Estos son los pasos para camuflar un grano, según los maquilladores

El verdadero uso del corrector, la teoría del color y todo lo que necesitas saber para borrar imperfecciones sin añadir volumen.

Como disimular granos

Hacer desaparecer un granito como por arte de magia es solo cuestión de mañana y de productos adecuados. Foto: Getty

Según cumplimos años maduramos nosotras, cambia nuestra piel y hay una serie de rutinas de belleza que vamos adaptando. Desgraciadamente, esto no significa que una vez olvidada la adolescencia hayamos dejado atrás los granitos localizados: el estrés y las hormonas pueden favorecer su aparición. Lidiar con un granito pasados los 30 puede sonar excepcional pero no lo es tanto, ya que según datos de la Clínica Dermatológica Internacional alrededor del 50% de la población mundial de entre 20 y 40 años ha sido diagnosticada de acné leve y piel grasa. Y aunque a los 15 hiciéramos nuestros pinitos con el maquillaje, saber disimular bien un granito requiere de unas nociones de profesional.

View this post on Instagram

While there are much bigger problems happening in the world, suffering from acne for me was debilitating. It’s something that I’ve dealt with since I was a young teen and has caused me to feel anxious, helpless and insecure. As humans, I don’t think we share our insecurities enough because we live in a time where being “perfect” is the standard. We curate our life online and pick the pretty moments to post. I’d like to show a younger generation that not everything is perfect. Being insecure about my acne gave me thick skin but I wouldn’t ever wish that feeling upon anyone so after trying countless options, I found something that has been helpful in maintaining clear skin for me. It’s been a long journey but I’m excited for where my skin is now. I didn’t think I’d see the day where I would feel confident posting a makeup free picture. My goal is to open up a dialogue around skin positivity. ❤️

A post shared by Kendall (@kendalljenner) on

El primer error que solemos cometer es pensar que una buena piel es inmaculada. “Una piel bonita es una piel sana y cuidada, y eso nada tiene que ver con estar libre de manchas o líneas de expresión”, empieza aclarando María Catalá, maquilladora profesional.

Algo en lo que coinciden dermatólogos y maquilladores es en la limpieza como paso irrenunciable para una buena piel. ¿Lo siguiente? “La hidratación que de forma obligatoria debe preceder al maquillaje es casi tan importante como el producto que vayamos a usar para disimular la imperfección. Si la zona está bien hidratada mejorará la aplicación del producto corrector y su integración con la base de maquillaje”, explica Patricia de Andrés, maquilladora profesional.

Una vez la piel limpia e hidratada hay que saber qué corrector elegir, y aquí todo depende de qué queremos disimular. “El hecho escoger un corrector de un tono u otro se debe a la teoría de color: verde, beige y rosa son opuestos en la rueda cromática y por ello, al aplicarlos, uno anula a otro. Si tenemos una mancha de color rojo, deberíamos aplicar un corrector verde para anularla; si la marca es violácea nos ayudará un producto amarillo; y, si lo que queremos es difuminar algo cetrino o aceitunada, deberíamos elegir un corrector rosa”, añade Patricia de Andrés. Más allá de lo que la cosmética ha diseñado para solucionar esto, resulta fundamental una buena dosis de autoconocimiento de nuestra piel: “Creo que a veces el marketing hace difícil lo sencillo. Por lo general un granito tiene pigmentación rosada, y si tenemos en cuenta que lo que más eficazmente lo va a camuflar es un dorado o amarillo, a veces con la base de maquillaje es suficiente”, puntualiza María Catalá. “Es importante ser realista y tener claro que con el maquillaje podemos trabajar la pigmentación, pero no el volumen”, añade la maquilladora.

Base ligera y corrector a toques
“Me gusta unificar primero todo el rostro con un producto ligero que, si es del tono adecuado, ya elimina en gran medida la pigmentación del granito o las rojeces. Para finalizar escojo un corrector pigmentado y lo aplico únicamente sobre el granito o donde necesite reforzar la cobertura”, nos cuenta María Catalá. Para no destacar un poro dilatado lo mejor es usar texturas líquidas y ligeras, y terminar sellando con un polvo a toques para no arrastrar y mover el resto de productos, lo que podría acentuar la textura del granito. Y es que tan importante es elegir el tono adecuado del producto como acertar con la textura y la cantidad que vamos a aplicar para no acentuarlo más. “No me puede faltar una base ligera para unificar y un corrector pigmentado para trabajar las imperfecciones de forma localizada. Siempre trabajo en estos dos pasos: no intento tapar todo en una misma capa. Para no recargar la piel aplico los productos a toques y en capas muy finas, normalmente con una beauty blender (esponja de maquillaje)”.

Vitalumière, de Chanel: una base fluida y satinada para preparar la piel antes del corrector. Foto: @ Chanel

La misma opinión comparte Patricia de Andrés: “Soy muy partidaria de dejar la piel libre, el objetivo de una base de maquillaje debe ser el de unificar el tono y dar sensación de buena cara. Por eso mismo bases como Face and Body y Waterweight de M·A·C, de baja y media cobertura respectivamente, me encantan: sigues viendo piel pero dan luminosidad, unifican el tono, y el acabado es muy natural. Otra base que aporta mucha hidratación y luminosidad, con efecto aterciopelado y que disimula las imperfecciones es la Vitalumière de Chanel”, nos desvela. Lo más eficaz para acertar con el tono de la base “es probarlo de la mandíbula hacia abajo, buscando que se funda con el cuello, para que no quede efecto máscara, porque el rostro siempre puede tener una tez más clara o más oscura”, recomienda María Catalá.

Aplicada la base, llega el momento del corrector: “Debemos aplicar producto solamente en la imperfección y a toquecitos, si lo difuminas demasiado perdemos el efecto borrador que queremos conseguir”, nos explica Patricia de Andrés.

Corrector en crema, de NARS Foto: @ NARS

Los correctores que usan las profesionales
Una buena aplicación no sería suficiente si no contamos con el producto adecuado y es por eso que las profesionales, que lidian a diario con todo tipo de maquillajes, conocen a la perfección cuáles funcionan mejor. “Los granitos suelo disimilarlos con dos correctores que me encantan: el de NARS y el de Too Faced. Al ser productos de muy alta cobertura, con muy poco producto aplicado con el dedo el granito se hace casi imperceptible como por arte de magia. Las manchitas rojas suelo corregirlas con un producto color verde de la marca Kryolan que neutraliza el color y hace que, al aplicar encima la base, no se note la diferencia. En el caso de los poros visibles uso el producto Porefessional de Benefit, pero solamente en las zonas donde los poros se vean más: con poco producto de este primer consigues crear una fina capa aterciopelada que tapa los poros y que, al aplicar la base, hace que el maquillaje dure más y la piel se vea más lisa”, nos desvela Patricia de Andrés.

The Porefessional, de Benefit: para los poros dilatados. Foto: @ Benefit

Ojo con el iluminador
Un error muy común es pensar que el iluminador es un producto multiusos y que sirve para tapar granitos o manchas. “Al ser un producto muy conocido se termina por aplicar de forma incorrecta, dándole una función que no es la suya. El iluminador tiene la función de aclarar y resaltar: el iluminador no tapa ni corrige, solamente da luz”, precisa Patricia de Andrés. Y también tiene un modo de aplicación específico: “En general solo debe utilizarse en el arco supraciliar (debajo de la ceja) y en la parte alta de los pómulos y lagrimal, aunque se pueden dar unos toques también en barbilla o en la frente (encima del entrecejo). Los iluminadores contienen partículas de brillo o purpurina, nos pueden dar un efecto nacarado, suelen presentarse en tonos blancos, dorados y rosas. Al igual que un corrector, admiten texturas en crema, líquido y mousse, pero también polvo, algo que un corrector nunca podría”, añade esta maquilladora.

Cómo hacer un buen retoque
Una de las claves por las que un maquillaje profesional se mantiene mejor y dura más tiempo está en espolvorear polvos fijadores antes de dar por finalizado el trabajo. “Es muy importante: tras la aplicación de productos en crema utilicemos polvos para sellar. Si, de todas formas, con el paso de las horas el granito comienza a hacer su aparición de nuevo, es suficiente darle un pequeño toque de corrector justo encima y presionar un poco con el dedo para calentar el producto y que se integre”, desvela Patricia de Andrés.

Etiquetas: ,
0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa