Estas son las cirugías estéticas que más crecen cuando llega el verano

Aumentar el pecho en el caso femenino o reducirlo en el masculino, así como eliminar grasa del abdomen o los flancos, en ambos sexos, son las intervenciones favoritas a las puertas de las vacaciones.

cirugia estetica

La liposucción es una de las operaciones estéticas que más crece en verano.

Quien diga que no hay tiempo de exhibir mini-bikini este verano (se llevan escuetos, sobre todo de abajo) es porque está pensando en tratamientos interminables, de los mínimamente invasivos. Pero a nivel corporal, con la cirugía estética vamos en hora; es más, según el presidente de la Asociación Española de Cirugía Estética y Plástica (AECEP) Jesús Benito Ruiz, “la mamoplastia y la liposucción, las más solicitadas a nivel internacional, incrementan estos meses su demanda”. Más datos: dice la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE) que lo hacen en un 60%.

1. Aumento de pecho, un 17% de las cirugías. Esa cifra corresponde a nuestro país a la hora de aumentar la talla del sujetador, y en el mundo se llevan a cabo 1.677.320 al año . ¿Y antes del verano no es un poco tarde? Parece que no. Dice Benito Ruiz que el incremento estacional se debe a la búsqueda de una solución rápida y eficaz para eliminar grasa y perder volumen. “A pesar de las advertencias sobre la necesidad de hacer dieta y de practicar deporte los meses vuelan, y cuando nos quitamos la ropa el sedentarismo y la mala alimentación han pasado factura”. La opción de los implantes sigue siendo la número 1, aunque también está la lipotransferencia con la grasa extraída en una liposucción, si el objetivo es subir una talla o talla y media. Lo realizan en Instituto Médico Láser, 1.800€ (con grasa), desde 6.000€ (implantes). De cara a las vacaciones hay que tener en cuenta que no se puede tomar el sol en el pecho ni cargar peso durante un par de meses.

2. Liposucción de abdomen y flancos, para ambos sexos. Supone el 12% de las intervenciones con bisturí (1.573.680 casos en España), y las zonas escogidas son la tripa y los laterales porque son las más visibles y las que más acusan los cambios de peso. Según la AECEP, la liposucción es la única opción con resultados satisfactorios a determinadas edades y según la cantidad de tejido graso acumulado, “aunque en zonas pequeñas o con poco volumen las técnicas no invasivas sí pueden suponer una mejora”, aclara el Dr. Benito Ruiz. Si no es una liposucción muy complicada, los efectos secundarios no pasan de hematomas e inflamación durante varias semanas, desde 2.500€ por zona.

3. Glúteos, Brazilian Butt: Lejos de quedarse como moda pasajera el fenómeno de aumento de nalgas, sea con grasa propia o con prótesis, sube 4 puntos en España y un 17% en todo el mundo (cifras de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética ISAPS), aunque el colocar una talla al estilo del clan Kardashian o Serena Williams depende no solo de las expectativas de la paciente, sino “de la cantidad de grasa que se puede injertar y del espacio intramuscular que se tenga para el implante”, cuentan desde la AECEP. La dra. Conchita Pinilla, cirujana plástica, cree que el voluminoso brazilian butt es más propio de Sudamérica, “en España se prefieren nalgas más proporcionadas. Cuando el problema es de flacidez está el lifting de glúteos, sobre todo si se ha adelgazado mucho y después de una cirugía bariátrica para tratar la obesidad: consiste en eliminar el exceso de piel y grasa y a la vez definir la forma y marcar el surco, asociándolo o no a la lipoescultura”. ¿Rellenar sin prótesis? Es posible, y no requiere un tiempo de recuperación largo: consiste en realizar una lipo agresiva de las zonas vecinas y utilizar la grasa extraída para aumentar la proyección glútea. Hay que tener en cuenta que durante los dos primeros días tras colocar implantes son necesarios los drenajes, y que no se pueden hacer grandes esfuerzos en dos meses. Precio de la gluteoplastia y del lifting, desde 6.000 €. Aumento con grasa, desde 3.500€.

4. Pseudoginecomastia, hasta un 60% de los hombres. Dejamos a un lado la verdadera ginecomastia, cuando el agrandamiento de las glándulas mamarias masculinas es muy evidente (similares a las femeninas) y puede hasta producir dolor, y nos centramos en la “pseudo” (la más común) para referirnos a la acumulación simple de grasa. Para el Dr. Richard Fakin, director de Ocean Clinic Madrid, este defecto estético a menudo crea complejos e impide realizar tareas cotidianas como bañarse públicamente o practicar algunos deportes, y se soluciona con una liposucción localizada, que deja cicatrices imperceptibles en la areola. Su precio parte de 2.500€.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa