‘Calchemise’ o ‘Romphim’: la camisa con calzoncillo incorporado que arrasa

Esta original propuesta triplica los objetivos de venta en el país vecino y arrasa con una campaña de Kickstarter en Estados Unidos. ¿Llegará a las calles españolas?

romphim
Foto: Facebook Calchemise
73

Desde la Place de Vendôme hasta Montmartre hay miradas de asombro. ¿Qué es esa prenda tan rara que lucen los garçonnes? ¿Es una camisa? ¿Un mono masculino? ¿Un bañador de principios del siglo XX? Nada de lo anterior. Ha nacido la calchemise. Esta nueva tendencia que ya es un éxito de ventas en Francia quiere dar la vuelta al mundo. Y si en la cuna de la moda se han aplicado el cuento, debe ser que esta prenda viene dispuesta a formar parte del armario masculino. El furor por esta nueva interpretación de una camisa y un calzonzillo ha llegado hasta Kickstarter. En Estados Unidos lo han bautizado como ‘Romphim’. Para producirlo pedían en la plataforma de crowdfunding 10.000 dólares. En tan solo tres días han superado los 127.000 euros. Una buena prueba de que la prenda en cuestión podría tener un gran éxito comercial.

“Extravagancia disimulada” lo han bautizado los franceses, y su nombre comercial esta compuesto de la unión de Caleçon (Calzoncillo) + Chemise (camisa). Si los bodies están arrasando en el armario femenino, al hombre del siglo XXI tampoco se le saldrá la camisa del pantalón (sin necesidad de llevar cinturón). Más allá de la extravagancia de lucirla a pierna descubierta, la calchemise es una prenda práctica que combinada con pantalones es indetectable.

El visionario ingeniero Simon Fréour tuvo la brillante idea de aunar estas dos prendas –a principios de 2009– cuando apreció el problema de que las camisas permanezcan sin moverse en el sitio correcto. Muchos pensarán que se trata de un mono femenino que ha cambiado de género, pero sea como fuere, ha conquistado las ‘rues’ y pretende hacerse con las calles españolas.

calchemise3

“Clásico, elegante, hipster… la calchemise se adapta a todos los estilos”, afirma el creador de este peculiar invento. Y con esta premisa, ha superado todas las expectativas. Con un precio que oscila entre los 50 y 65 euros, la calchemise ya ha conseguido triplicar sus objetivos de venta.

Ahora tan solo nos preguntamos: ¿Debajo o encima? Imaginemos a abogados, empresarios y ejecutivos combinando este verano la calchemise con unos zapatos brocados y un maletín, yendo por cada uno de los rincones de la capital. ¿Con qué fin hay que tapar una parte de esta prenda tan original? ¿Arriesgado? Pensemos en Tom Hardy de esta guisa. Se acabaron las gomas del calzoncillo, simplemente abotónense bien la calchemise.

calchemise5

calchemise6

#shooting #calchemise #ruesaintemarthe

A post shared by Calchemise (@calchemise) on

#calchemise #interesting #french #fashion #proposition

A post shared by iolsi – Iolo Lewis Edwards (@iolsi) on

73

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?