Las mayores meteduras de pata de Mariló Montero

Del "ser transplantado acogiendo el alma" a confundir el Nilo con el Miño. La presentadora de 'Las mañanas de la 1' ha tenido fallos garrafales.

mariló montero
Foto: Cordon Press
147

1. “Esto no es como a los negritos”. Mariló ha criticado abiertamente el programa de Podemos. Pero no lo ha hecho exactamente con argumetos políticos sino con un comentario racista y totalmente fuera de lugar en el que aseguraba que para acabar con los desahucios no se puede dar “dinero como a los negritos sino enseñarles a labrar la tierra”.

2. El alma. Para la presentadora de Las mañanas de la 1 “no está cientifícamente comprobado, pero nunca se sabe si el alma está también transplantada con el órgano”. Era la conclusión que sacaba en su editorial sobre el caso de los asesinatos de El Salobral. El comentario le valió que el programa prescindiera de sus profundas reflexiones finales sobre la actualidad.

3. Los ríos. El Nilo, el Miño… para ella son lo mismo. Es que la presentadora ve muchos documentales de La 2 y por eso se confunde.

4. Asunta. “Si acababa de ser asesinada estaría blandita”. Es solo un ejemplo más de sus grandes aportaciones periodísticas sobre el asesinato de la niña Asunta Basterra. La cautela y la prudencia son las claves de la personalidad de la estrella de la televisión.

5. Los problemas de Borja. Hace unos meses detuvieron a un cura de Borja, el famoso pueblo del Ecce Homo, por supuestos abusos sexuales y blanqueo de capital. La navarra, mostrando que a teorías ‘conspiranoicas’ no la gana nadie, se preguntó entonces si la detención no sería una estrategia para atraer turistas al pueblo. Fernando Onega, colaborador del programa, le dijo atónito: “¿Estás diciendo que la Guardia Civil se ha prestado a una operación de este tipo?”.

6. El compañerismo. Impresionante es el respeto y la educación con la que la presentadora trata a sus compañeros en directo. No queremos saber cómo los tratará fuera de cámara. En el video interrumpe el trabajo del reportero y le hace preguntas impertinentes hasta humillarle públicamente.

7. ¿Anne, estás oxidada?. Pero sin duda fue con otra presentadora de televisión, Anne Igartiburu, con la que Mariló pudo probar lo buena compañera que es. En los mundos de Mariló lo normal cuando otra persona de la misma empresa comienza un proyecto nuevo es preguntarle en directo si se siente “oxidada” o si se ve capacitada para el puesto. Luego cuando no nota complicidad con ella suelta un “Ay hija parece que estás enfadada”. Lo dicho en los mundos de Mariló todo es distinto.

8. Los coches fúnebres. Cuando hay una muerte de por medio, en TVE debe temblar hasta el apuntador. Es cuando Mariló saca su lado de detective y hace preguntas realmente importantes para entender lo que sucede. Cuando murió Sara Montiel, la presentadora le preguntó a la reportera que cubría lel cortejo fúnebre: “¿Qué hay en el coche?”. Esta contestó: “Los restos mortales de la actriz”. Menos mal que Mariló lee la mente de los espectadores y resuelve lo que todo el mundo se está preguntando.

9. Los calamares gigantes. El museo del Calamar gigante en Luarca (Asturias) ha sido afectado recientemente por el temporal. Cuando el director del museo le cuenta los destrozos y la pérdida de especies de gran valor, la presentadora ilumina el plató con un: “¿Estaban vivos?”. El experto le cuenta que no, que estos animales viven a 2.200 metros de profundidad.  Luego la navarra compara el caso con el de una discoteca destrozada en San Sebastián también por el temporal porque para Mariló una discoteca y un museo son lo mismo. Ella es muy de comparar cosas que no tienen nada que ver.

10. Su amor a los espectadores. Si eres un humilde espectador de su programa y te dispones a llamar para participar en alguna sección debes tener en cuenta que te puede caer un broncón como este.

11. El toro de la Vega. Ahí donde hay polémica es donde la presentadora se pone más efusiva. Cuando las asociaciones protectoras de animales denunciaron la fiesta del Toro de la Vega por maltratar al animal ella la definió como “maravillosa”.

12. El “acto de amor” de Fran Rivera. Tras la polémica foto de Fran Rivera toreando con su hija en brazos, la presentadora comentó que la pequeña “no podía estar en mejores manos” y que la estampa “es un acto de amor, no hay nadie en este mundo que quiera más a esa criatura que ese padre”. Para terminar su mensaje de apoyo añadió: “lo puede volver a hacer, pero que no suba la foto”.

147

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?