S MODA + VERLEAL

Por qué esta quiche de judías es lo más saludable y suculento que puedes probar

Lo sano es sinónimo de sabroso gracias al recetario de la health coach Elka Mocker. Mientras prepara su nuevo libro, acepta el reto de convertir las verduras ultracongeladas Verleal en un plato festivo y facilísimo. ¿Te atreves?

Una quiche imbatible y sanísima: judía verde extrafina Verleal coronando una mezcla de crema de soja con queso de cabra sobre una base con cúrcuma. ¡Mmmm!

Hace ocho años, Elka Mocker tuvo una visión: se vio a sí misma de mayor y no le gustó en lo que se iba a convertir si seguía trabajando como estilista de cine, moda y publicidad. En plena crisis existencial, decidió dar un vuelco a su estilo de vida y empezar a formarse para cuidarse y enseñar a los demás a cuidarse. Desde entonces ha puesto en práctica tantas recetas saludables que cuando le propusimos el reto de elaborar un plato con Verleal, la firma premium de verduras ultracongeladas, no dudó un segundo en aceptarlo. El resultado: una suculenta pero sanísima quiche de judías verdes extrafinas con hierbas aromáticas y especias, queso de cabra y base de cúrcuma. “Lo mejor es que es un plato festivo y apetecible, fácil de preparar y que lo puedes tener siempre listo en la nevera para comer cuando te apetezca”, nos adelanta.

Desde su hogar en Ibiza, Elka Mocker promueve una dieta saludable que cuenta entre sus aliados con verduras y frutas ultracongeladas.

Formada hoy como health coach nutricional, Elka Mocker ha experimentado en los últimos años con alimentaciones de lo más diverso: la cetogénica, la alcalina, la macrobiótica… “Y he concluido que no es bueno encerrarse en ninguna dieta. La fórmula que yo promuevo es tomar alimentos ‘de verdad’: cosas que crezcan en la tierra, que corran, que naden, que vuelen… Lo que tú quieras, pero que sea alimento noble y cuanto más similar a su estado original, mejor. Es decir, evitar los que sean muy procesados, particularmente ‘los tres blancos’: el azúcar, los lácteos y el gluten comercial. Pero sin obsesionarse ni castigarse si alguna vez los consumimos. Con no abusar, ya está. No hay más: comer sano y dedicarte a otros pilares de tu vida como son la mente, las emociones, controlar el estrés, hacer deporte… Es todo mucho más sencillo de lo que parece”, esboza a modo de fórmula vital.

Por eso, nos dice, le parece tan interesante la propuesta de la huerta ultracongelada de Verleal. “Primero, porque es una empresa española, y yo siempre promuevo la gastronomía de proximidad. Y, más concretamente, de Navarra, que tiene esa verdura maravillosa. Y, aparte, yo estoy muy a favor de los congelados. Porque hay procesados y procesados. Hay mucha gente que piensa que los ultracongelados no son buenos, y están equivocados. No lo digo yo, está comprobado por muchos nutricionistas. Al menos, los congelados de calidad. Me pasa mucho. Yo me hago muchos batidos de fruta congelada y mis seguidores me preguntan: ‘¿Es sano?’. ¡Por supuesto! Y en este caso estamos ante una verdura que se ha recogido en el punto óptimo y se ha ultracongelado ipso facto, lo que significa que esta verdura sigue conservando prácticamente el 99% de sus nutrientes. Si luego lo sometemos a un proceso de cocción suave vamos a tener una verdura de una calidad excelente”. Además, destaca que el hecho de que Verleal también tenga una gama ecológica es un plus para comprender que la filosofía de la marca sintoniza aún más con un estilo de vida sano y natural.

Dos grandes hallazgos para Elka Mocker entre los congelados Verleal: su cebolla troceada y el ajo picado y su gama de productos bio.

Su periplo existencial reciente le ha llevado de dejar Barcelona por Menorca y acabar por instalarse en Ibiza, desde donde difunde sus cursos online y prepara sus recetarios de cocina honesta (tras el éxito de Ama, come, vive, brilla prepara su segundo libro). También organiza dos o tres retiros al año de yoga, meditación y alimentación saludable. “Tenemos que aprender a cuidarnos, pero sin grandes dramas. No tiene sentido quitarte de cosas y echarlas de menos y luego culparte cuando te las comes, porque eso sí que es horrible, pero para la salud mental”, se ríe.

La receta que nos ha preparado hoy con judía verde extrafina Verleal es un buen ejemplo. “Lleva una masa casera, en lugar de una de supermercado, y cambia el lácteo procesado por una crema de soja; pero también lleva queso y una base con harina, en este caso de xeixa –un cereal antiguo de Baleares–, pero se puede sustituir por cualquier harina: de espelta, de trigo antiguo… Y le he puesto cúrcuma a la masa y pimienta en la quiche, con lo cual es un plato con un extra saludable, porque es antiinflamatorio. Y, lo más fácil, toda la verdura que he puesto es congelada. Sale de una bolsa casi ya lista, lo que facilita mucho más su preparación: tan solo las he hervido una pizca, nada, un minutito, y luego las he salteado un par de minutos en la sartén”. La propia Elka nos la detalla a continuación paso por paso. ¡Buen provecho!

 

Quiche de judías verdes extrafinas Verleal con aromáticas y especias, queso de cabra y base de cúrcuma

Ingredientes para la base:

2 tazas (de 250 ml aproximadamente) de harina antigua integral (xeixa, espelta, trigo antiguo…).

¾  de una cucharada sopera de sal.

1 cucharadita de cúrcuma.

3 cucharadas soperas bien colmadas de aceite de coco sólido.

1/4 de taza (unos 60 ml aproximadamente) más 2 cucharadas soperas de agua muy fría.

Ingredientes para el relleno:

½ bolsa de cebolla picada Verleal.

1 cucharada sopera de ajo picado Verleal.

1 bolsa de judías verdes extrafinas Verleal.

½ cucharadita de semillas de hinojo.

½ cucharadita de semillas de comino.

4 ramitas de romero.

Unas hojas de salvia.

Aceite de oliva.

Sal.

3 huevos ecológicos.

Media taza (125 ml aproximadamente) de crema de soja ecológica.

Pimienta negra recién molida.

Nivel de dificultad: fácil.

Tiempo de preparación: 45 minutos.

Preparación:

1. Pon un cazo de agua a hervir y añade las judías, deja un minuto a la que rompa a hervir de nuevo. Cuela y reserva.

2. En una sartén con un poco de aceite añade la cebolla, ajo, sal, las aromáticas y semillas. Saltea unos minutos hasta que se pochen, luego añade las judías con un poco más de sal y mezcla bien. Saltea un minuto. Apaga el fuego, retira las ramas de romero y reserva.

3. Precalienta el horno a unos 200°C.

4. Pon la harina, cúrcuma y sal en un bol. Mezcla bien. Luego añade el aceite y mezcla con las manos para que se incorpore. Por último añade el agua y sigue amasando con las manos. Ajusta de agua como consideres. Tienes que conseguir una masa que se pueda extender.

5. Extiende la masa con un rodillo, encima de un papel antiadherente. Luego coloca encima del molde y voltea.

6. Ajusta la masa al molde (recortando donde sea necesario) y pínchala varias veces.

7. Coloca en el centro del horno y hornea 10 minutos hasta que esté hecha.

8. Bate los huevos con un poco de sal, pimienta negra y la crema, añade las judías y reserva.

9. Cuando la masa esté hecha saca del horno y pon el relleno, añade el queso y vuelve a hornear unos 25 minutos. Puedes dorarla un par de minutos.

10. Sirve con unas hojas de salvia por encima. ¡Y a disfrutar!

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa