Volvemos, el proyecto que busca empleo a españoles que quieren regresar a casa

Activar la ilusión por volver a tu país. Con esta clave emocional nace este proyecto sin ánimo de lucro para ayudar a los miles de españoles que quieren volver.

Volvemos, el proyecto que busca empleo a españoles que quieren regresar a casa

El proyecto no tiene fines empresariales, solo busca ayudar a quien desea volver a su país. Foto: Cortesía de Volvemos

“Mucha gente llega sin haber trabajado antes o con una cultura laboral muy distinta. En la mayoría de los casos conociendo el idioma menos de lo que pensaba. Sin amigos, con un presupuesto limitado y sin saber por dónde empezar. Al final te adaptas, claro. Pero hay un momento en el que no te sientes ni de aquí ni de allí. Claro que te planteas regresar a tu país, pero son muchas cosas. Yo no me quejo, estoy bien. Pero está claro que al final siempre sueñas con volver a casa, ¡aunque sea para jubilarte!”.

Carlota lleva tres años en Londres trabajando en marketing y, en sus ratos libres, contando a través de vídeos desternillantes cómo es la vida de los emigrantes españoles y sus vueltas a casa por vacaciones. Asegura que tiene pensado seguir allí un tiempo, pero le parece “muy buena idea” poder ir consultando cómo está el mercado laboral de su sector en España para cuando se plantee que esa vuelta a casa sea definitiva. Cuenta para S Moda que se inscribirá en Volvemos un proyecto que se aleja del tono aséptico y burocrático de la búsqueda de empleo internacional para apelar a lo que sus promotores consideran una cuestión urgente de país: traer de vuelta el talento.

Como Carlota, Diego, Raúl y Sebastien también son –o han sido– emigrantes. Pero ellos ya han vivido el proceso de intentar volver y que no sea fácil. Diego Ruiz del Árbol es programador informático. Lleva una década en Berlín donde es muy conocido por la comunidad de españoles gracias a Berlunes, un magazine satírico digital dedicado a contar la vida de los españoles en la capital alemana. Tiene un buen trabajo y tanto él como su familia están perfectamente adaptados. Pero desearía volver. Raúl Gil también estuvo cuatro años en Alemania, y acabó colaborando en el apoyo a emigrantes desde La Red hasta que una oferta laboral lo trajo de vuelta a España. Y Sebastien Sanz es francés de orígenes españoles y está especializado en movilidad internacional, por lo que conoce bien los problemas de los procesos migratorios. “Decidir volver –dice Gil– es tan complicado como irse”. Llevaban meses con la idea de allanar ese arduo camino de vuelta y han comenzado por lo que, según ellos, debería ser el impulso esencial de la decisión: ofrecer a los jóvenes que se han ido un empleo que aproveche la ventaja competitiva que supone haber conocido otras culturas laborales.

Buscador de empleo para el retorno

Para lograrlo han ideado el primer buscador de empleo para el retorno que detecta ofertas de trabajo cuyas características se adecúen más al perfil de alguien que ha tenido una experiencia laboral en el extranjero. “El buscador está en fase beta porque nos parece muy interesante que los jóvenes que estén fuera participen y nos den sus opiniones y sugerencias de cómo podríamos mejorarlo. Parte de una lógica muy sencilla y evidente, quien ha salido fuera de España no solo ha aprendido un idioma sino otras formas de organizarse en el trabajo, una cultura laboral distinta que una vez de vuelta supone una ventaja en el mercado. Por ejemplo, una persona que haya trabajado diez años en Alemania podría ser un profesional muy valorado en empresas alemanas con sede en España o en empresas españolas con intereses en Alemania. Pero es algo que hasta ahora nadie se había propuesto”, señala Raúl Gil.

Ahora, afirman, es el momento en el que el retorno del capital humano perdido en estos años ha de ser un asunto prioritario en la agenda política, social y económica española. Señalan motivos que suenan más humanos y cálidos de lo que estamos acostumbrados a escuchar. En su web se habla en términos de esperanza, de dejar atrás la frustración y de volver a casa. Les preguntamos por ese tono emocional, tan propio de la sensibilidad post crisis, con el que escriben o hablan de su proyecto y contestan que “es inevitable porque lo hemos vivido y porque no se trata de un proyecto empresarial, sino de un proyecto sin ánimo de lucro con el que queremos ayudar a otros”.

Distintas administraciones y empresas ya conocen Volvemos y según nos cuentan la idea ha sido muy bien recibida porque, aunque en algunas comunidades ya hay iniciativas al respecto faltan propuestas de ámbito estatal que partan de un conocimiento real de lo que implica la decisión de volver.  Mientras Volvemos crece, sacan tiempo de donde pueden para darlo a conocer entre los expatriados, verdaderos protagonistas de su idea.

El próximo paso es presentarlo en las cuatro grandes ciudades europeas receptoras de españoles París, Londres, Bruselas y Berlín.  Y después solo el deseo de que los que vuelvan, lo hagan justo al revés de como contaba Carlota: habiendo trabajado fuera, dominando otro idioma, con más amigos, más presupuesto y, sobre todo, sabiendo por dónde empezar.

Etiquetas:
0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en App

    App S Moda

    También en App

    S Moda en Apple Store S Moda en Google Play S Moda en Kiosko y Más
  • Este mes en

    S Moda

    Último número de la revista

    Revista S Moda