluso durante la lactancia”, previene Pedro Catalá, doctor en Farmacia y Cosmetología y fundador de Twelve Beauty. Y desgrana cuáles son los más peligrosos: “Los de romero, ajenjo, o salvia son abortivos; los de manzanilla y apio, por su parte, estimulan las contracciones del útero”.

Los desodorantes tampoco se libran de la criba. “Los metales pesados, como las sales de aluminio (muy utilizadas en los productos contra el mal olor), pueden afectar al sistema nervioso del bebé o incluso acarrear malformaciones”, dice Mancini.

Y entonces, ¿existen ingredientes o productos especialmente recomendados durante esta etapa? Sí, el principal, el protector solar. “Un factor 50 o superior es fundamental, pues la piel se sensibiliza durante esas semanas y aumenta el riesgo de melanoma”, desgrana Mancini. No solo eso: muchas mujeres sufren de cloasma gravídico, manchas de color café con leche que aparecen en frente, mejillas y labio superior. “Uno de los factores que lo posibilitan es la exposición al sol, por eso se debe prevenir con pantallas altas”, insiste Mancini. “Para los desequilibrios en la piel, deshidratación, sensibilidad e incluso acné que conllevan los cambios hormonales, el ácido hialurónico se convierte en un activo indispensable“, incluyen Barrero y Ramos. Activos que ayuden a mejorar la circulación sanguínea (ruscus, vid roja, y castaño de indias), aceite de coco para el pelo, de almendra para desmaquillar o de rosa mosqueta contra las estrías son otros de los indispensables durante la gestación. Pese a las alternativas, ante tanta prohibición, Mancini tranquiliza: “Durante el embarazado, las mujeres producimos hormonas como la prolactina y estrógenos que hacen la piel más brillante, por lo que estás más guapa de forma natural durante ese periodo”.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa