Blanca Manchón: “No hay un protocolo sobre qué hacer con una deportista que se ha quedado embarazada y quiere seguir compitiendo»

Hablamos con la campeona de vela, que con 35 años prepara sus terceros JJ. OO.

Retrato de la campeona mundial de windsurf Blanca Manchón. Foto: ARALE REARTES

A Blanca Manchón (Sevilla, 35 años) su profesión le exige horas de exposición en el mar, porque desde que tiene uso de razón navega en distintas embarcaciones. “Es una de las cosas más duras, las horas de sol, de viento, la sal. Se hace pesado, por eso me protejo todo lo que puedo”, explica. Ha sido campeona mundial de windsurf en tres ocasiones y ha participado en dos Juegos Olímpicos. En Atenas en 2004 y en Tokio, el pasado verano: “Han sido dos experiencias totalmente diferentes, en 2004 era una Blanca de 17 años sin miedo a nada y sin nada que perder, con una trayectoria de resultados increíbles. Me traje un diploma olímpico y fue algo mágico”. En plena pandemia en Japón, donde llegó lesionada y con el doble de edad, el panorama fue diferente. Hacía cinco años que había sido madre y, como consecuencia, había perdido a sus patrocinadores. “Ahora mismo no hay un protocolo sobre qué hacer con una mamá deportista que se ha quedado embarazada y quiere seguir compitiendo. Estamos en manos de los cargos directivos o de entrenadores que deciden qué es lo que tienes que hacer y en qué tiempos. Estamos muy desprotegidas. Espero que cambie la forma de ver a las mujeres que quieren tener hijos durante su vida deportiva: a día de hoy son un problema”.

Blanca Manchón, en acción sobre las olas Foto: ARALE REARTES

A su carrera aún le queda recorrido. De momento ha anunciado que aspira a estar en París 2024, pese al hándicap del cambio de modalidad en la competición, de mistral a RS:X. Pero ahora cuenta con el apoyo de firmas como Oysho, de la que es embajadora: “Para estar entre las mejores del mundo en deportes minoritarios como el mío tienes que tener un patrocinio que te cubra los extras a los que no llega la federación. Cuanto más presupuesto y apoyo, menos te preocupas por las cosas que no dependen de ti”.

La vela la lleva en los genes, tanto sus padres como su hermano son apasionados de las olas. Su madre, la regatista María Antonia Domínguez, participó en un Campeonato de España cuando estaba embarazada de Manchón. “Mi primer recuerdo fue cuando navegué en el mar por primera vez. Supe que quería dedicarme a este deporte la primera vez que vi por televisión unos Juegos Olímpicos”.

Mono de OYSHO, gorra de BIMBA Y LOLA, gafas de sol de POLO RALPH LAUREN y fotoprotector de LANCASTER. Foto: Cortesía de las firmas

Protección

La ocupación de Manchón le exige muchas horas en el mar. No descuida el uso de crema solar, pero la extiende con esponja, “para que no me manche las manos y no me resbale navegando”, dice. También un aceite capilar para el pelo que se aplica nada más salir del agua.

Vía de escape

“Me gusta ir al cine, de compras o viajar”, cuenta la atleta. ¿Un destino favorito para las vacaciones? “Maldivas, con el libro que estoy leyendo ahora, El paciente”, de Juan Gómez-Jurado. ¿Y una playa perfecta? Bondi Beach en Australia.

Placeres

Últimamente escucha en bucle Música ligera, de Ana Mena, y SloMo, de Chanel Terrero. En el archivo de las series a las que más se engancha destaca Anatomía de Grey, con “los mejores diálogos del mundo, sobre todo en sus tres primeras temporadas”. Para un capricho gastronómico elige una palmera de chocolate.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa