La agónica batalla de Uniqlo para abrir en Barcelona

El duelo de macroespacios comerciales aumenta con el desembarco del competidor japonés de Inditex en el centro de la capital catalana.

Uniqlo

Dos de las propuestas de la colaboración de Christophe Lemaire con Uniqlo en 2016. Foto: Uniqlo

Ha costado casi una década, pero el pasado martes se hizo oficial: Uniqlo abre tienda en Barcelona. Lo hará este otoño en un local de unos 1.730 metros cuadrados en el número 18 de paseo de Gràcia. Conseguir la tienda que anteriormente ocupó la firma Levi’s ha sido una auténtica travesía por el desierto para el gigante japonés. Ha tenido que esperar ocho años (anunció el tanteo al mercado español cuando presentó resultados en 2009) y ha sido testigo de cómo mejoraban las pujas sus máximos competidores (Desigual e Inditex), que le han ido arrebetando los locales por los que se interesaba, especialmente en los últimos cuatro años. La búsqueda de un macroespacio en el centro turístico es vital para estas marcas, base de la motivación de este duelo entre grandes grupos.

Uniqlo

Así será el local de Uniqlo en el paseo de Gràcia barcelonés (esquina con Gran Via). Foto: Uniqlo

Fue a mediados de 2013 cuando Tadashi Yanai, fundador y presidente de Uniqlo (y hombre más rico de Japón) anunció que su objetivo para 2020 era desbancar a Inditex y convertirse en la empresa de retail más potente del planeta. También fue la fecha en la que intensificó sus interés por el mercado español en un respiro de la crisis. Fast Retailing –la matriz de Yanai a la que pertenece Uniqlo, junto J. Brand, Theory, Comptoir des Cotonniers y Helmut Lang–, volvió a apostar por el desembarco del buque insignia de la casa. Era el momento perfecto para que los básicos japoneses y la venerada ropa técnica de Uniqlo aterrizase en Barcelona.

En 2014 se interesó por un local en plaza Catalunya, en la antigua sede de Caja Madrid, pero Desigual hizo una mejor oferta para abrir un local de 3.000 metros cuadrados. Cuando la mítica tienda Vinçon anunció el cierre de su local en 2015 en la zona alta de paseo de Gràcia, fuentes inmobiliarias aseguran que los japoneses volvieron a la carga y se interesaron por este apreciado espacio modernista –es la antigua casa y estudio del pintor Ramon Casas–. Esa batalla la ganó Inditex. En ese local, comprometiéndose a restaurar el espacio con técnicos del Ayuntamiento, el gigante español ha colocado la tienda insignia de Massimo Dutti: 2.000 metros cuadrados con dos plantas y tecnología punta para atraer a los turistas que visitan la Pedrera.

Uniqlo

La tienda insignia de Massimo Dutti (que abrió sus puertas en octubre) también fue un local por el que se interesó, sin éxito, el gigante japonés. Foto: Massimo Dutti

Las apuestas también desprendían que Uniqlo finalmente se situaría en la plaza Catalunya, esta vez en la antigua sede del BBVA –un edificio histórico proyectado por el mismo arquitecto que construyó el Palacio Nacional de Montjuïc para la Exposición Internacional de 1929, el vasco Eugenio Pedro Cendoya–. Amancio Ortega lo resolvió comprando todo el edificio por unos 100 millones de euros  y abriendo las pasadas navidades una espectacular flagship de Zara. El español se adelantó, otra vez, a Yanai.

Emplazado en un edificio de la familia Valls Taberner, Inditex, según fuentes inmobiliarias, también se mostró interesado por los 1.700 metros cuadrados de la tienda que abrirá en otoño su competidor asiático. El gallego podría haber conquistado tres de las esquinas de la confluencia de Gran Via con paseo de Gràcia. A un lado, el ‘macrolocal’ de Zara que está reformando (pasará de los 2.500 metros cuadrados actuales a los 4.000), en otra esquina, el de Massimo Dutti y justo en la que no ocupa el nuevo H&M, otro local del gigante español. Pero Yanai, pese a los requirimientos que también ha impuesto el Ayuntamiento, finalmente podrá estrenar local en Barcelona. La moratoria de los hoteles del consistorio paralizó los planes de un hotel de la cadena Me en el edificio y con ella los planes de obra de la tienda, lo que incluso planteó un cambio de estrategia comercial a Madrid, pero el diálogo con las instituciones, intermediado por la consultora Busquets&Gàlvez, ha surtido efecto.

“La auténtica batalla, más que una guerra de marcas, es por el espacio. El centro de Barcelona es pequeño y ninguno de estos grandes grupos quiere locales inferiores a 2.000 metros cuadrados“, explica Miquel Laborde, de la consultora Laborde y Marcet, especializada en patrimonio, inversiones y retail.

Uniqlo

Fachada de la flagship de H&M en el número 11 de paseo de Gràcia. Foto: H&M

Uniqlo llegará en otoño y fuentes de la firma aseguran a S Moda que más allá de las razones “de creación e innovación” con las que justificaron su desembarco en la capital catalana en la escueta nota de prensa, también lo han hecho por el atractivo turístico y “los ocho millones de turistas anuales” que recibe la ciudad. “España es un mercado crucial para expandir nuestro negocio”, apuntan las mismas fuentes. “Con el país recuperándose de la crisis financiera, creemos ofrece excelentes oportunidades para Uniqlo”, añaden.

Las cosas, no obstante, no están yendo a Yanai como esperaba con su firma estrella. Los analistas no ven muy clara la expansión de Uniqlo en los suburbios estadounidenses, el año pasado los beneficios de Fast Retailing cayeron a la mitad y su fortuna sufrió un recorte de 4.800 millones de dólares. Aunque sigue siendo el más adinerado de su país, ocupa el puesto 57 de la lista Forbes, bastante alejado de la segunda posición de Ortega. Ahora podrá batirse con él, frente a frente, en una de las esquinas más comerciales de Barcelona.

Uniqlo

Lookbook de la colección de Christophe Lemaire para Uniqlo de la colección de esta primavera. Foto: Uniqlo

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en App

    App S Moda

    También en App

    S Moda en Apple Store S Moda en Google Play S Moda en Kiosko y Más
  • Este mes en

    S Moda

    Último número de la revista

    Revista S Moda