Ellas pegan fuerte (y bien)

Desde The Velvet Underground hasta Hot Chip, cada vez son más las mujeres que marcan el ritmo con las baquetas. Y además son más visibles.

Sarah Jones
Foto: Bex Wade para 'Tom Tom Magazine'
12

La batería es un instrumento históricamente masculino por muchas razones. La primera, por muy ingenua que parezca, es que te tienes que sentar con las piernas abiertas, cuando ya se sabe que la feminidad está más ligada a piernas cruzadas o, en cualquier caso, cerradas. La segunda es que se interpreta que es un instrumento que requiere fuerza –mentira, no hay ninguna necesidad de ser fuerte para tocar la batería–, otra cualidad atribuida mayoritariamente a los hombres. Y la tercera es el hecho de que a una mujer no se la presupone haciendo ruido ni dando golpes a nada. Cualquier mujer que toque la batería tendrá que dar explicaciones en un momento u otro o responder a la pregunta ¿por qué?. Una pregunta a la que Karen Carpenter puso respuesta en 1976 con su corto y efectivo: “Why not?”.

Casi 40 años después hay cosas que siguen igual: Karen Carpenter sigue siendo más conocida por su excelente voz que por sus magníficas destrezas rítmicas y hay que soportar titulares como el de este artículo, que se refieren a las bateristas como un puro entretenimiento erótico visual para hombres.

Patty Schemmel

Patty Schemmel, The Hole

Recientemente se estrenó en España, como parte del Filmin Music Festival, el documental Hit So Hard, que narra la conmovedora historia de Patty Schemmel, baterista del grupo Hole durante su momento de máximo apogeo. En él se pueden ver interesantes testimonios que coinciden en afirmar la falta de referentes femeninos de mujeres bateristas, un hecho que sin duda está cambiando. Tan solo hace falta poner en Google “female drummer” para ver entre las primeras opciones una revista especializada en mujeres que tocan la batería. Con sede en Brooklyn, Tom Tom Magazine insta a las mujeres a tocar y pone los referentes necesarios, de todo el mundo y de todos los estilos y géneros (jazz, orquestal, metal, country) de ahora y de antes.

 

Porque a menudo se trata de hacer un ejercicio de memoria y recordar que siempre ha habido grupos con mujeres a la batería y en muy variados estilos, desde Moe Tucker de The Velvet Underground, hasta Debbi Peterson de The Bangles, Valerie Scroggings de ESG o la virtuosa brasileña Vera Figuereido. También las hay y ha habido en el lado más mainstream, Nikkie Glaspie y Sheila E con Beyoncé, Prince o Gloria Estefan, Cindy Blackman con Lenny Kravitz y en la vertiente más jazzística la reconocida Terry Lyne Carrington.

Cada vez son más las mujeres que llenan los escenarios y se empieza a desvanecer la imagen del grupo en el que todas son chicas excepto el batería e incluso empieza a pasar lo contrario. A las bateristas más fácilmente reconocibles dentro del ámbito más independiente como Georgia Hubley de Yo La Tengo o Janet Weiss de Wild Flag, se suman toda una nueva generación de instrumentistas en proyectos de mucha actualidad. Kiran Ghandi, responsable de las percusiones de M.I.A; Sarah Jones, quien eficaz como un metrónomo ha aportado a Hot Chip la chispa que redondea su directo, además de haber tocado con Bat for Lashes o Lily Allen; Alianna Kabala y Nico Turner, batería y percursionista respectivamente, de la nueva banda de Cat Power, Anna Prior de Metronomy o la enérgica y experimental Yoshimi P-We, líder rítmica de los Boredoms. Y poco a poco el listado se extiende hasta convertirse en inacabable.

*Cati toca la batería en Doble Pletina

cover

Anna Prior, de Metronomy

Getty

Bangles

Debbi Peterson, The Bangles.

Corbis

Karen Carpenter

Karen Carpenter

Getty

Tom Tom

Tom Tom magazine, la revista definitiva sobre mujeres bateristas.

Tom Tom Magazine

12

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?