18 tráilers que marcaron la historia del cine

Del primer King Kong al último episodio de Star Wars, estos son los avances que dejaron con la boca abierta (y salivando) a varias generaciones de espectadores.

trailer pelicula

Pese a que algunos cuentan más de lo debido, los tráilers siguen siendo la mejor herramienta para promocionar un filme.

Foto: Miramax
10


King Kong (1933)

El tráiler del clásico del cine fantástico fue pionero en atormentar a unos espectadores todavía muy ingenuos. Un imprescindible de la historia del cine no solo por el realismo del gorila de 16 metros que se encaramaba a lo alto del Empire State, también por el protagonista que desembarca en la isla de Kong para rodar una película, una de las primeras muestras de “cine dentro del cine”.

Ciudadano Kane (1941)

“¿Qué tal están, señoras y señores? Les habla Orson Welles desde el Mercury Theatre y lo que viene a continuación es un adelanto de nuestra primera película”. Con estas palabras daba paso el joven director a su ópera prima, la historia del magnate Charles Foster Kane que se convertiría en una de las mejores del séptimo arte.

Psicosis (1960)

¿Crees que los tráilers actuales de hasta tres minutos te destripan la película? Pues hubo un tiempo en el que estos avances podían durar hasta el doble, como el de la obra maestra de Alfred Hitchcock. Aquí es el propio y carismático cineasta el que va narrando la trama del filme y acompañándonos por las múltiples estancias del Bates Motel.

El Exorcista (1973)

Un impecable ejemplo sobre cómo transmitir la asfixiante atmósfera de la fundadora del cine de terror contemporáneo. En dos partes: la llegada del exorcista a la casa y una consecución de primeros planos de la joven poseída que continúa colándose en las pesadillas de los espectadores a día de hoy.

Alien: El Octavo Pasajero (1979)

Para la revista especializada Wired, el mejor de la historia. El avance del filme de Ridley Scott consigue capturar la atención con un in crescendo terrorífico gracias a la yuxtaposición de la banda sonora de Jerry Goldsmith y un montaje esquizofrénico. Un modelo copiado hasta la saciedad que concluye con el mítico eslogan: “En el espacio nadie puede oír tus gritos”.

El Resplandor (1980)

Un plano fijo del ascensor del Hotel Overlook. Los nombres de Kubrick, King y Nicholson. Una ola de sangre inunda la pantalla. ¿Necesitas algo más para comprar una entrada?

Regreso al futuro (1985)

Algunas de las piezas de la lista entran dentro del género teaser, es decir, un avance más corto que el tráiler rodado, a veces, antes incluso de que haya una sola imagen del filme. Uno de los más icónicos, este protagonizado por un chulesco Marty McFly avisándonos de su próximo viaje al futuro. En un DeLorean, claro.

Pulp Fiction (1994)

Lo que parece ser el avance de una película clásica, con esos títulos en blanco y negro que recuerdan la Palma de Oro cosechada en el Festival de Cannes, resultada abruptamente cercenada por los exaltados acordes del tema Misirlou. John Travolta, Uma Thurman, Samuel L. Jackson, Bruce Willis… El resto de la película ya te la sabes, ¿no?

Independence Day (1996)

Emitido durante los anuncios de la Super Bowl, este tráiler dejó tan boquiabiertos a los norteamericanos que se dice que al día siguiente se habló más de esta pieza que de los propios ganadores del partido (los Dallas Cowboys). El culpable: aquel ovni posado encima de la Casa Blanca y destruyéndola con un simple rayo de luz. Demasiado para la sensibilidad patriótica yankee.

Star Wars: Episodio I – La amenaza fantasma (1999)

Posiblemente, el tráiler más esperado de la historia del cine. La histeria con el regreso de la saga de George Lucas fue tal que en noviembre de 1998 cientos de personas hicieron cola alrededor de los cines para entrar a ver Conoces a Joe Black o El aguador. Pero no eran aquellos largometrajes su objetivo, sino el ansiado tráiler que en la época preinternet acompañaba aquellas proyecciones. Star Wars volvía 15 años después a la pantalla, la ocasión lo merecía.

Réquiem por un sueño (2000)

Cuando el estilo y universo de un cineasta es tan particular como el de Darren Aronofsky, la importancia del tráiler como billete de introducción al mismo es vital. El de Réquiem por un sueño es un ejemplo académico. En apenas minuto y medio descubrimos, fascinados, las particularidades en cuestión de narración, montaje o música del director de Brooklyn.

Los Increíbles (2004)

Difícil escoger solo uno de los geniales avances perpetrados por la compañía Pixar pero, en cuestión de economía y eficiencia narrativa, este se lleva la palma. Acompañando al estreno de Buscando a Nemo, las primeras imágenes de la desestructurada familia de superhéroes nos presentan el universo sin entrar en detalles dramáticos. Un hilarante cortometraje.

Juegos Secretos (2006)

El caso más claro en los últimos años de tráiler que mejora a la película que presenta. Kate Winslet, Patrick Wilson y Jennifer Collins protagonizan este drama cuyo avance se sirve del sonido de un tren cada vez más cercano para ilustrar el choque pasional entre los personajes. De visionado obligado en las escuelas de cine.

Monstruoso (2008)

En el cada vez anquilosado mundo del marketing cinematográfico, la apuesta de Paramount con este thriller de ciencia-ficción es encomiable. Un tráiler que muestra una fiesta en Nueva York el mismo día que algo ataca la ciudad. No sabemos nada sobre el argumento, ni siquiera el título del filme en cuestión. ¿Resultado? Hordas de cinéfilos divagando y teorizando, intentando obtener alguna información sobre lo que acababan de ver. Expectación, conseguida.

Donde viven los monstruos (2009)

El celebrado cuento infantil de Maurice Sendak fue llevado a la pantalla, después de numerosos intentos, por el cineasta de culto Spike Jonze. La expectación sobre el proyecto se multiplicó con esta pieza promocional que capta el espíritu del universo de fantasía de Max, el niño protagonista. El extraordinario tema Wake Up, que Arcade Fire grabaron de nuevo para la ocasión, tiene buena parte de la culpa.

La red social (2010)

¿Qué mejor que promocionar una película sobre Facebook que simular un diálogo entre sus fundadores (metralleta, al estilo Sorkin) en la propia red social? Triunfo para un David Fincher que cuenta con varios tráilers memorables en su filmografía (como este de Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres).

Mad Max: Furia en la carretera (2015)

“Mi mundo es fuego y sangre”. El septuagenario director George Miller reintrodujo a una nueva generación el universo Mad Max haciendo gala de un pulso frenético. Una orgía de explosiones, caos y persecuciones que deja imágenes para el recuerdo pero sin destripar ninguna escena clave de la película. Para muchos, el mejor avance de lo que llevamos de década.

Star Wars: Episodio VII – El despertar de la fuerza (2015)

El regreso de la franquicia galáctica cosechó una expectación solo comparable a La amenaza fantasma pero multiplicada por el poder de las redes. Durante varios días, Internet solo tuvo ojos (empañados) para el regreso del Halcón Milenario, el sable de luz de Kylo Ren y la fanfarria de John Williams. Potenciando, de paso, un género cada vez más de moda: la crítica del tráiler. Hasta aquí hemos llegado.

10

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?