Cómo encontrar el sujetador deportivo perfecto

sujetador deportivo

A pesar de que el sujetador deportivo es una de nuestras prendas esenciales del fondo de armario, no se le da la importancia que requiere. Como ya manifesté en un post anterior sobre bikinis de talla grande, soy fiel defensora de que una correcta sujección de nuestros pechos es básica para la salud de los mismos. Para una práctica deportiva, donde el movimiento es mayor es necesario encontrar un sujetador adecuado que nos permita tener a nuestras amigas en su sitio.

Yo que tengo pecho grande sé lo que es sentir dolor a la hora de hacer deporte, y todo por no llevar el sujetador apropiado. De todas es sabido que es bastante común cometer ciertos errores a la hora de elegir nuestro sujetador y más cuando se tratan de prendas deportivas.

Tengo que decir que con el tiempo me he convertido en una persona bastante reacia a llevar sujetadores deportivos y no precisamente porque no me gusten. Los que me compraba no me acababan de convencer del todo. Primeramente porque cuando acudía a tiendas deportivas especializadas, siempre me llevaba el primero que me entraba, independientemente de saber cual era mi talla correcta. Y luego, a medida que lo iba utilizando y debido a los lavados, la tela cedía y dejaba de sujetar.

sujetador deportivo

Si es cierto que ahora no hago tanto deporte como el año pasado pero como estudio arte drámatico, mi ritmo del día a día es bastante activo y no está de más llevar un sujetador apropiado aunque no sea un ejercició físico demasiado exigente.

Hace unos meses acudí a Dama de Copas a hacerme un fitting (podéis ir cuando queráis, es gratuito y el trato es de diez, ya hablé de ello aquí) y me mostraron la nueva colección de prendas deportivas de Panache (MUY RECOMENDABLE).

En el fitting me abrieron bastante los ojos, como os comentaba antes, en general cometemos muchos errores en nuestra elección. Fallos tales como no usar la talla adecuada, usar tops de tallas estándar que no se ajustan bien, utilizar un sujetador diario para la práctica deportiva (todo un clásico), no tener en cuenta el tipo de ejercicio que practicamos o escoger sujetadores compresivos que produzcan dolor. Necesitaba un asesoramiento al respecto y personalmente me sirvió de gran ayuda.

sujetador deportivo

Casualmente andaba en busca y captura de un buen sujetador deportivo porque el anterior había muerto en la lavadora y me pareció la oportunidad idónea para probar los dos modelos de SportsBra de Panache; el de sin aros y de con aros (tambien tienen en bastantes colores). Creedme si os digo que di con el adecuado, aunque como me gustaron tanto ambas opciones decidí llevarme los dos en diferentes colores; negro y violeta (el negro es el sin aros y el violeta es el que los tiene). Hacía tiempo que no me sentía tán cómoda y a la vez, segura con un sujetador deportivo.

Llevo utilizándolos varios meses casi todos los días y estoy encantada. Sujetan maravillosamente bien, no aprietan en absoluto y además, el tejido es transpirable y evita que la humedad se retenga en la piel, aunque, de todas formas está bien tener más de uno para ir intercambiando. Me parece destacable comentar que los he lavado en contadas ocasiones y se mantienen como el primer día, el color la forma y la estructura… una maravilla.

Si aún no habéis dado con vuestro sujetador deportivo, tengáis la talla que tengáis, os recomiendo fervientemente que visitéis Dama de Copas (Calle de Goya, 64, 28001 Madrid), el trato es genial y os podrán solucionar todas vuestras dudas al respecto.

Un saludo y hasta la próxima entrega,

Ana.

No dudéis en contactarme a través de mis redes

INSTAGRAM

TWITTER

FACEBOOK