Spas medidas seguridad

Una mujer disfruta sola de la sauna de un spa. Foto: getty

Aforo al 30%, mamparas y té para llevar: así se han adaptado los spas a la nueva normalidad

Acuciados por la situación actual, estos templos de la relajación se redefinen: mucha seguridad y, ante la falta de turistas foráneos, propuestas para el usuario de la propia ciudad.

  • 1 de 6

    Revival by Clarins. Masaje manual, activos botánicos e individualización. Son los tres ejes de este amplio spa de 1.500 metros cuadrados con protocolos propios de Clarins y productos concebidos en exclusiva para ser aplicados por terapeutas expertas. Esto significa que pueden personalizar cada ritual para adaptarlos a las necesidades de cada cliente. Su quintaesencia es el protocolo ‘El Arte del Tacto’ (150 €). Un completo masaje de 90 minutos en tres fases a base de tres tipos de toques para relajar, revitalizar y regenerar de pies a cabeza. La última incorporación a su catálogo fue el ‘Beauty Sleep’ (120 €), un tratamiento relajante de rostro y cuerpo para mejorar la calidad del sueño. Incluye masaje en el cuero cabelludo, técnicas de respiración, aromaterapia y cromoterapia. La covid19 ha obligado a reducir el aforo y eliminar la sala de espera. No queda otra que ser puntual.

  • Foto: dr

    2 de 6

    Urso Spa. Ubicado en el coqueto barrio de Las Salesas de Madrid es uno de los favoritos de los urbanitas para desconexiones exprés. Como muestra, uno de sus tratamientos estrella: el ‘Facial Flash de Natura Bissé’. En solo 30 minutos, exfoliación enzimática y rehidratación cutánea para una piel más luminosa. Otro imprescindible es el ‘Masaje Ejecutivo Descontracturante’, con especial atención a cuello y espalda. La covid19 se ha llevado por delante la fuente de fruta de cortesía. También el té posttratamiento en tetera. "Como en este momento no es viable ni la sala de espera ni la zona de relax, el té se ofrece en vasos reciclables para llevar", explican desde la Dirección.

  • Foto: dr

    3 de 6

    Can Bordoy. La máxima expresión del lujo y la privacidad está en el corazón de Palma de Mallorca y es un spa de uso estrictamente individual. A lo sumo, dos personas y solo si se alojan juntas en el hotel. Siempre, con reserva previa. Además de dos cabinas interiores, mientras la meteorología lo permita, cuenta con una pérgola de tratamientos al aire libre en el jardín. Sus usuarios valoran por encima de todo el facial ‘Perfect Lifting’, un masaje manual con efecto antiarrugas y de remodelado del óvalo facial (399 €). Entre los corporales, el ‘Regenerating Body Massage’: un reseteo muscular que elimina las tensiones musculares y reactiva la circulación (219 €). También hay experiencias veganas con cosméticos baleares, como el masaje ‘Be Serene’, un placer relajante con aceites esenciales templados (119 €). Como en otros centros, las medidas de seguridad han acabado con la fuente de agua y el autoservicio de té. Ahora toca pedirlo.

  • Foto: dr

    4 de 6

    Four Seasons Spa. Era la gran apertura de esta temporada y las circunstancias han ido retrasando su estreno hasta el 25 de septiembre. A falta de turistas, tienta al madrileño con una piscina interior, jacuzzi, baño de vapor y sauna. Todo en la octava planta de este nuevo hotel a dos pasos de la céntrica Puerta del Sol, con luz natural y vistas al Madrid más castizo. Dados los tiempos inciertos en los que se inaugura, algunos servicios se irán incorporando durante los próximos meses. Es el caso de podólogos, acupunturistas o sanadores tibetanos. Lo que es seguro es que dispone de ocho cabinas de tratamiento con pantallas protectoras de plexiglás en cada camilla, que trabajarán con cosméticos de 111 SKIN, Sepai y Miriam Quevedo, y que todas las amenidades self service se han cambiado por su versión de uso individual.

  • Foto: dr

    5 de 6

    Signature Spa. Nació como el primer spa vegano de España, pero con una filosofía premium, urbana y cosmopolita, como manda el estar dentro del Yurbban Passage Hotel & Spa de Barcelona. Pasados los excesos del verano, uno de sus rituales más demandados es el ‘Bio Calming Sensitive Plus’ (85 €), con polvo de arroz orgánico para devolver la energía a la piel agotada tras muchas horas de sol. Su masaje corporal ‘City Relax’, con aceites orgánicos y aromaterapia, es un talismán antiestrés a elegir entre 30, 50 u 80 minutos (de 65 a 140 €). "Hemos reducido las citas para evitar que los clientes coincidan. La zona de aguas sigue abierta, pero las camas balinesas cuentan con suficiente distancia para evitar riesgos. Y no suele haber más de cuatro personas a la vez en toda esa zona", apunta su director, José Calderón.

  • Foto: dr

    6 de 6

    Le Max. Los tiempos han cambiado la noche madrileña. La antigua discoteca Gabana estrena temporada a mediados de septiembre reconvertida en la nueva sede de Le Max Wellness Club, un gimnasio boutique y un spa con una amplia zona de aguas que incluye piscina de 16 metros con circuito de hidroterapia, jacuzzi de termoterapia, pileta de crioterapia, sauna y hamman. Carlos Sánchez, director de comunicación del hotel Wellington, en cuyos bajos se ubica, aplaca las posibles dudas en tiempos de coronavirus: "El rediseño contempla las medidas excepcionales anticovid, como la instalación de mamparas y la reducción del aforo al 30%". Su propuesta estrella es el protocolo ‘Caminar sobre las nubes’: circuito de aguas, pausa para un té y protocolo corporal con aromaterapia, auriculoterapia, digitopresión y yesoterapia. Perfecto para piernas pesadas y mejorar el drenaje linfático.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa