40 bañadores que sacan lo mejor de ti

No hay trucos milagrosos para conseguir el cuerpo de Gisele en tiempo récord. Pero sí para aparentarlo.

Bañadores
59

AGÁRRATE QUE VIENEN CURVAS
Hay fórmulas clásicas que no fallan, como los colores oscuros y sin estampados. Pero los tiempos modernos han traído inventos que hacen del destape algo mucho menos escalofriante, empezando por tejidos de última generación que ponen todo en su sitio. Son la base de las líneas para chicas curvilíneas que muchas firmas han incorporado a sus colecciones –como Curvy de Calzedonia o Shape Sensation de Triumph–, y que ofrecen mayor soporte y moldean la silueta. Gracias a ellos los viejos mitos han caído, y ya no hay terreno vedado para las siluetas voluptuosas: escote bandeau –perfectos con ballenas y refuerzos–, frunces y drapeados –que, colocados en el lugar exacto, estilizan la silueta– e incluso los colores llamativos –con la tendencia neón a la cabeza–.
Pero si lo que buscas son trucos de estilismo, nada como los consejos de Coco Chanel. Mítica es su frase: “la moda es cuestión de proporciones”. Así que para equilibrar una silueta redonda, hay que añadir verticalidad con escotes halter y en V (cuanto más profundos, mejor), braguitas con cortes altos para alargar las piernas, bañadores con la espalda escotada y tirantes cruzados, estampados que se dibujen a lo largo.

Bañadores

Calzedonia (79 euros), Charlie by Matthew Zink (226 euros), Enfasis para El Corte Inglés (39,90 euros), Red Point (84 euros).

ESCOTE BAJO CONTROL
Mantener a raya un busto generoso no siempre es fácil… Por imposible que parezca, la apuesta común de los expertos es el escote halter. “Un escote en V alarga la silueta y disimula el volumen”, afirma Valérie Delafosse, diseñadora de la firma francesa Eres, conocida como “arquitecta del cuerpo” por sus diseños revolucionarios, que sustituyeron las ballenas y rellenos por cortes estratégicos y tejidos técnicos para moldear la silueta. Un valor añadido: “vivos anchos debajo del pecho”, asegura Belén Larruy, sucesora y directora creativa de Guillermina Baeza, que también apuesta por partes de arriba que incorporen “aro sin relleno y tirantes ajustables”, para no aportar más volumen pero sí sujeción. Aunque no todo queda en el corte. El consejo de la diseñadores Dolores Cortés: “evita abalorios y detalles que aporten volumen en la parte superior, y elige modelos en tonalidades oscuras”.

Bañadores

Como un pez en al agua (100 euros), dos Mares (c.p.v.), Twin Set (130 euros), Vix para Net-a-Porter (111 euros braguita, 117 euros el top).

DAR EL DO DE PECHO
Quién lo iba a decir. La clave para las que tienen el pecho pequeño es… centrar la atención en el escote. Y el relleno  de toda la vida no es la única opción. “Utiliza colores llamativos, estampados ópticos, tejidos con textura y todo tipo de abalorios –lentejuelas, volantes, pedrería, flecos– para aumentar visualmente el volumen”, explica Dolores Cortés. Además, puedes optar por todo tipo de escotes: halter, bandeau, triángulo e incluso el temido cortinilla (“perfectos para escotes pequeños”, confirma la diseñadora Nuria Sardá, de Andres Sardá, que no corren el riesgo de acabar enseñando más de la cuenta).
 

Bañadores

Andrés Sardá (140 euros), Calzedonia (59 euros), La Perla (c.p.v.), Norma Kamali para Net-a-Porter (400 euros).

RESPIRA… ¡SE ACABÓ METER TRIPA!
Cuando se trata de estilizar el talle, los trajes de baño se vuelven técnicos: tejidos con mayor granaje que actúan como una faja, drapeados y bandas estratégicas que consiguen un efecto vientre plano y refuerzos que sujetan el estómago. Pero no todo son bañadores de abuela: si eres incondicional del dos piezas, no tienes que abandonarlo, pero “elige braguitas de cintura más alta”, explica Dolores Cortés. Otra opción muy sexy que propone Guillermina Baeza: “trajes de baño con escotes pronunciados”, para dirigir las miradas allí donde queremos.

Bañadores

Dolores Cortés (c.p.v.), Oysho (25,99 euros), Stella McCartney (395 euros), Topshop (35 euros).

CUANDO “ATLÉTICA” NO ES UN PIROPO
No es coincidencia que Cameron Díaz no se separe de los vestidos palabra de honor para deslumbrar en la alfombra roja. “Los tops bandeau, y mejor aún en colores llamativos,
compensan una espalda robusta y unos hombros marcados, típicos de los cuerpos muy atléticos”, confirma Úrsula Lake, creadora de la firma de culto inglesa Violet Lake. Un aliciente perfecto para atreverse con los colores neón más descarados y los cortes high-tech de la tendencia deportiva, dos de las propuestas que más fuerte están pegando esta temporada.

Bañadores

Silver by Gottex (98 euros), IKKS (55 euros el top y 55 euros la braguita), Tommy Hilfiger (69,90 euros), Violet Lake (65 euros la braguita y 70 euros el top).

SI SHAKIRA LUCE CADERA, NOSOTRAS TAMBIÉN
“El peor error es tapar demasiado lo que nos acompleja”, dice Nuria Sardá. “Solo conseguimos remarcarlo más”. Y nuestro comité de expertos lo secunda. Descartados quedan por unanimidad los shorts –que acortan la pierna– y las partes de abajo con corte alto –a lo Vigilantes de la Playa–. Pero si nos guiamos por los modelos que lucen algunos cuerpos con caderas famosas (como las de Shakira o Kim Kardashian), las braguitas atadas con lazos y detalles en los laterales disimulan, sin eliminar por completo las curvas.
¿Un extra? El color block es la maniobra de distracción perfecta: los tonos oscuros en la parte de abajo disimulan, mientras los más llamativos –con detalles brillantes, abalorios y estampados, aún mejor– centran la atención en la parte superior. Y en esa línea, el olvidado tankini puede ser un gran aliado.

Bañadores

Dolores Cortés (70 euros), dos Mares (c.p.v.), Jets by Jessica Allen (140 euros), H&M (4,95 euros cada pieza).

ESCOTES QUE DESAFÍAN LA GRAVEDAD
Aquí aplican las mismas fórmulas que a la hora de elegir sujetador, una asignatura pendiente para las españolas (alrededor del 80% de las mujeres lleva una talla equivocada, pero eso es otro tema). Lo que debes buscar: “copas preformadas (que pueden tener o no relleno, dependiendo de si queremos crear la apariencia de un pecho más voluminoso o no), aros y tirantes anchos“, aconseja Belén Larruy. Todo en nombre de la sujeción. Los tops atados al cuello y tipo balconett son los mejores aliados, pero el palabra de honor no está prohibido, “siempre y cuando incorpore tirantes para reforzar la sujeción”, explica el equipo de Triumph.
 

Bañadores

Agent Provocateur (180 euros la braguita y 220 euros el top), Charlie by Matthew Zink para Net-a-Porter (209 euros), Pepe Jeans (55 euros), Nice Things (55 euros).

EFECTO KILOMÉTRICO BOOMER = PIERNAS INTERMINABLES
Ni shorts enormes ni bragas brasileñas diminutas. En el punto medio está el equilibrio. Parece una enseñanza zen, pero es la clave para conseguir las piernas de Adriana Karembeau (al menos a efectos visuales). “Un corte alto en la pierna, pero nada por encima del hueso de la cadera, afina los muslos”, afirma la estilista norteamericana Julie Weiss. Las braguitas con lazada son, según el equipo de Triumph y la diseñadora Dolores Cortés, el equivalente a unos buenos tacones para sumar centímetros en la playa. La prueba: Elle McPherson, que se anuda el biquini a la cadera para sacar a relucir las extremidades que le hicieron famosa.

Bañadores

Asos (43 euros), Claudia Schiffer (295 euros), Gillermina Baeza (105 euros), Norma Kamali para Net-a-Porter (1.711 euros).

DE NIÑA A MUJER… O CÓMO SACARSE CURVAS DE LA MANGA
Otra paradoja del mundo de la moda: si eres delgada, lo mejor es optar por bañadores enteros. La razón: permiten “dar” forma a la silueta, sobre todo los triquinis. “Los patrones en forma de S, con cortes y aperturas, marcan la cintura”, afirma Dolores Cortés, que es el secreto para definir la silueta femenina (bien lo sabían las pin-up de los años 50).
Pero si no quieres renunciar al biquini, también tienes opciones. “Las braguitas bajas y atadas en los lados dan forma a las caderas”, explica Guillermina Baeza. Y todo lo que aporte volumen en la parte superior, de abalorios y volantes a colores brillantes y tejidos con relieve, es bien recibido para sumar tallas de sujetador visualmente.
 

MEDIR 1'80 NO SIEMPRE ES UNA BENDICIÓN
La prueba: Megan Fox, Paris Hilton o Miranda Kerr, que corren en peligro de parecer cerillas si no eligen el biquini adecuado. Por contraproducente que parezca, la solución es acortar el talle. Un trabajo perfecto para “tanquinis y bañadores de una pieza con detalles llamativos bajo el pecho que reduzcan visualmente el talle”, explica la estilista Julie Weiss. Otra opción: “biquinis de talle alto tipo años 50, que además hacen que las piernas parezcan más largas”, explica la célebre diseñadora de baño Melissa Odabash. Prohibidos: los escotes en V. Parecerás aún más larga.

Bañadores

Golden Point (24,90 euros la braguita y 31,90 euros el top), H&M (24,95 euros), Urban Outfitters (37 euros), Yves Saint Laurent (350 euros).

59

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?