Así es Bonpoint, la firma en la que gastó 627 euros en ropa de niño la infanta Cristina

La cadena francesa de moda infantil de gama alta es la preferida de las Kardashian, Kate Moss, Victoria Beckham o Angelina Jolie para vestir a sus hijas.

infanta
Foto: Cordon Press
11

Si parece que las mujeres poderosas han cambiado sus trajes de marca por ropa más o menos barata, lo mismo es porque le han pasado el testigo de los modelos exclusivos a sus retoños. Así, mientras la princesa Letizia apuesta últimamente por Zara o Mango y se decanta por marcas de gama media para vestir a sus hijas (ropa que luego le prestan a las primas Ortiz Rocasolano), la infanta Cristina prefiere uniformar a los suyos en la misma tienda en la que compran Suri Cruise o Harper Seven Beckham.

Bonpoint es una cadena francesa de moda de lujo para niños y preadolescentes. Fue fundada a mediados de los años setenta por los actuales dueños de una de las boutiques más chic de París, Merci: el matrimonio Cohen. Con establecimientos repartidos por más de 20 países, de Japón a Brasil pasando por Singapur, Kazajistán o Arabia Saudí, Bonpoint cuenta con tres puntos de venta en España; San Sebastián, Barcelona, y Madrid, donde además tiene un outlet. ¿Será una mera coincidencia que la tienda que tiene la marca en Ginebra se encuentre prácticamente pegada al nuevo domicilio de los Undargarin Borbón?

Con un diseño tan cuidado y actual como el de toda maison francesa de prêt-à-porter que se precie, detrás de todas sus colecciones se esconde su directora artística, Christine Innamorato, formada en el Esmod (Escuela Superior de Artes y Técnicas de la Moda) y con experiencia previa en Cacharel. Si bien de vez en cuando lanza ediciones especiales de camisetas, la mayoría de sus piezas se venden como únicas, confeccionadas con la misma atención al detalle y mimo que requiere el hecho a medida.

Los 627 euros que se gastó en 2006 la Infanta en el establecimiento barcelonés de la marca, sito en la parte alta de la ciudad, ¿para qué pudieron dar exactamente? Cualquiera de las prendas o productos (sombreros, bolsos, perfumes, jabones, velas, etc…) de sus líneas baby, niño o niña, ronda, de media, los 100 euros (lo más barato que tienen en su shop online es una caja de madera para guardar los dientes de leche que vale 6 euros). Sus patucos para recién nacido cuestan no menos de 70 euros; sus botitas para bebé tienen forma de manoletina, zapato masculino o bota après ski y rondan los 80. Unos calcetines básicos se cotizan a no menos de 30 y los gorros o bufandas, no bajan de los 150, lo mismo que te pueden costar un vestido o unos pantalones. Si nos vamos a la ropa de esquí (el deporte de invierno favorito de la Familia Real) los precios por un anorak o mono rozan los 400 euros.

Visto su refinadísimo estilo francés no es de extrañar que Bonpoint sea la firma preferida de las celebridades para engalanar a sus pimpollos. Antes de que a Suri Cruise le diera por los Loubotin, calzaba merceditas de la firma. Aunque también la hemos visto alguna que otra vez con alguno de sus abrigos. Las hijas menores de Jennifer Garner y Jessica Alba están abonadas a sus pichis y blusitas y las gemelas de Sarah Jessica Parker se abrigan con sus rebecas de punto.

Angelina Jolie, Kate Moss, Alessandra Ambrosio, Milla Jovovich, Allyson Hannigan o Kourtney Kardashian son otras de sus clientas habituales. Y si Kate Middleton hizo famosa la manta con la que presentó al mundo al príncipe Jorge, Victoria Beckham pudo hacer lo propio con los lacitos de Bonpoint que le ponía a la pequeña Harper Seven Beckham en sus primeros días de vida.

Beckham-Bonpoint

Los Beckham, con Brooklyn a la cabeza, saliendo de Bonpoint en Beverly Hills.

Cordon Press

Kate-Moss-Bonpoint

11

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?