Guía práctica para poner un nombre raro a tu hijo (igual que las celebrities)

Bradley Cooper e Irina Shayk son los últimos en sumarse a la tendencia de escoger nombres 'poco' comunes para su descendencia.

Irina Shayk

Irina Shayk y Bradley Cooper han llamado a su hija Lea de Seine Shayk Cooper (las teoría apuntan que el 'de Sein' haría referencia al río Sena).

Foto: Getty
23

(Esta noticia fue inicalmente publicada el 25 de marzo de 2015 y actualizada el 11 de abril de 2017).

Jessica Paré acaba de parir un género musical. Ashton Kutcher y Mila Kunis ponen a su hija un nombre idiota. Zoe Saldana da a luz a unos modernos de m****a. No lo decimos nosotros, lo dice Leah Finnegan, la artífice de la sección Baby name critic de Gawker, uno de esos rincones de la red en los que reírse con mucha mala leche de las estrambóticas decisiones que toman los famosos a la hora de poner nombres a sus hijos. De material, lo que se dice material para regodearse cínicamente con el tema, Finnegan va sobrada. Es bien sabido que en el mundo del artisteo y de las power couples, el nivel de rareza a la hora de bautizar a tu descendencia deberá ser proporcional al de tu codiciada fama.

En ese universo en el que ellas nunca llevarán medias (llueva, truene o se conviertan chorros de agua en volcanes de hielo en Nueva York), en ese mundo en el que se come barro para ‘estar sana’ (Shailene Woodley), se dan baños de vapor vaginales como método ‘detox’ (Gwyneth Paltrow) o se alimenta a los hijos masticando la comida y pasándola a su boca a lo ‘mamá-pájaro’ (Alicia Silverstone) existe una regla no escrita que dicta que jamás de los jamases llamarás a tu hijo de la misma forma que lo hace el pueblo llano. Para ponerse en situación, aquí van cuatro cómodas claves para emular a las estrellas en esto del bautizo a sus cachorros:

1) Geolocaliza a tu bebé:

Haz como Bradley Cooper o Irina Shayk, que han decidido llamar a su hija Lea de Seine Shayk Cooper (todas la teorías apuntan a que el de Seine podría hacer referencia al río Sena de París). O Gwen Stefani, que quiso rendir homenaje a sus rincones favoritos con dos de sus hijos. Zuma Nesta Rock responde, en parte, a Zuma Beach de Malibú y Kingston James McGregor llegó en honor a la capital jamaicana. Ashlee Simpson llamó a su hijo Bronx Mowgli y Bono puso a su hija Memphis Eve. Eso sí, nadie puede igualar a la reina de la geolocalización: North West (Noroeste), la niña más codiciada de los front rows e hija de Kanye West y Kim Kardashian. (Aunque Nori, como la llama afectuasemente su padre, no tiene nada que hacer en esto del nombre compuesto con gancho. Para traca, el nombre de la hija del actor de la serie Numb3rs, Rob Morrow, que llamo a su hija Tu, es decir: Tu Morrow –fonéticamente: “mañana”–).

North West

North West, hija del viento (y de Kim Kardashian y Kanye West), rechazando una ofrenda de Alia Wang en el desfile de Alexander Wang.

Getty

2) Martiriza su futuro con crisis de identidad: lo último es cambiar de género

Blake Lively, la ex pija de Gossip Girl y mujer que más pronto se recupera de un embarazo, ha decidido llamar James a la hija que acaba de tener con Ryan Reynolds. Lo confirmó esta misma semana el orgulloso padre en el Today Show, tras meses de rumores en los que él quiso animar el cotarro de los nombres excéntricos apuntando a que barajaban Excalibur Anaconda y otros se regodeaban con la posibilidad de encontrarnos con un bebé llamado Wallpaper. Al final, la heredera de la aspirante a Gwyneth Paltrow en esto del negocio del lifestyle se ha quedado con un nombre tradicional, pero para niños, claro. No vayamos a convertir a su pequeña estrella en una más de la lista.

En este plan también están Mila Kunis y Ashton Kutcher, que han llamado a su hija Wyatt Isabelle. “Wyatt Isabelle: es como vestir botas de cowboy con un picardías”, ilustraba Finnegan en su columna. Al parecer, y según contó el padre en el show de Conan O’Brien, el nombre masculino llegó por inspiración divina a Kutcher después de que una pareja les “robase el nombre” a mitad del embarazo y se pasase una tarde post partido de los Lakers pensando en nombres-objeto (sí, tipo ‘puerta’, ‘cartel’, ‘señal’ y demás). Como es mejor Wyatt que Silla, los padres se apresuraron en registrar todos los dominios posibles (Instagram y Twitter incluidos) para evitar posibles páginas porno con el nombre de la pequeña.

Mila Kunis Ashton Kutcher

Mila Kunis y Aston Kutcher han llamado a su pequeña Wyatt Isabelle. Getty

3) Asúmelo, tu hijo no es una persona:

Gwyneth Paltrow y Chris Martin, alérgicos al divorcio y creadores de la desconexión consciente, no defraudaron cuando llamaron a su hija Apple (Manzana) y abrazaron las posibilidades infinitas que ofrece el universo gastronómico en los nombres propios. El reino animal tocó su cénit con los Bear (Oso) que repitieron Kate Winslet y Alicia Silverstone para su progenie. Antes tuvimos esa chanante genialidad que se marcó Michael Jackson cuando a su hijo Prince Michael Jackson II decidió arrebatarle toda la rimbobancia de su título mayestático para apodarlo Blanket (Mantita). (Ojo que los nombres ‘reales’ vienen con fuerza: Kourtney Kardashian, princesa de reality televisivo, acaba de llamar a su hijo Reign Aston Disick).

Ahora tenemos a Jessica Paré, Megan en Mad Men, que acaba de dar a luz y llega con fuerza optando por inaugurar, como bien indicábamos al inicio del texto, la sección de “género musical” en el bautismo de bebés: su hijo se llama Blues Anthony Kastner.

Nuestro favorito, sin contrincante ni rival en el horizonte, es el hijo de la actriz Shanyn Sossamon (hermana de una de las Warpaint). Revolucionando el libro de familia, el mito noventero del celuloide llamó a su hijo Audio Science. Audio Science Clayton. Así, sin motivo aparente y para alegría de futuro bullying escolar. Ella aclaró que quería “una palabra y no un nombre”.

Jessica Pare

Jessica Paré y su marido, John Kastner (líder de la banda hardcore punk Asexuals) Getty

4) Para qué pensar en nombres que existen, invéntatelo

Zoe Saldana y su marido Marco Perego (aspirante a recuperar el brío del ya extinto pelazo a lo Jared Leto) no quieren gastar saliva al llamar a uno de sus retoños y han decidido honrar a uno de sus gemelos con el nombre de Cy (el otro se llama Bowie). Steven Spielberg ya apuntó maneras cuando llamó a su hija Destry o los Brangelina con Maddox. Los que no se comieron mucho la cabeza fueron Tea Leoni y David Duchovny, el inolvidable Mulder de Expediente X y follador empedernido de Californication, que llamaron a su hijo Kyd (niño, fonéticamente). Para qué complicarse si solo hay que cambiarle una letra para ser ingenioso. Claro que el ingenio no hará tanta gracia cuando el afectado roce la cincuentena y le sigan recordando a todas horas que solo es un mocoso.

Zoe Saldana

Cy: Zoe Saldana y Marco Perego no se complican con el nombre de uno de sus gemelos (el otro se llama Bowie).

Getty

23

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?