10 trucos para mantener el maquillaje en su sito cuando aprieta el calor

Desde calentar la punta de los lápices con un mechero a pasarse un hielo por el rostro, repasamos los trucos más fáciles y prácticos para que no se corra el maquillaje.

cover

Foto: Imaxtree

En esta época del año, con las altas temperaturas, parece misión imposible que dure el maquillaje. El eyeliner parece estar condenado a una vida que no se prolonga más allá de un par de horas… A veces, ni los productos más innovadores de las gamas de larga duración son capaces de mantenerse en su sitio. Y así corres el riesgo de que el look para esa entrevista de trabajo en el que tanto te has esmerado se asemeje más al de Courtney Love después de una noche de farra que al de una pulcra Olivia Palermo.

El problema empeora en algunos tipos de pieles. "Es mas habitual en pieles grasas aunque también influyen mucho otros factores como el calor, o la humedad -explica Naomi Gayoso, maquilladora profesional de Talents-. La textura que adquiere la piel es resbaladiza y eso provoca que el maquillaje sufra. Lo mejor es maquillar con productos aptos para pieles grasas, aplicar polvos traslúcidos para matizar bien el rostro y disponer de productos resistentes al agua, como delineadores, lapices o mascaras fijas. También ayuda mucho los papelitos matificantes que absorben la grasa del rostro”, añade”. Además de estos consejos, tenemos otros 10 trucos infalibles para conseguir que el maquillaje no se mueva de su sitio durante horas.

1. Con la cara lavada

Uno de los trucos más sencillos pero más efectivos para evitar que se corra el maquillaje es aplicarlo sobre el rostro muy limpio y sin restos de suciedad, contaminación o productos anteriores. Es decir, nada de pintarte para salir por la noche sobre el maquillaje que te pusiste por la mañana para ir a la oficina.

2. Mezcla con la hidratante

Para conseguir que la base de maquillaje sea más duradera en las épocas de calor, puedes mezclarla con un poco de tu hidratante habitual. Evitarás pegotes y el resultado será de menor cobertura pero más natural.

3. Pre-bases

Nada nuevo bajo el sol si hablamos de las pre-bases de maquillaje, pero aún hay muchas mujeres que no la han incorporado a su rutina diaria, pese a todas las opciones que hay en el mercado, y que van desde las ‘blur’, que borran las imperfecciones, a las que sellan los poros o crean una película a base de siliconas, con un resultado aterciopelado sobre el que aplicar el maquillaje. Además de todo esto, también fijan el maquillaje.

4. Frío helado

Cuando hayas terminado con la base y los polvos sueltos traslúcidos -que también ayudarán a fijar el resultado-, uno de los trucos infalibles es envolver un cubito de hielo en papel de cocina y, a pequeños toques y sin arrastrar, pasarlo por todo el rostro. Así conseguirás que el maquillaje no se cuartee y que no brille. El exceso de producto se quedará en el papel.

5. Pulverízate
Otro de los consejos más extendidos para lograr un maquillaje sin mácula es pulverizar agua sobre la cara al terminar. No es necesario que sea termal, vale la del grifo.

6. Waterproof

Si tienes la zona ocular algo más grasa (lo que es muy habitual, incluso en pieles secas), puedes pasarte a los productos waterproof durante la época estival, aunque no vayas a ir a la piscina ni a la playa.

7. Con pincel

Al aplicar la sombra de ojos con una brochita se consiguen cerrar mejor los poros y, como resultado, el color dura más. Además, si humedeces un poco el pincel antes de mezclarlo con la sombra, el resultado será perfecto (aunque esto solo vale para fórmulas con pigmentos minerales). “Hay que procurar no hidratar el contorno de ojos antes de maquillarlos y, si se hace, hay que retirar el excesos de crema”, explica Belén Gil,maquilladora de televisión.

8. Color sobre color

El eyeliner pocas veces dura lo suficiente. Refuerza la intensidad del color con un sencillo truco: Aplica una segunda línea sobre las pestañas, encima de la anterior, con una sombra de ojos del mismo tono. Otra opción consiste en pasar un bastoncillo con un poco de vaselina por encima, lo que actúa con un efecto de sellado. Para lograr que la línea interna del ojo dure un poco más –normalmente es la primera en borrarse–, también hay soluciones. “Se puede calentar un poco la punta del lápiz con un mechero y dejar enfriar antes de aplicarlo sobre el ojo. No solo conseguiremos que dure un poco más, sino que se reavivará el pigmento”, añade Belén Gil.

9. Contorno en su sitio

Para prevenir que el labial se corra por las comisuras, nada más sencillo que maquillar los labios ligeramente por dentro. Pero si no se quiere renunciar a perder volumen, “lo importante es perfilarlos primero con un color igual o similar al labial, pero eligiendo un lápiz seco y nunca en fórmula cremosa. A continuación empolvarlos y, solo después, aplicar la barra de labios”, dice Gil.

10. Dientes blancos

Nada más horrible que los dientes rojos con el mismo color del labial. Fácil solución: Antes de pintarte los labios, cúbrelos con base de maquillaje que se encargará de fijar el color.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa