Biotina para el pelo: ni es tan poderosa ni la necesitas si no hay déficit

Tomar este ingrediente en suplementos para combatir la caída se ha puesto de moda. Sin embargo, no es tan prodigioso como lo pintan y únicamente es efectivo si falta en la dieta.

Una búsqueda rápida en Google es suficiente para confirmar que la biotina es uno de los términos más buscados: 4.000 resultados aproximadamente cada 0,47 segundos de los términos “biotina para el pelo”. En YouTube va ligada a títulos como “Vitamina superpoderosa” o “Me creció el pelo 15 centímetros con biotina”, y por supuesto TikTok se hace eco de sus bondades en otros tantos vídeos donde se exhiben melenas brillantes y vigorosas.

Para saber si este éxito es merecido empecemos por saber en qué consiste este activo que desde hace un par de años es prioritario en champús, mascarillas y sobre todo en suplementos nutricionales. El Dr. David Saceda es dermatólogo y tricólogo del GEDET (Grupo Español de Dermatología Estética y Terapéutica) de la Academia Española de Dermatología y del grupo Pedro Jaén, y confirma que “se trata de la vitamina B7, necesaria para el buen funcionamiento del ciclo capilar, el crecimiento del tallo y su maduración. Cuando aparece un déficit, se produce la caída del pelo”. También es una vitamina imprescindible para la multiplicación de las células. Afortunadamente está presente en nuestra dieta del día a día, sobre todo en la yema de huevo, el aguacate, el salmón, las legumbres, los champiñones o las espinacas, y si comemos equilibradamente no la echaremos de menos, según el especialista. “En una dieta variada se toman las necesidades diarias de biotina, que son de 30 microgramos”. Pues ya estaría: comer bien parece ser suficiente, ¿o no? 

Sí, en las condiciones adecuadas. Lo que ocurre es que hay situaciones en las que absorbemos peor esta sustancia, recalca el dermatólogo, sobre todo cuando hay alteraciones digestivas, ingesta de alcohol o fármacos o embarazo. “Estas situaciones pueden causar un déficit y merecería la pena pensar en un suplemento”, refiere. En este punto puede llegar la preocupación por no controlar la dosis que tomamos combinando dieta y comprimidos. La buena noticia es que es una vitamina muy segura, con riesgo de toxicidad anecdótico y que es eliminada fácilmente por el organismo, apunta el Dr. Saceda. El farmacéutico y experto en nutricosmética Eduardo Senante añade que es de tipo hidrosoluble, es decir, que se disuelve en agua y su exceso se elimina por la orina, pero, prosigue, “si no tenemos escasez de este nutriente no veo necesario tomarla. Cuando sufrimos una pérdida de cabello más allá de lo que se considera normal lo mejor es acudir a un dermatólogo, preferentemente tricólogo, que si lo considera valorará realizar una analítica para determinar si nos falta algún nutriente”, señala. El Dr. Saceda es categórico: si no hay déficit no va a aportarnos nada. 

Estudios: pocos y difusos 

Para saber cuánto de bueno aporta es de rigor acudir a la literatura científica. Y, apunta el dermatólogo David Saceda, “los estudios que defienden su uso para el pelo son muy poquitos y de baja calidad. El más útil en este campo es del Dr. Ralph Trüeb de Suiza, que encontró que el 38% de las mujeres con problemas capilares tenían déficit de biotina por las carencias mencionadas antes. De ahí que Senante recomiende suma prudencia a la hora de hacer caso de reclamos sin evidencia científica en suplementos con esta sustancia. Porque aunque sea segura y se elimine su exceso, sí tiene contraindicaciones, según la FDA (Food and Drug Administration): la más importante es que niveles altos de biotina producidos por tomar suplementos podrían falsear algunos resultados analíticos, sobre todo en lo relacionado con hormonas tiroideas y troponina (un biomarcador que se utiliza para el diagnóstico de afecciones cardíacas), y, añade el farmacéutico, “cada vez aparecen más referencias que relacionan el exceso de biotina con un desequilibrio en la barrera cutánea que podría llevar a la aparición de brotes de acné. Todo ello si hablamos de dieta o suplementos, la forma de ingerir la vitamina por vía interna, pero luego están los champús, acondicionadores y mascarillas donde la biotina aparece como reclamo principal argumentando que fortalece los folículos pilosos, mejora la circulación del cuero cabelludo y aumenta la densidad capilar. ¿Funcionan?

Champús y otros productos tópicos 

La respuesta llega con otra pregunta: ¿Cuánto tiempo dejamos actuar un champú? Por no hablar de que los acondicionadores no llegan a la raíz. “La absorción de los ingredientes en el cuero cabelludo es más que limitada con estos productos, y su actuación a nivel de folículo piloso es prácticamente nula. Me gusta recordar que un champú no va a hacer que crezca el pelo perdido, ni está hecho para actuar sobre el que nos queda, sino sobre el cuero cabelludo, que es donde nace este, dejándolo actuar unos minutos”, apunta Eduardo Senante. Aún así, si deseamos lanzarnos a la compra de uno de ellos con biotina, mejor según el experto si contiene también proteína de queratina, que ayuda a mantener la fibra fuerte, e ingredientes acondicionadores para mantenerlo hidratado. Vale, la biotina no es el tratamiento de elección contra la alopecia. Pero hay tratamientos que sí lo son, y los menciona el Dr. David Saceda: “El minoxidil y la finasterida entre otros fármacos. Es verdad que tenemos que utilizar tratamientos suplementarios para hacer que todo vaya bien (como los suplementos de hierro), pero una alopecia requiere siempre de un tratamiento prescrito por un médico, especialmente dermatólogo”.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa