maquillaje

S MODA + Shiseido

Cómo la arquitectura japonesa transformó tu maquillaje

Japón es sinónimo de tradición y vanguardia. Un contraste estético presente en su arquitectura y en la belleza J-Beauty

Más fotos
  • 1 de 9

    /  Japón es el único país que consigue encontrar equilibrio en los contrastes. Solo allí conviven templos sagrados con rascacielos casi futuristas. Una dualidad entre lo antiguo y lo moderno presente en el arte, la arquitectura y sobre todo, en su hipnótica belleza. Por suerte, la J-Beauty ha llegado desde Oriente para revolucionar tu tocador. Un ideal estético que combina, con equilibrio, alma y tecnología; y cuyos parámetros ha marcado Shiseido con el lanzamiento de su línea de maquillaje.

  • 2 de 9

    /  Ginza es sinónimo de modernidad y tecnología. Una meca en donde las boutiques de lujo se mezclan con edificios contemporáneos. También la sede de Shiseido está situada en este caótico distrito y, su autor, Ricardo Bofill, nos da una pista de su riqueza arquitectónica: rascacielos que experimentan con los relieves, edificios que parecen de cristal y neones que le ganan el pulso en a la oscuridad. Porque no hay nada más importante en la estética japonesa que la luz. De la misma forma que los edificios juegan con la iluminación de la ciudad, Shiseido ha utilizado tecnología revolucionaria para proponernos una textura con la que esculpir el rostro a base de destellos. En un formato minimalista de cristal, el iluminador Aura Dew contiene perlas ultraligeras que se posan en el rostro para un acabado luminoso y natural.

  • 3 de 9

    /  Se suele decir que los 'torii', estas puertas situadas en la entrada de los santuarios sintoístas, invitan a abandonar lo terrenal para abrazar la espiritualidad. Unas columnas sobrias y vernáculas, como los lápices Kajal InkArtist de Shiseido. La firma se ha inspirado en las poderosas imágenes que configuran el Japón más tradicional, para  reinventar sus colores y formular tintas de alto impacto. En el neceser de Shiseido encontramos lápices para crear trazos ultraprecisos y tintas a todo color. Rojos, como el de las pagodas niponas; rosas, como los de sus almendros en flor; o azules como el que usaban los pintores de Nihonga.

  • 4 de 9

    /  "Si la gente disfrutara el resplandor de la vida a través del arte y la moda podrían dejar de pelear o sentir ira”. La frase es de Yayoi Kusama, la reina nipona de los lunares y un referente del arte japonés más desprejuiciado. Porque esa fantasía que rezuma su obra está presente también en el maquillaje J-Beauty. El ideal de belleza japonés es infinito, como las habitaciones de la artista. Ensalza tanto la belleza armónica de las gheishas como los expresivos rostros kabuki. Por eso, Shiseido nos propone productos funcionales, con texturas ultraligeras y explosiones de color. Así, su mousse Minimalist WhippedPowder Blush, se funde fácilmente con la piel, y sirve para conseguir un rubor natural o un acabado más dramático. Estamos seguros de que su páckaging tendría también la bendición de Kusama. 

  • 5 de 9

    /  Tadao Ando, uno de los arquitectos japoneses más influyentes de la actualidad, hizo de la geometría su sello de identidad. Sus edificios se funden con la naturaleza, gracias a la simplificación de líneas y la pulcritud estética. Un mantra que define los labiales de Shiseido. No sólo a simple vista. Los gloss LacquerInk Lip Shine se mimetizan con la boca. Su fórmula innovadora y ultraligera, hidrata los labios en profundidad y los llena de color para un acabado evocador.

  • 6 de 9

    /  La arquitectura japonesa seduce por su funcionalidad y sencillez. Basándose en los principios de modernidad y minimalismo del interiorismo nipón, Shiseido propone un páckaging de líneas limpias y geométricas para contener los colores intensos que definen el maquillaje J-Beauty. Un ejemplo, su minimalista colorete InnerGlow CheekPowder. Con la textura suave de un kimono japonés, este híbrido entre colorete e iluminador, esculpe los pómulos hasta obtener un contorno definido.

  • 7 de 9

    La noche de Japón es vibrante: los karaokes, los carteles de neón, los clubes más selectos, los bares abiertos hasta el amanecer... Shiseido se ha inspirado en el paisaje nocturno de la ciudad para articular su barra aterciopelada ModernMatte Powder Lipstick. Su forma angular evoca la arquitectura moderna de Japón y sus atrevidos colores reflejan su agitada vida nocturna.

  • 8 de 9

    /  La obsesión japonesa por el cristal ha dado edificios que juegan con la exposición y la intimidad. Rascacielos que parecen flotar y grandes espacios abiertos al exterior. No hay nada más puro y limpio que el cristal. Para muestra, el gloss de acabo cristalino Crystal GelGloss de Shiseido. Un gel que se aplica como un barniz sobre los labios, resaltando su color natural y provocando una sensación de humedad.

  • 9 de 9

    /  Si tuviéramos que elegir un adjetivo para definir el diseño japonés sería la funcionalidad. Diseñadas artesanalmente, la colección de brochas de Shiseido, no solo es estéticamente bonita, su forma está pensada para facilitar la aplicación del maquillaje. Shiseido recoge la tradición de los pinceles fude y la reinventa en brochas de pelo sintético que se ajustan a cada línea del rostro, para conseguir ese acabado natural y perfecto que tanto envidiamos de las japonesas. ¿La joya de la corona? La brocha de doble cara Daiya Fude, con un blender en textura gel que imita el tacto de las yemas de los dedos. De este modo, al aplicar fórmulas líquidas o en gel, el producto ni se absorbe ni se desperdicia, y permite conseguir esa envidiable piel de cristal.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa