¿Es el champú seco malo para el pelo?

Elimina la sobreproducción de grasa entre lavados y aporta volumen y textura al cabello. Pero en exceso puede obstruir el cuero cabelludo y amenazar la salud capilar.

champu seco

Es la solución perfecta para el día 2. ¿Y ese qué día de la semana es? Pues la jornada después de lavarte el pelo, cuando empieza a estar que ni fu ni fa: de medios a puntas mantiene el peinado casi como recién hecho pero las raíces se ven achuchadas y con incipientes signos de grasa. Ese momento en el que nos asalta la duda: ¿merece la pena lavar con agua, champú y acondicionador, secar y empezar desde cero todo el proceso de peinado o atajamos el sebo y la falta de volumen con un champú en seco? ¿Y en el día 3?

En los últimos años se le ha perdido el miedo a este producto. Ha pasado de ser una solución de emergencia para toparse con nuevas funcionalidades. Entre ellas, arreglar el flequillo sin tener que lavar todo el pelo o dar textura al cabello, ese ambiguo concepto que va desde aportar un extra de volumen a hacerlo parecer algo sucio y enredado al estilo de Britney Spears. Como cada vez se usa más detractores advierten de sus daños potenciales: degradación del color, asfixia del cuero cabelludo y hasta alopecia.

Hay quienes creen que el champú convencional daña la fibra capilar y prefieren usar todo lo posible el lavado en seco. ¿Se equivocan?

“Depende del producto de lavado. Los de última generación cuentan con altísima tecnología para proteger el cabello y cada vez más ingredientes naturales para que no sea dañino”, explica la peluquera Diana Daureo. Ahora bien, los instrumentos térmicos de styling (planchas, secador, rizadores…) siguen siendo bastante letales para la fibra capilar.

¿Hay un tope de veces a la semana para echar mano del champú en seco?

Oscar Moreno, director de formación de Aveda España lanza un mensaje tranquilizador. “Se puede usar varios días seguidos, incluso varias veces en un mismo día. Todo va a depender de la composición y de lo inocuos que sean sus ingredientes. Una fórmula sin aerosol y con un 99,8% de origen natural (con yuca y avena) es apto incluso para un cuero cabelludo sensible.

Si los lavados de toda la vida matan el color intenso del tinte, ¿echar mano de uno en seco nos ayudará a prolongar la vida del color por más tiempo?

Una vez más depende de la fórmula. Para Moreno “los champús en seco permiten espaciar los lavados, manteniendo así el color del tinte por más tiempo”. Otra cosa es que el cabello reluzca más que el sol, más bien suele ser lo contrario. La colorista Natalie Iglesias, de Maison Eduardo Sánchez, no cree que lavar en seco degrade el color como sucede con los productos de lavado con agua. “Pero no dejan de ser polvos que se posan sobre el pelo y acaban por darle un aspecto mate, apagado e incluso blanquecino”. Es el efecto ‘textura’ tan de moda entre cantantes y famosas.

champu seco

Champú secco para cabello teñido de Shu Uemura, con aroma calmante de Aveda y para cabellos castaños de Bumble & Bumble.

Corre la leyenda de que se te acaba cayendo el pelo. ¿Es cierto?

Es raro pero podría suceder. “Aunque se pulveriza sobre la raíz es inevitable que ese polvo caiga sobre el cuero cabelludo. Si se aplica con frecuencia y sin lavados entre medias se puede formar una capa que impida al cuero cabelludo oxigenarse. Entonces el folículo piloso se atrofia, el cabello deja de crecer e, incluso, podría caerse”, advierte el estilista capilar Eduardo Sánchez.

¿Me resecará el pelo?

Los hay con rosa mosqueta, como el Color Lustre Dry Cleaner, de Shu Uemura, que hidratan de medios a puntas para evitarlo.

¿Ayuda a corregir la superproducción de grasa?
En algunos momentos las glándulas sebáceas se ponen en huelga a la japonesa y fabrican más cantidad de la deseable. Lavar el cabello con frecuencia solo las animará a trabajar con más ahínco. Los tricólogos de Instituto Médico Dermatológico en estos casos se muestran favorables a recurrir a un champú en seco para eliminar ese “aspecto de suciedad y de cabello apelmazado”.

Entonces, ¿hay que seguir usando un champú normal?

“El de seco es una solución excelente, pero no deja de ser un remedio de urgencia, jamás una norma. Al enjabonar, masajear y enjuagar no solo lavamos el pelo, también arrastramos las bacterias y parte de las células muertas del cuero cabelludo. Y estimulamos la microcirculación. Todo esto conduce a un cabello suelto y brillante que solo se consigue con un cuero cabelludo limpio y regenerado”, sentencia Sánchez.

Etiquetas: |
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa