Cómo ha conseguido Gigi Hadid ser la modelo del momento

Todos la quieren fichar, es el nuevo ángel de Victoria's Secret y una de las 'instamodels' más veneradas. Así se ha convertido en tiempo récord en la top más buscada.

Cómo ha conseguido Gigi Hadid ser la modelo del momento

Así posaba para 'S Moda' en octubre del año pasado. Foto: Henrique Gendre

Hace unos meses el nombre de Gigi Hadid sonaba a chino al público general. El pasado mes de mayo la edición británica de Vogue se preguntaba Who’s that Girl? (¿quién es esa chica?) y decenas de medios especializados empezaban a alimentar poco a poco la extensa lista de editoriales, reportajes y artículos que a día de hoy acumula la modelo. Aunque Hadid ya fue portada de S Moda en octubre de 2014 –una apuesta fuerte por su carrera cuando aún no era el centro de atención de la industria–, un buen puñado de logros (entre ellos convertirse en ángel de Victoria’s Secret) separan a la prometedora sensación que posaba para Henrique Gendre hace un año de la supermodelo en la que se ha convertido a día de hoy. Porque si sigue vigente el título de ‘top’, al nivel en que lo ostentaban Claudia Schiffer o Naomi Campbell en los 90, no hay duda de que Gigi Hadid es una de ellas. Pero no una más. Sus medidas y su actitud la hacen diferente a las supermodelos más veneradas de la era Instagram (Kendall Jenner, Karlie Kloss y compañía).

Analizamos qué ha convertido a esta joven de 20 años en la chica a la que todos los diseñadores, revistas y marcas quieren fichar (y por qué su salario anual supera los 3 millones de dólares).

Tiene curvas, las luce orgullosa y sabe cómo rentabilizarlas

“Represento un tipo de cuerpo que antes no estaba representado en la moda, y me siento afortunada por ser apoyada por diseñadores, estilistas y editores. Estamos en 2015. Pero si vosotros no sois de esas personas, no explotéis vuestra rabia contra mí. Sí, tengo tetas, tengo abdominales, tengo culo, tengo muslos, pero no estoy pidiendo un trato especial”, escribió la modelo en respuesta a los comentarios que criticaban su cuerpo curvilíneo en su perfil social.

Su manifiesto, además de callar bocas y generar debate, fue la estrategia perfecta –planificada o no– para aumentar su popularidad y convertirla en viral. Muchos descubrieron a Hadid como la “modelo que defiende las curvas” y su nombre llegó a los titulares de diarios generalistas que, de otro modo, probablemente no habrían hablado de ella. No en vano los seguidores de su Instagram han crecido como la espuma las últimas semanas. Antes de colgar su proclama contaba con unos seis millones de ‘followers’. Cinco semanas y veintipocas publicaciones después, su número de fans ha crecido casi hasta los ocho millones. No hay duda de que la modelo supo hacerle un Shake it off a loshaters al tiempo que gestionaba las críticas a su favor.

La modelo posando en la campaña fall 2014 de Sisley.

La modelo posando en la campaña fall 2014 de Sisley. Foto: Sisley

Es el nuevo ángel de Victoria’s Secret

Hace unos días la firma lencera anunciaba su último fichaje: Gigi Hadid. La modelo se emocionaba al recibir la noticia y afirmaba que uno de sus mayores sueños en el mundo de la moda acababa de hacerse realidad. Aunque su explosividad se adecua a los cánones de la casa, sus medidas (86-63-89) superan las de sus compañeras de casting y mayoría de las modelos profesionales (por poner algunos ejemplos: las de Lily Aldridge son 79-59-84, Miranda Kerr mide 81-61-86 y la española Blanca Padilla, 79-60-89). Esto confirma el poderío de Hadid al tiempo que levanta polvareda.

Su compañera Blanca Padilla decía hace unos días que las firmas solo aceptan las curvas si eres muy famosa. “Si yo no estoy perfecta, no trabajo. Gigi Hadid, sí”, sentenció. “Estoy muy a favor de lo que ha dicho Gigi Hadid –refiriéndose al escrito en el que defendía su cuerpo– pero al mismo tiempo tiene que haber igualdad. Porque si yo me presento con sus medidas a hacer Fashion Week, me mandan a mi casa; no como a ella. ¿No será por los millones de seguidores que tiene en las redes sociales?”.

A la izquierda, en una campaña de Maybelline. A la derecha, posando para Max Mara.

A la izquierda, en una campaña de Maybelline. A la derecha, posando para Max Mara. Foto: Maybelline / Max Mara

Pertenece a la era de las ‘instamodels’

Si en algo tiene razón Blanca Padilla es en que los seguidores de Hadid en redes sociales le otorgan un poder que la coloca por encima de sus compañeras de profesión. Y ella lo sabe muy bien: “Los diseñadores valoran cuántos seguidores tienes antes de decidir si cuentan contigo. Ser activa en Instagram es una de las partes más importantes de la labor de la embajadora de una marca. Las firmas buscan un rostro que se identifique (y se relacione) con el público al que quieren atraer”, aseguraba la modelo en una entrevista aS Moda.

Sus casi ocho millones de seguidores en Instagram la convierten en una de las modelos más veneradas de la red social. Aunque aún camine lejos de los 40 millones que recluta Kendall Jenner, ya supera al resto de maniquíes más queridas de la red (Karlie Kloss, Alessandra Ambrossio, Lilly Aldridge o Jourdan Dunn se sitúan varios millones de ‘followers’ por debajo). Y esa fuerte presencia digital expresada en forma de ‘me gustas’ se traduce en más popularidad y más trabajo. No en vano sus fans virtuales llevaban tiempo haciendo ruido para solicitar a Victoria’s Secret su fichaje.

Todos (absolutamente todos) la quieren fichar

En menos de dos años la hemos visto desfilar para Chanel, Balmain, Marc Jacobs, Versace, Dolce & Gabbana o Jeremy Scott (por poner solo algunos ejemplos), protagonizar las campañas de Tom Ford, Max Mara, Maybelline, Sisley o Guess y copar las portadas de numerosas ediciones internacionales de Vogue, Elle, W Magazine oHarper’s Bazaar. Pero Hadid tiene algo que atrae al lujo (y a sus exigentes consumidoras) a la par que cautiva al low cost (y al heterogéneo grupo que lo consume). Así se justifica que sea el rostro de Topshop esta temporada y una de las protagonistas de la colección cápsula del gigante sueco H&M en colaboración con Balmain (no podía faltar teniendo en cuenta que también es musa indiscutible de Olivier Rousteing, director creativo de la casa francesa).

Las mejores firmas quieren contar con ella en sus desfiles. En la imagen desfilando para Tommy Hilfiger, Versace y Dolce & Gabbana.

Las mejores firmas quieren contar con ella en sus desfiles. En la imagen desfilando para Tommy Hilfiger, Versace y Dolce & Gabbana. Foto: Imaxtree

Viene de una familia palestina muy poderosa

Si Kendall Jenner le debe parte de su popularidad a su televisivo clan y el apellido Delevingne también tuvo algo que ver en la rápida ascensión a los altares de Cara y Poppy, con Hadid ocurre tres cuartos de lo mismo. Es hija de Yolanda Foster (exmodelo y estrella del reality The Real Housewives of Beverly Hills, una serie que desde 2010 muestra el día a día de seis amas de casa desesperadamente ricas) y del palestino Mohamed Hadid, un empresario cuya fortuna se estima en los 200 millones de dólares.

A pesar de que afirme que hace dos años su vida era como la de cualquier otra estudiante de secundaria, lo cierto es que su vinculación con los medios y el mundo del espectáculo desde la cuna le dan ciertas ventajas y muchas tablas. Con solo dos años fue descubierta por Paul Marciano de Guess y durante su infancia protagonizó varias campañas para la línea ‘Baby’ de la firma estadounidense además de dejarse caer en algún capítulo delreality de su madre. Aunque abandonó su precoz carrera como modelo para formarse (estudia Psicología Criminal), Guess no dudó en volver a ficharla en 2012 en una de sus primeras apariciones adultas.

Tiene una hermana pequeña (casi) tan talentosa como ella

Bella Hadid, de 19 años, tiene todas las papeletas para convertirse en una estrella a la altura de su hermana. Su trayectoria, aún más corta que la de Gigi, no le ha impedido desfilar para Tom Ford, Marc Jacobs, Diane Von Furstenberg o Burberry Prorsum. Verla posando junto a su hermana en la campaña de Balmain para esta temporada atrajo la atención de la industria. Ese fue el punto de inflexión en su incipiente currículo en el que quizá podría figurar pronto el título de ángel de Victoria’s Secret. No en vano, ha protagonizado una de las campañas de la línea Pink de la firma lencera y su novio, el cantante The Weeknd, pondrá la banda sonora al próximo desfile de la marca. ¿Casualidad?

Su hermana, Bella Hadid, también viene dispuesta a pisar fuerte en el mundo de la moda. Así posaron juntas para Balmain.

Su hermana, Bella Hadid, también viene dispuesta a pisar fuerte en el mundo de la moda. Así posaron juntas para Balmain. Foto: Balmain

Sabe cómo rodearse (y sus cameos lo confirman)

Ser amiga de Taylor Swift, fenómeno musical del año, reina de la viralidad y una de las personas más influyentes en internet, según Time, da muchos puntos. Y si esa relación desemboca en un cameo en uno de los videoclips más esperados, la cosa se pone aún más interesante. La modelo se coló en el clip de Bad Blood, estrenado a bombo y platillo en los pasados Billboard Music Awards, y aumentó su popularidad bailando con el resto de chicas del momento (desde Lena Dunham hasta Karlie Kloss pasando por Cara Delevingne, Jessica Alba y hasta Cindy Crawford).

Poco después su talento volvía a conjugarse con su buena relación con Swift y la modelo se convirtió en la protagonista del videoclip de How Deeep Is Your Love del archiconocido productor (y novio de Taylor, claro) Calvin Harris. Por si fuera poco, Hadid sale con Joe Jonas, ex miembro de los Jonas Brothers.

Taylor Swift, Karlie Kloss o Lily Aldridge figuran entre su influyente grupo de amigas.

Taylor Swift, Karlie Kloss o Lily Aldridge figuran entre su influyente grupo de amigas. Foto: Getty

Y todo esto, ¿en cuantos ceros se traduce?

Sorprendentemente su viralidad internetera, sus seguidores en redes sociales y la pasión que los directores creativos sienten por su melena rubia aún no la sitúan en la lista de lasmodelos mejor pagadas en 2015 que ha publicado Forbes. Sus compañeras Kendall Jenner, Alessandra Ambrossio, Jourdan Dunn o Karlie Kloss (por poner algunos ejemplos) sí se cuelan en la nómina. No obstante, Hadid se quedó a las puertas. Según la publicación, la modelo podría cobrar algo menos de 3 millones y medio de dólares al año. Una cantidad nada desdeñable que el ‘fenómeno Hadid’ promete inflar.

Gigi ha protagonizado numerosas portadas internacionales. En la imagen, en las cubiertas de 'S Moda' y 'Vogue España'.

Gigi ha protagonizado numerosas portadas internacionales. En la imagen, en las cubiertas de ‘S Moda’ y ‘Vogue España’. Foto: 'S Moda' / 'Vogue España'

Karlie Kloss y Gigi Hadid antes del desfile otoño-invierno 2015/2016 de Dolce & Gabbana.

Karlie Kloss y Gigi Hadid antes del desfile otoño-invierno 2015/2016 de Dolce & Gabbana. Foto: Imaxtree

????

Una foto publicada por Gigi Hadid (@gigihadid) el

 

  ????   Una foto publicada por Gigi Hadid (@gigihadid) el

 

 

  @GUESS then & now ????????   Una foto publicada por Gigi Hadid (@gigihadid) el

 

 

  throwback to when my mamma was the only stylist and photographer in my life ???? @yolandahfoster   Una foto publicada por Gigi Hadid (@gigihadid) el

 

???????? @seafollyaustralia #seafolly

Una foto publicada por Gigi Hadid (@gigihadid) el

 

  Maybe it’s…   Una foto publicada por Gigi Hadid (@gigihadid) el

 

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en App

    App S Moda

    También en App

    S Moda en Apple Store S Moda en Google Play S Moda en Kiosko y Más
  • Este mes en

    S Moda

    Último número de la revista

    Revista S Moda