17 claves para conseguir y cuidar una melena cobriza

Alfombras rojas, photocalls y pasarelas se rinden a los tonos rojizos esta temporada. Pero tan importante como acertar con la coloración adecuada para nuestro tono de piel es saberlo mantener.

Melena cobrizos

01. El cobrizo es el nuevo ‘must’. El otoño es su estación natural, pero, además, esta temporada la pasarela ha reforzado la idea tiñendo los cabellos de las modelos con los tonos característicos de la época. Así, los desfiles han apostado por las coloraciones rojizas: Calvin Klein, Vera Wang o Rodarte… «Favorecen más a las pieles claras y con pecas, pero todo es cuestión de ajustar el matiz», dice Juan Pedro Atienza, responsable del salón homónimo.

02. Maridajes. «Si tenemos los ojos claros, mejor optar por un tono más chocolate», sugiere Javier González, director artístico de Luis & Tachi. Los cereza y burdeos se reservan para las pieles morenas naturales. Los cálidos, como los cobrizos dorados, para las claras. ¿El tinte para las superbronceadas? Un pelirrojo con reflejos caoba.

03. Asistencia técnica. Los tintes tienden a perder brillo e intensidad. «Para alargar su vida, se deben lavar con champús con PH neutro, libres de sulfatos y específicos para teñidos», sugiere Mikel Luzea. Otra regla de oro: no abusar de planchas ni tenacillas, pues los cabellos teñidos están más secos y estas herramientas los deshidratan más. La solución pasa por pulverizar un protector térmico a unos 30 centímetros del cabello.

04. El más caduco. Las moléculas de los tintes rojos son más grandes. «Debido a su tamaño, no penetran profundamente en la hebra como ocurre con las coloraciones marrón o ceniza y es más fácil eliminar sus pigmentos con el agua de la ducha», explica Valéria Costa, de Aquarela Peluqueros.

Melena cobrizos

Imaxtree

05. Permanecer en el tiempo. La primera recomendación de los expertos para que el color cobrizo dure más es la siguiente: después del tinte se deben esperar dos días antes de lavarse el pelo. Otro truco: extender una mascarilla con aceite de argán cada 10 días. Lo más nuevo en protección es utilizar serums con colágeno y bayas de Goji, porque bloquean los pigmentos. Los aceites de jojoba también sellan la fibra y dan brillo. «Lo ideal es aplicarlos después del brushing», dice Carlos Fernández, de Franck Provost.

06. ¿Suelto o recogido? Es el tono de la temporada, pero ¿con qué peinado luce mejor? «Triunfa en trenzas de espiga (cuanto más finas, mejor), laterales y deshechas y en moños trenzados a la altura de la nuca. Este último peinado es perfecto para los rostros afilados», opina la estilista Valeria Costa.

07. Renovar el pantonario del neceser. ¿Y cómo adaptar el maquillaje al tono del pelo? Los aliados del cobrizo son las sombras caqui, los labiales nude o translúcidos en versión gloss, la máscara negra y los coloretes corales, albaricoques o melocotón.

08. Asesoría ‘online’. Para muchos, la colorimetría es la disciplina más complicada de la peluquería: acertar con el tono cuando se colorea un cabello teñido requiere experiencia. Para obtenerla sin salir de casa, llegan páginas web como eSalon. Basta con enviar varias fotos de nuestro cabello y entrevistarse con un estilista, por teléfono o Internet, para que un profesional cree el tono y nos guíe durante el proceso.

Melena cobrizos

Imaxtree

09. Servicio de urgencia. Aparte de la henna, no existen tintes totalmente naturales. «Si nuestro cabello está deshidratado, se puede optar por tratar y colorear a la vez con fórmulas como Keratin Complex, con 100% queratina, pigmentos micronizados y proteínas de trigo», sugiere Atienza (desde 40 €).

10. Vestida para triunfar. «Aunque los cobres intensos son tendencia, no son fáciles de combinar a la hora de vestir. En mi opinión, es mejor desterrar del armario los rojos, verdes o azules y optar por colores como el naranja quemado o el marrón. Otra alternativa es lucir estilismos en colores básicos como blanco o negro», opina el peluquero Mikel Luzea.

11. No más tirones. Más finos, quebradizos y débiles, esos son los tres calificativos que suelen acompañar a los cabellos decolorados. «Tienden a enredarse mientras dormimos. Para evitarlo, antes de acostarse, mejor pasarse un peine de púas anchas o un cepillo plano y grande», sugiere Costa.

12. Para deportistas. «Podemos aprovechar la hora del gimnasio para fortalecer la melena. El truco consiste en aplicar una mascarilla con unas gotas de aceite de argán o un acondicionador en espray sin aclarado y recoger la melena en un moño o en una coleta», sugieren desde The Chi Spa. El plus: permanecer con el cabello impregnado en este ungüento durante 15 minutos en el baño turco. El vapor multiplica los beneficios.

13. El orden de los factores sí altera el producto. Si se desea cortar y teñir, hay que hacerlo siempre en ese orden, porque peinado y color están unidos. A los cabellos cortos, por ejemplo, les convienen los tonos más uniformes, sin mechas, porque voluminizan. En las melenas largas y con capas, en cambio, es conveniente jugar con los reflejos y los degradados.

Melena cobrizos

Imaxtree

14. De nacimiento. «Las pelirrojas somos como una hermandad. Cuando nos cruzamos con una por la calle, nos damos la vuelta instantáneamente», aseguraba la estilista Grace Coddington. Su piel es más sensible, son minoría (2% en el mundo) y les cuesta encontrar productos específicos. La página web estadounidense How to be a Redhead, con 120.000 fans y 25 redactores, reúne consejos y comercializa una línea de cosméticos.

15. Tiempo de renovación. «Aunque es normal perder cabello, las agresiones internas y externas –como el estrés, las variaciones hormonales, el envejecimiento, la fatiga o una alimentación desequilibrada– pueden fragilizar el bulbo y su entorno, originando pelos más finos y propiciando una caída mayor», asegura Diane Baras, directora de Comunicación Científica de Laboratorios Innéov. En otoño, la caída se recrudece y hay que prevenirla.

16. Atajar el problema de raíz. La última vuelta de tuerca en prevención de la caída es el descubrimiento de una membrana de anclaje, en lo más profundo de la hipodermis, justo encima del bulbo: «Cuando el cabello se ve afectado por el estrés inflamatorio y oxidativo, una de las principales causas de pérdida, ésta envía una señal que expulsa la fibra capilar y destruye el colágeno, impidiendo su función», explica el experto en principios activos Yann Mahé.

17. A pedir de boca. «Tomar durante tres meses cápsulas enriquecidas con vitamina D, zinc y omega 3 refuerza el anclaje del pelo en un 95% de los casos. También aumenta la densidad capilar», aseguran desde Innéov. El 31% de las mujeres emplea nutricosméticos en España, según datos de la firma. «En solo 10 años, la cifra se ha duplicado», informan desde la compañía. Después de las pastillas adelgazantes, los complementos anticaída son los más demandados.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa