Comer como un autóctono, la tendencia gastronómica de 2017

Degustar comida casera y conocer gente en una mesa compartida será tendencia este año. A webs como Eatwith o Vizeat se suma Airbnb, que inaugura una sección de experiencias, muchas de ellas gastronómicas

Comer como un autóctono, la tendencia gastronómica de 2017

Así son las experiencias que ofrece Eatwith.

Foto: Cortesía de Eatwith
20

Todos somos foodies en 2017 y cada vez cuesta más que sólo la buena comida impresione a alguien, sostiene Joel Serra. Este neozelandés de origen catalán formó parte del equipo fundador de Eatwith, la web creada en 2012 con el eslogan de que “el futuro de la gastronomía” pasa por compartir mesa con desconocidos y saborear platos que elaboran cocineros aficionados, a menudo en su propia casa. Eatwith ya cuenta con 650 anfitriones repartidos por 200 ciudades del mundo dispuestos a poner el mantel, previo pago de quienes se apunten. A finales de año, la web de viajes Tripadvisor anunció que invertirá en Eatwith y que incorporará a su sección de restaurantes la nueva categoría ‘cena con un chef local’.

Según defiende Serra, comer en un restaurante al uso se ha convertido en “un placer previsible”, que describe como “una mesa para dos, una botella de algo, unos platos para compartir, un postre, dos cucharas, un café, la cuenta, los abrigos y una foto apresurada para el recuerdo”. Desvinculado ya de Eatwith, ahora se dedica a ofrecer experiencias gastronómicas personalizadas en su empresa Papalosophy. “La gente busca que la sorprendan y eso se consigue cenando al lado del chef o en un sitio privado o exclusivo como un barco o el estudio de un artista”, opina.

Comer en casa de un chef autóctono es la gran tendencia gastronómica de 2017.

Foto:

Facebook VizEat

Se trata de un sector en auge y, según la revista Time, una de las tendencias gastronómicas del año que empieza. “El perfil de nuestros usuarios es un viajero de 25 a 55 años que busca un contacto más directo con la cultura local y una experiencia gastronómica auténtica”, explica a S Moda el manager en España y Portugal de VizEat, Andrea Ruani. Con más de 20.000 anfitriones en 110 países, es una de las webs de este tipo más consolidadas. Como las demás, obtiene beneficios a cambio de una comisión por reserva, de un 20% en su caso.

VizEat nació en 2014 en Francia, aunque la inspiración para crearla le sobrevino a su fundador, Jean-Michel Petit, en el Lago Titicaca. Según puede leerse en la web, fue allí, disfrutando junto a los indígenas de la Isla de Amantaní de la comida picante, cuando a Petit se le ocurrió que estaba viviendo uno de los mejores momentos de su viaje a Perú y que facilitar una experiencia así en diferentes países podría funcionar como empresa. Curiosamente el creador de Eatwith, Guy Michlin, tuvo una revelación parecida durante un viaje familiar a Grecia.

El futuro de la gastronomía pasa por compartir mesa con desconocidos y saborear platos que elaboran cocineros aficionados.

Foto:

Cortesía de Eatwith

Airbnb se sube al carro

Tanto VizEat como Eatwith fueron comparadas en un primer momento con un Airbnb gastronómico. Desde noviembre esta empresa, valorada en 30.000 millones de dólares, no se limita a ofrecer alojamiento en casas de particulares y ha sumado también a sus servicios un apartado de experiencias. Airbnb mediante, el turista recorre la escena musical de La Habana de la mano de una cantante cubana, una vedete londinense le inicia en el burlesque o un surfero de Los Ángeles le lleva a tomar las olas en Venice Beach, por poner algunos ejemplos. Dentro de las experiencias que se ofrecen, la gastronomía tiene un papel destacado: Airbnb espera ofrecer planes relacionados con la comida en 51 ciudades del mundo antes de que acabe 2017. Algunas de sus propuestas por ahora son buscar trufas en la Toscana o aprender sobre nutrición y yoga con una bloguera de Miami.

Según Airbnb, el 31% de los consumidores prefieren recibir experiencias, en particular de viajes y entretenimiento, frente a otros regalos materiales. “Se trata de un mercado muy interesante y amplio”, manifiesta Andrea Ruani, que mantiene que a VizEat el lanzamiento de Airbnb no le quita el sueño. Empresas más pequeñas, como Traveling Spoon –la cuchara viajera– lo tienen más difícil para abrirse camino. Con un catálogo que incluye clases de cocina en Tailandia o India, estancias en granjas balinesas o menús caseros en Seúl, todavía no se ha estrenado en España.

Airbnb espera ofrecer planes relacionados con la comida en 51 ciudades del mundo antes de que acabe 2017.

Foto:

Facebook Airbnb

20

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?